InicioMás VidaMisión Vivienda es la bandera de la Revolución

Misión Vivienda es la bandera de la Revolución

El programa social alcanzó el hito 5 millones y se espera que se construyan otras 3 millones para 2030|

Una verdadera Revolución está enfocada en hacer de lo extraordinario algo cotidiano. Esa fue la premisa que originó hace 13 años el surgimiento de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), que hace unos días celebró el hito 5 millones desde su creación.

Aunque el programa social fue creado por el comandante Hugo Chávez, es uno de los logros bandera del Gobierno Bolivariano y que ha asumido cabalmente el presidente Nicolás Maduro.

El pasado jueves 6 de junio, durante la entrega de la vivienda 5 millones, en el urbanismo Che Guevara, ubicado en el estado Lara, el jefe de Estado llamó a la militancia a un debate para alcanzar la meta de 3 millones de nuevas viviendas para el año 2030.

“Yo sabía que este día iba a llegar. Nos hicieron la guerra, pero a la Gran Misión Vivienda Venezuela no pudieron detenerla. Seguimos adelante, perseverando y persistiendo”, afirmó el primer mandatario con alegría durante la adjudicación del espacio habitacional.

Deuda heredada

Tras la caída de Marcos Pérez Jiménez y con la llegada de la democracia puntofijista de AD y Copei, las grandes masas fueron asentándose en las laderas de los cerros de manera improvisada en los 60 y durante los 40 años subsiguientes.

Tal como ilustraba Alí Primera en su tema Techos de cartón, ante la inexistencia de políticas habitacionales, el pueblo venezolano tuvo que hacer frente a su propia realidad.

Es así como surgieron las barriadas caraqueñas, conformadas por casas improvisadas con cualquier tipo de material, entre ellos madera y zinc. Con el tiempo, las viviendas comenzaron a hacerse de otra clase de materiales más resistentes, como arcilla y cemento, pero aún así, estaban desprovistas de servicios públicos.

En entrevista con Últimas Noticias, Francisco “Farruco” Sesto, exministro para la Transformación Revolucionaria de la Gran Caracas, describió el panorama en materia de vivienda que tuvo que enfrentar el comandante Hugo Chávez con la llegada de la Revolución.

Explicó que tras el deslave ocurrido en 2010 en Caracas y La Guaira, donde perdieron sus viviendas alrededor de 32 mil 500 personas, el Gobierno nacional se vio en la necesidad de reorganizar los recursos y crear la gran misión, con el firme propósito de hacer frente a la emergencia nacional.

“Él (Chávez) tenía la experiencia del deslave de Vargas en el 99. Fueron personas que se mudaron al interior del país y no se adaptaron, tenían problemas de trabajo”, afirmó.

Es en ese momento cuando surge la idea de impulsar el reordenamiento de la ciudad para dar respuesta a la población, en primer lugar, aquella que había sido afectada por las vaguadas.

Para ello fue necesario emprender una verdadera revolución y con ayuda de la inteligencia social ubicar terrenos y espacios en la ciudad que estuviesen subutilizados.

“La tesis era que todo el que viviera en Caracas podía seguir viviendo allí (…) Él decía: ‘yo paso por la avenida Sucre y veo unos galpones, esos pueden estar en la parte de abajo y en lo más alto podrían haber edificios. Allí habían muchos espacios’. Él me dijo: ‘Farruco, lo que tanto hemos hablado, ahora es momento de ponerlo en práctica’”, rememoró.

Al respecto, Ricardo Molina, actual diputado a la Asamblea Nacional y exministro de Vivienda, explicó que para lograr ese reordenamiento de la ciudad era necesario que la GMVV tomara como vértice fundamental el acceso al suelo urbano.

“Muchas familias se vieron obligadas a construir en terrenos poco factibles para vivir, incluso las políticas gubernamentales de la Cuarta República tendían a utilizar esos terrenos lejos de las áreas de servicio en zonas de riesgo, sin acceso al transporte, al trabajo cercano”, subrayó.

Espacios dignos

La tesis que sostiene la GMVV es ofrecer espacios habitacionales dignos que cuenten con servicios básicos para el disfrute de sus habitantes.

“Se dispusieron los mejores terrenos en zonas realmente urbanas, con todos los servicios públicos, con educación, con salud, para poder construir”, afirmó Molina.

Es allí cuando el Poder Popular juega un papel fundamental, a través de la creación de colectivos de base llamados Organización de Vivienda Venezolanos. “Estas son familias que se organizan para procurar terreno para trabajar en su proyecto, incluso participar en procesos productivos o constructivos”, resaltó.

Para garantizar el acceso de la población a las viviendas edificadas a través de este programa social, fue necesaria la creación de un mecanismo que pudiera destinar recursos y materiales para la construcción, además de un plataforma crediticia; es así como surge Construpatria.

“El comandante Chávez dijo: ‘con los créditos hipotecarios usuales con intereses exorbitantes es imposible, debemos crear mecanismos financieros a los que el pueblo tenga acceso, con créditos a largo plazo’. Y se hicieron una cantidad de modificaciones para que la gente pudiera comprar esas viviendas, pero también impulsar la producción de materiales de construcción”, destacó.

Continuar el legado

Recientemente el presidente Maduro anunció la fusión de las grandes misiones Vivienda Venezuela y Barrio Nuevo Barrio Tricolor, como una estrategia para garantizar la continuidad al proyecto de Chávez en materia habitacional.

“Esa es la clave de nosotros; el mundo se pregunta ¿cómo han podido resistir 930 sanciones? Porque nos reinventamos, nos hacemos una reingeniería, creamos cosas nuevas para cumplir esa meta”, recalcó el mandatario durante la entrega de la vivienda 5 millones.
En ese orden de ideas, el exministro para la Transformación Revolucionaria de la Gran Caracas elogió el temple que ha tenido el jefe de Estado al continuar con la Gran Misión Vivienda Venezuela a pesar de las sanciones impuestas por el Gobierno de Estados Unidos.
“El presidente Maduro nunca ha soltado la Gran Misión Vivienda Venezuela. Con una guerra económica no se pueden importar ascensores, era una guerra integral, absoluta contra nuestro pueblo y él ahí está, no dejó que se apagara esa llama”, expresó Sesto.

Derecho

Con la Carta Magna de 1999 se le otorga rango constitucional al derecho a la vivienda, por lo cual el Estado debe adquirir el compromiso de garantizar a los venezolanos el acceso a techos dignos.

En ese orden de ideas y con el surgimiento de la Gran Misión Vivienda Venezuela, en 2012 se crea el Órgano Superior del Sistema Nacional de Vivienda y Hábitat, adscrito a la Presidencia de la República, el cual tiene como fin el establecimiento de las políticas públicas en los ámbitos nacional, regional y municipal para el desarrollo habitacional.

Asimismo, este organismo se encarga de las actividades de planificación, seguimiento y control de la GMVV para mejorar el hábitat de los principales centros urbanos del país.

Este órgano está conformado por el presidente de la República, los ministerios para el desarrollo territorial y el jefe de Gobierno de Distrito Capital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí