Los parques muestran el duro paso de la sequía

Las zonas verdes de Caracas se pintan de amarillo motivado a la intensa sequía que las agobia. Parques como el Zoológico de Caricuao, El Pinar Alí Primera, el Generalísimo Francisco de Miranda y el Jardín Botánico, perdieron su exótica vegetación y se tornaron con aspecto desértico.

En el caso del Jardín Botánico los visitantes añoran su particular esplendor. “Esto era un oasis en la capital”, comentó la visitante María Rodríguez, quien señaló: “ahora da dolor venir y ver cómo se ha perdido la gran mayoría de la vegetación”.

Este espacio de recreación presenta grandes dificultades, puesto que no cuentan con el servicio de agua potable desde hace tres años, el riego lo realizan a través de una conexión artesanal desde la Universidad Central de Venezuela. Los trabajadores del espacio indican que existe un acueducto “pero no hay agua”, con la sequía la situación se complejiza porque poseen especies de plantas que requieren de riego continúo como las bromelias, aves del paraíso y las orquídeas.

Por las dificultades presentadas se restringió el acceso al público a solo medio día. Reiteran que la grama del jardín está muerta, la que se tenía sembrada era la especie San Agustín, la cual necesita riego constante. Motivado a la estación y a la falta del servicio del agua, se han muerto especies que tenían más de 35 años, entre ellas destacan las palmeras y el árbol de Guatos.

“En los últimos años hemos perdido mucho de la colección de bromelias”, afirmó un empleado. Los trabajadores del Jardín se las ingenian para conectar mangueras para poder abarcar grandes extensiones del parque, sin embargo afirman que “con la toma artesanal regamos las plantas una vez a la semana, cuando requieren riego dos horas al día”, recalcaron. Árboles claman por agua.

En el Generalísimo Francisco de Miranda, mejor conocido Parque del Este, las áreas que dan hacia el estacionamiento y el parque Bolívar, muchas tienen sus árboles secos. Empleados señalaron que solo hay tres bombas de agua funcionando, lo que dificulta el sistema de riego del espacio recreativo, además explicaron que se riega por secciones pero que el sol es inclemente.

“El parque parece un desierto, creo que se murió toda la grama, solo veo tierra amarilla”, comentó la usuaria Alejandra Suárez.

En el Zoológico Caricuao también se encuentra reseco. Los visitantes sostuvieron que al pegar la brisa se levanta el polvero. Los espacios del Parque Zoológico El Pinar, en El Paraíso, tienen algunos árboles y otros que necesitan agua y cariñito. “Es necesario que los encargados apliquen un plan de mejoras, que incluya el mantenimiento y riego constante de los árboles, aunque hay agua en este momento muchas plantas están secas”, afirmó una usuaria del lugar situado en la Cota 905.

ENLACES PATROCINADOS

 
				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>