InicioMás VidaPolicía Comunal medió en reyerta por una tubería en Ciudad Tiuna

Policía Comunal medió en reyerta por una tubería en Ciudad Tiuna

Un hombre taponeó tubo de la vecina por no pagar aporte al urbanismo Simón Rodríguez

Los arreglos en el hogar, si no se realizan con las medidas y permisos correspondientes, pueden provocar problemas de convivencia entre las personas que cohabitan en una comunidad. Un hecho de este tipo ocurrió en el urbanismo Simón Rodríguez, situado en el complejo habitacional Ciudad Tiuna, entre las parroquias El Valle y Coche del municipio Libertador, en Caracas, donde la reparación de un tubo de agua potable causó perturbaciones en el apartamento de al lado.

Una mujer acudió el pasado marzo al Servicio de Policía Comunal del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana (Cpnb), en la alcabala 3 de Fuerte Tiuna, cerca del antiguo Mercal de la urbanización Longaray, en El Valle, para dar a conocer que, durante los trabajos en la red de tubería de su vecina, sin previo aviso ni permiso, le colocaron un tapón a la suya, dejándola así sin el acceso al vital líquido.

En una entrevista con Últimas Noticias, el inspector del Cpnb, Walter Bolívar, quien también es coordinador del servicio de Policía Comunal en Ciudad Tiuna, recordó que la afectada narró que el problema comenzó cuando a su vecina se le rompió un tubo en el apartamento y, por tanto, se vio en la obligación de contratar a un plomero. Añadió que el obrero resultó ser un vecino de ambas, quien vive en el piso inferior, justo debajo de la vivienda de la mujer perjudicada.

El hombre, para reparar el tubo de quien solicitó sus servicios, tuvo que picar el de la otra vecina porque necesitaba hacer un empate. En ese aspecto, Bolívar explicó que cada vivienda tiene una tubería que se conecta a la red principal.

“Él picó las dos tuberías. Arregló la de la señora que lo contrató y a la otra, quien no tenía ningún tipo de problema en la tubería, le colocó un tapón. Entonces ahí hay una perturbación de parte del señor al negarle el vital líquido a la señora”, expuso.

La mujer alegó que ambos vecinos actuaron con malicia para causarle la afectación. Ante lo expuesto, los funcionarios del servicio decidieron citar a los involucrados a la Sala de Mediación y Resolución de Conflictos para conocer más detalles del caso y buscar una solución que generara un buen ámbito de convivencia entre los residentes de Simón Rodríguez.

Mediación

Los protagonistas del problema asistieron a la convocatoria en la oficina del servicio del Policía Comunal de Ciudad Tiuna. Los afectados expresaron que la señora les habló de forma violenta y, por tanto, se desencadenaron discusiones que no pararon ese día.

Por su parte, la otra señora declaró que, al momento de encararlo, el señor le contestó que no se quejara porque, de igual forma, ella no pagaba el aporte social al Comité Multifamiliar de Gestión (CMG) que tienen los urbanismos de la Gran Misión Vivienda Venezuela. Agregó que él le manifestó que ya que ella posee un local comercial debería encargarse de costear el arreglo de su tubo.

“De esta forma quedó en evidencia que ellos confabularon para quitarle el agua a su vecina, aprovechándose de la ocasión y tomando la justicia por sus manos para vengarse de que la señora no daba ningún aporte social al comité”, expuso.
El jefe del servicio en Ciudad Tiuna explicó que el dinero que se entrega a los comités es destinado al pago de los servicios públicos como agua y luz. Es decir, que el recaudo se le abona a la Corpoelec y a Hidrocapital.

Ambos solicitantes argumentaron que la mujer era una mala persona y que no tenía buen convivir. Esta acción “me llevó a llamarles la atención, indicándoles que su forma de ser no tiene que ver con lo que ellos hicieron. Que en este caso las malas personas son ellos por, prácticamente, clausurarle la toma de agua”, puntualizó.

En vista de que el inspector les hizo darse cuenta de que no debieron referirse de esta forma a la ciudadana, los ciudadanos bajaron la guardia con su vecina y los tres decidieron llegar a acuerdos para solventar el inconveniente.

Acuerdos

Los habitantes de Simón Rodríguez llegaron a buenos términos en el espacio de mediación. En ese sentido, los dos causantes de las perturbaciones le pidieron disculpas a la señora por los daños generados. Además, al siguiente día de la conciliación, el ciudadano le hizo los respectivos arreglos a la red de agua potable.

Todos se comprometieron a no hostigarse ni difamarse, así como a no involucrar a terceras personas en el conflicto ya solventado, a menos que la situación lo amerite.
Tampoco deberán violar lo acordado o serán remitidos al Ministerio Público para que les aplique las debidas sanciones.

Ordenanza

Los miembros de las comunidades caraqueñas tienen que cumplir con el artículo 15 de la Ordenanza para la Convivencia Ciudadana, el Civismo y la Justicia de Paz Comunal del municipio Libertador, el cual establece los deberes de las relaciones vecinales.
El artículo consta de seis puntos que deben respetar los residentes de la capital. En ese aspecto, el número 2 estipula que todos tienen que ser solidarios con sus vecinos, manteniendo un trato de respeto y cordialidad en beneficio de la colectividad.

Entretanto, el 3 indica que es necesario “observar las normas establecidas sobre urbanismo y construcción, al realizar alguna obra de construcción, ampliación, remodelación, adecuación, reparación, demolición de edificaciones o de vivienda, adoptando las medidas de seguridad y precauciones necesarias para minimizar riesgos en la comunidad, así como para evitar que los residuos afecten al vecindario y al alcantarillado público”.

Convivencia, civismo y paz

Para fomentar el civismo y la paz comunal, la Ordenanza para la Convivencia Ciudadana, el Civismo y la Justicia de Paz Comunal del municipio Libertador, señala, en el primero de doce puntos establecidos en su artículo 13, que los habitantes, visitantes y transeúntes de la ciudad deben asumir una conducta ética y de civismo, evitando cualquier acción, omisión o manifestación contraria al orden público, al respeto por las personas y a sus bienes, en consideración, tolerancia y reconocimiento de sus derechos.

Entretanto, en el 5 se estipula que se tienen que evitar las conductas o actividades que causen molestias o alteraciones a la paz social, reguladas por ella u otras normativas legales vigentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí