Polvo del Sahara estará en el país por más de 96 horas

Aproximadamente durante unas 96 horas se sentirá la presencia del Polvo del Sahara en gran parte del territorio venezolano, informó a través de sus redes sociales el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh).

El ente afirmó en uno de sus mensajes que este fenómeno consiste en la reducción de la humedad, además de limitar notablemente la visibilidad horizontal.

El organismo detalló en sus redes sociales que la llegada del polvo sahariano se produjo por la zona oriental del país, lo que reducirá la calidad del aire y la visibilidad horizontal.

“Persisten concentraciones leves a moderadas del polvo sahariano en el país, especialmente en la porción oriental, se prevé llegue este material particulado, hasta la franja norte costera y central venezolana, las próximas 48 horas”, difundió el ente ayer en twitter.

De acuerdo al Laboratorio Oceanográfico y Meteorológico del Atlántico, ubicado en Miami, este fenómeno consiste en el desplazamiento de una masa de aire muy seca y cargada de polvo que se forma sobre el desierto del Sahara en la primavera, durante el verano y temprano en el otoño, y se mueve usualmente hacia el océano Atlántico Norte cada tres a cinco días.

Esta capa de polvo puede extenderse verticalmente entre 1.500 a 6.000 metros de altura en la troposfera y está relacionada con cantidades grandes de aire seco, puesto que no contiene agua en forma alguna.

¿Qué es el polvo del Sahara?

Es un polvillo seco que contiene arena y micropartículas de minerales y partículas de suciedad. Se forma sobre el Desierto del Sahara a finales de la primavera, durante el verano y cuando inicia el otoño. Puede llegar a ser uno de los elementos que permite la formación de ciclones tropicales, según refieren medios digitales.

Asimismo, se conoció que este polvo es nocivo para la salud puesto que afecta principalmente a personas con problemas respiratorios. Las consecuencias van relacionadas a rinitis alérgica, secreción nasal, irritación en los ojos y en el caso las personas con asma, se puede presentar una crisis.

A cuidarse

La Organización Mundial de la Salud advirtió con preocupación que el polvo del Sahara contiene bacterias, mercurio, virus, hierro y pesticidas, es por ello que las personas que sufren de problemas respiratorios ahora se ven no solo amenazadas por el covid-19, sino por esta polvareda.

“Estas tormentas, cuando logran concentrarse y alcanzar áreas pobladas de Europa y América, pueden provocar la aparición de alergias y crisis asmáticas en muchas personas”, indicó la OMS.

Agregó que cuando ocurren estas polvaredas es común que se reporten casos de gripes o alergias en las personas. “Pueden haber sido provocadas por el contacto con partículas de origen biológico”, aseguran.

Asimismo, la comunidad científica reveló la conexión entre el desierto cálido más grande del planeta, el Sahara, y la mayor masa forestal de la Tierra, el Amazonas. Las nubes de polvo que salen desde África son capaces de cruzar el Atlántico y viajan cargadas de elementos como el fósforo, nitrógeno, potasio, calcio y hierro, que cuando se depositan sobre la selva amazónica ayudan a fertilizar el suelo.

Destacaron que cada año se precipitan unas 180 millones de toneladas. La arena del desierto cruza el océano empujado por los vientos alisios de componente este, los mismos que afirman llevaron a Colón hasta América.

Recomendaciones de la OMS

  • Uso del tapabocas. Si no dispone de uno a la mano, debe cubrirse nariz y boca con un paño húmedo.
  • Evite salir de casa. Adultos mayores, niños y embarazadas deben mantenerse en casa durante las concentraciones de polvo para prevenir alguna enfermedad respiratoria.
  • No dejar recipientes de agua limpia destapados. Evite que se contaminen las reservas de agua con las polvaredas que ocasiona la nube del desierto de Sahara. 
  • Lavese ojos y manos.   En caso de tener alguna sensación extraña en los ojos, use abundante agua para lavarse.
  • Utilice lentes como una barrera para protegerse los ojos del polvo.
  • Cierre las ventanas. No permita que se genere una circulación de aire entre las ventanas. Mantenga las principales cerradas.
  • Cubrir los suelos con un poco de agua al momento de barrer para no levantar polvo.

Con información de Marliery Gorrín y Andyvell Román

ENLACES PATROCINADOS