InicioMás VidaPadecimientos intestinales podrían ocasionar otras enfermedades

Padecimientos intestinales podrían ocasionar otras enfermedades

Aunque algunos trastornos digestivos son crónicos, se pueden contrarrestar con medicamentos y buena alimentación

Las Enfermedades de Inflamacion Intestinal (EII) son un trastorno autoinmune que genera una inflamación crónica en el colon y el intestino delgado, que puede aumentar el riesgo de padecer otras afecciones.

Ante esto, el Grupo Médico Santa Paula recomienda asistir a chequeos periódicos para descartar algún padecimiento más grave. Las EII deben ser controladas mediante tratamientos y hábitos sanos, así como recibir un seguimiento endoscópico para mejorar la calidad de vida de quienes las padecen.

La gastroenteróloga Rosmary Maza, integrante del Grupo, explicó que EII se clasifican en dos tipos, y ambos producen generalmente una respuesta inmunológica anormal en los pacientes: la enfermedad de Crohn, que afecta desde la boca hasta el ano, y la rectocolitis ulcerosa (RCU), que produce lesiones inflamatorias crónicas en el colon y el recto.

Consultas especializadas

Maza explicó que para diagnosticarlas se requiere la consulta especializada con el fin de evaluar al paciente y sus síntomas, y por lo general se solicitan estudios de diagnóstico como laboratorio y evaluaciones de imágenes, tales como tomografía, endoscopias (tanto gastroscopia como colonoscopia, que son las pruebas específicas que permiten tomar muestras para realizar un diagnóstico por biopsia). También se puede utilizar cápsula endoscópica, que ayuda a diagnosticar enfermedad de Crohn en el intestino delgado.

La experta mencionó que el cigarrillo y el alcohol son dos de las principales causas que vulneran el sistema digestivo. A su vez, el estrés y los antescedentes familiares son otros de los factores de riesgo.

Complicaciones

Patologías como la anemia y el cáncer de colon podrían desembocar en dichas afecciones intestinales por lo que el seguimiento endoscópico y su control regular es fundamental. Agregó que estos padecimientos también presentan complicaciones propias, como la estenosis intestinal y las fístulas, en el caso de la enfermedad de Crohn, que en diversos casos amerita cirugía.

Adicionalmente, quienes sufren de hinchazón en el intestino podrían llegar a evacuar de 8 a 10 veces al día. No conforme con esto, también hay riesgo de padecer dolor instestinal intenso que dificulta y, en situaciones extremas, impide realizar actividades de la vida cotidiana.

Cambios de hábito y medicamentos

El tratamiento para contrarrestar los efectos de las EII suponen la ingesta de fármacos, específicamente esteroides y medicamentos inmunomoduladores.

Al mismo tiempo, los cambios en el estilo de vida son cruciales: por ejemplo, consumir alimentos ricos en fibra y evitar productos lácteos y manejo del estrés.

Finalmente, aplicar el uso de probióticos en ciertos casos, ya que estos “contribuyen a controlar la inflamación crónica y a tener una flora intestinal saludable”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí