Nuevos síntomas, variantes y tratamientos del covid surgen en el mundo

Foto: AFP

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el 11 de marzo de 2020 el nuevo coronavirus denominado Covid-19 como una pandemia. A un año de aquel anuncio el virus que ha infectado a casi 120 millones de personas en el mundo, ha logrado mutar y generar nuevas cepas y síntomas que mantienen a científicos en constante análisis para evitar una reinfección mundial.

Desde que comenzó la transmisión masiva del coronavirus a finales de 2019 actualmente en el mundo existen tres variantes del covid-19 esparciéndose con mayor facilidad como la variante Kent de Reino Unido N501Y detectada en Brasil y Sudáfrica; la B.1.351 de éste último país y desde finales de noviembre de 2020 la P.1 de Brasil

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Sao Paulo, La Universidad de Oxford; y el Imperial College London reveló que la variante del SARS-CoV-2 encontrada en Brasil y denominada P.1 puede evadir la inmunidad adquirida en personas por infecciones previas.

La P.1 -una de las variantes que más preocupa a nivel internacional- se ha esparcido por 20 naciones y los científicos que participan en el trabajo referenciado, secuenciaron el virus y encontraron 17 mutaciones de la variante, lo que ellos explican como “un número inusualmente grande” a diferencia del resto.

Esto se debe a que entre las mutaciones hay una constante y es que afectan la proteína de pico para entrar con mayor facilidad a las células. Gracias a este hallazgo, se ha determinado que la variante se registra desde noviembre pasado en Manaos, Brasil.

Reseña el texto más reciente del estudio, que los datos dejan en evidencia; una cepa más transmisible y más evasiva de las anteriormente conocidas por lo que es dos veces más transmisible que el Covid-19.

Sobre las variantes del Reino Unido y Sudáfrica, los avances en estudios indican que al igual que la P.1 tienen mutaciones en la espícula como la N501Y, presente en las tres variantes, y la E484K, encontrada en la de Sudáfrica y en la que circula en Brasil.

Estas mutaciones arrojan que la N501Y puede tornar al SARS-CoV-2 más transmisible pero no hay indicios de que la mutación cause síntomas más graves; y la E484K, ha demostrado que obstaculiza la acción de los anticuerpos, que podría impactar en la eficacia de las vacunas actuales.

Recientemente, un estudio desarrollado en Brasil, reveló que un paciente puede infectarse con dos variantes del Covid-19 al mismo tiempo debido a la carga viral alta de las variantes del SARS-CoV-2.

Este hallazgo se produjo de 92 muestras recolectadas de personas infectadas a finales de noviembre de 2020 en el estado de Rio Grande do Sul, al sur de Brasil; allí se identificaron a dos pacientes de 30 años contagiados por la variante B.1.1.28 (E484 K), surgida en Río de Janeiro, y al mismo tiempo dieron positivo para las variantes B.1.1.248 o B.1.91 del virus.

Estos fueron los dos únicos casos reportados con las dos variantes y cuyos portadores solo presentaron síntomas leves y se recuperaron sin pasar por hospitalización. Los investigadores desconocen si este descubrimiento implica una mayor transmisión del patógeno.

“Estas coinfecciones son reflejo de la alta circulación simultánea de diferentes linajes del virus en un espacio geográfico determinado”, explicó Fernando Spilki,  virólogo de la Universidad Feevale, en el estado de Rio Grande do Sul y coautor del estudio publicado en Virus Research y citado por el portal web de noticias y análisis de ciencia SciDev.Net.

Sobre la novedad brasileña la viróloga del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de Universidad de Chile, Vivian Luchsinger, explicó a SciDev.Net que no existen pruebas que determinen si un paciente pueda transmitir ambas cepas y la frecuencia de la coinfección que probablemente esté ocurriendo ahora.

La OMS reseña en su sitio web que los virus cambian para sobrevivir y reproducirse lo que hace que sus variaciones sean exitosas y se vuelvan dominantes, escenario que se busca evitar, especialmente con la P.1.

(CALIFORNIA)

Nuevos síntomas del Covid-19

La OMS y otros organismos internacionales publicaron en estudios inmediatos al surgimiento de la pandemia una lista de síntomas habituales en pacientes con Covid-19 que han ido variando con la aparición de nuevas cepas.

Una persona puede sospechar de la presencia del virus en su cuerpo al presentar los clásicos síntomas como fiebre, tos seca, cansancio, molestias y dolores de huesos, dolor de garganta, diarrea, conjuntivitis, dolor de cabeza, pérdida del sentido del olfato o del gusto, erupciones cutáneas o pérdida del color en los dedos de las manos o de los pies

Entre los síntomas graves se registran la dificultad para respirar o sensación de falta de aire, dolor o presión en el pecho e incapacidad para hablar o moverse. Estos son los ya identificados por la población mundial.

Sin embargo, existen otros signos que se manifiestan en los pacientes con Covid-19 y que han sido descubiertos recientemente en análisis como el publicado por investigadores del Hospital Universitario La Paz y de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) de la Comunidad de Madrid.

El trabajo citado por el sitio web Enfermeria21 explica que de 666  pacientes que ingresaron en abril de 2020 al centro médico de campaña en IFEMA presentaron alteraciones como aumento del tamaño de la lengua y depapilación en parches, que son zonas de la lengua más lisas que pueden ocasionar la pérdida del gusto.

Otro síntoma registrado en la alteración en las palmas de las manos y plantas de pies, con una sensación de ardor y manchas rojas, y en algunos pacientes se produjo descamación o  aparición de pequeñas manchas, todos indicativos de Covid-19.

Entre los síntomas identificados en meses recientes están cinco tipos de lesiones cutáneas susceptibles de ser las primeras manifestaciones asociadas al Covid-19 en un estudio dirigido por el Servicio de Anatomía Patológica del Hospital 12 de Octubre, ubicado en Madrid, en el que se reseña la presencia de partículas virales de la infección por SARS-CoV-2 en la piel.

Para ello, se analizaron 25 muestras recogidas entre el 20 de marzo y el 25 de abril de 2020, durante la primera ola de la pandemia, en pacientes de 7 a 13 años y de 28 a 83.

Además, se ha asociado al virus la aparición de halitosis en pacientes que antes no la padecían, y la explicación refiere que se debe a la afectación directa de la mucosa oral por el SARS-CoV-2 o indirectamente a la destrucción de glándulas salivares y boca seca, en el infectado.

Tratamientos clásicos y actuales

Aunque existen diversas vacunas desarrolladas por naciones como Estados Unidos (EE.UU.), China y Rusia, para controlar el coronavirus, los tratamientos con fórmulas farmacéuticas ya existentes antes de la pandemia y destinados a otras enfermedades continúan aplicándose junto a otras alternativas que se han ido sumando para calmar los síntomas.

Como dato revelador del impacto social y económico que ha generado la búsqueda de medicinas contra el Covid-19, antes del desarrollo de las vacunas; alrededor de 2.840 millones de yuanes – cerca de 434 millones de dólares- se gastaron en facturas médicas relacionadas con el tratamiento, solo en China, según un informe publicado por la Administración Nacional de Seguridad Sanitaria de ese país, y citado por la agencia de noticias Xinhua.

Científicos en Italia, desarrollan el denominado tratamiento Siena, una terapia que deriva de la sangre de personas que se han recuperado; y se basa en 453 anticuerpos diferentes. Los avances refieren que se debe administrar una sola inyección en lugar de una infusión prolongada, que ha sido la norma para medicamentos similares.

Los ensayos clínicos de unas 3 mil dosis producidas hasta ahora comenzaron en Italia el jueves 4 de marzo, y su lanzamiento para uso general podría aprobarse a partir del agosto.

Asimismo, el Remdesivir sigue siendo uno de los tratamientos más calificados y es un medicamento antiviral formulado por la empresa estadounidense Gilead; aprobado por su regulador sanitario FDA desde mayo de 2020 como uso de emergencia y primer tratamiento contra el Covid19; y desde octubre se amplió la autorización.

La inyección de remdesivir se usa para tratar la enfermedad por coronavirus causada por el SARS-CoV-2 en adultos y niños de 12 años o más que pesan al menos 88 libras (40 kg) y que han sido hospitalizados.

Remdesivir ha sido aprobado en 50 países, entre ellos Japón, Corea del sur y la Unión Europea, y actualmente continúa aplicándose.

El médico internista y director del Instituto de Medicina Funcional e Integral, de Lima, Perú, Marco Carvajal, en un trabajo publicado por El Comercio, precisó que un paciente puede tomar paracetamol cuando la fiebre es muy alta, pues si se toma cuando es leve, el sistema de defensa del cuerpo no funcionará contra el virus, pues el objetivo de la fiebre es que el cuerpo responda ante el virus. 

Mitos con prescripción

Aunque se ha comprobado que los antibióticos usados contra el Covid-19 solo disminuyen la respuesta inflamatoria asociada a la enfermedad, medicamentos como la dexametasona se deben reservar sólo para los enfermos que más la necesitan, pues no es conveniente acumular existencias de este fármaco, señala la OMS en su manual de Consejos para la Población.

Por otra parte, los estudios demostraron que la hidroxicloroquina no produce efectos clínicos beneficiosos en el tratamiento, pero aún así, fue empleado a principios de pandemia para aliviar dolores y reducir la mortalidad.

“En general, se considera que es seguro tomar hidroxicloroquina o cloroquina para tratar el paludismo y las enfermedades autoinmunes”, refiere la OMS.

Una idea que rodó en el colectivo mundial a inicios fue el consumo de suplementos de vitaminas y minerales que más tarde, la OMS aclaró que no curan el Covid-19. 

“Los micronutrientes, como las vitaminas D y C o el zinc, son fundamentales para el buen funcionamiento del sistema inmunológico y desempeñan un papel vital para la salud y el bienestar nutricional. En la actualidad, no hay ninguna indicación sobre el uso de suplementos de micronutrientes como tratamiento para el Covid-19”, indica el organismo.

A estos tratamientos se suman las recomendaciones generales de los organismos sanitarios en el mundo como el consumo abundante de agua entre seis a ocho vasos al día; una dieta blanda y el reposo para evitar complicaciones.

Si una persona presenta síntomas de la enfermedad y no vive solo, la Mayo Clinic de EE.UU. recomienda aislarse del resto de la familia u otras personas. Esto significa comer solo en un cuarto, usar un baño separado y abrir las ventanas del hogar para que circule el aire.

También, ventilar y desinfectar las áreas comunes en el hogar y finalmente el uso de la mascarilla que aunque no previene la propagación del coronavirus, ayuda a contenerlo.

La voz de la OMS

La principal causa de muerte en naciones como EE.UU., fueron a causa del Covid-19 según datos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

“Este virus podría llevarlos [a los jóvenes] al hospital durante semanas o incluso matarlos”, dijo en marzo de 2020 el director general de la OMS, Tedros Adhanom.

Hasta entonces,  el coronavirus ha infectado a casi 120 millones de personas ha producido más de dos millones de decesos y se han recuperado casi 94 millones de pacientes.

Aunque la ciencia avanza junto a los cambios del coronavirus y la tendencia a contagios habían disminuido recientemente, Adhanom, recomendó no bajar la guardia en países de Europa, América, Oriente Medio y el sur de Asia, donde se relajaron medidas.

Señaló que en África y Asia Oriental las curvas se mantienen estables, pese a las variantes; por lo que la OMS está tratando de determinar las posibles causas detrás de los aumentos.

Advirtió, esta semana, que no escuchar las sugerencias facilitó que el nuevo coronavirus se propagara rápidamente hasta alcanzar la cifra actual de casi 120 millones de casos confirmados. “El 11 de marzo no fue el momento en que encendimos el máximo nivel de alarma, ese momento fue el 30 de enero, cuando declare la emergencia sanitaria mundial”, expresó Adhanom en declaraciones recientes a la prensa internacional, reiterando que en ese momento solo existían 100 casos identificados fuera de China, y ahora el escenario invita a la población mundial a no descuidarse.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>