Pozos son una opción para tener agua en casa

Foto: Fausto Torrealba

Ante los problemas permanentes en el servicio de agua potable en el país, las aguas subterráneas se han convertido en una alternativa para contar con el líquido las 24 horas y los 365 días del año. Esto ha aumentado la demanda de construcción de pozos de aguas en el territorio nacional, transformándose en una solución estructural hidrológica.

Fernando Vidaure, jefe de la empresa Perforaciones Vidalva, señala que en Caracas, desde hace tres años conjuntos residenciales y empresas han incrementado la solicitud para la perforación de pozos. En el año 2019, realizaron 32 pozos en la capital, con una solicitud de construcción de tres a cuatro pozos por mes.

Recientemente, a finales del mes de mayo, Vidaure junto a su equipo perforó uno de estos pozos en la calle Las Trinitarias de La Campiña, que será administrado por Pdvsa, pero también beneficiará a los vecinos del conjunto residencial Petar Floral Park, tal y como lo acordó la empresa con Asocartagena.

La estructura, con un aproximado entre 80 y 90 metros de profundidad, incluye un suministro de electricidad, el sistema de extracción de una bomba eléctrica vertical sumergible, que debe funcionar permanentemente, y la tubería de salida del agua en la boca superior del pozo.

Los vecinos deberán adecuar una tubería que surtan a los edificios, costos que correrán por parte de los residentes. Expertos en el área recomiendan realizar un estudio del agua para determinar su calidad y luego construir un pequeño ramal, que consiste en colocar un tubo a lo largo de la acera que rodea el edificio de Pdvsa y conectarla a los tanques, para así poder contar con el vital líquido cada segundo.

¿Cómo se hace? De acuerdo con lo establecido en el Reglamento de la Ley de Aguas, publicado en el Decreto N° 3.367, de fecha 12 de abril de 2018, la persona natural o jurídica debe presentar ante el Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo un estudio hidrogeológico para obtener el permiso de sondeo exploratorio, que incluye la perforación del terreno para buscar el agua subterránea.

Pdvsa armó pozo en La Campiña para la empresa y vecinos. f. torrealba

Desde el año 2008, Geonarf Consultor es una de las empresas que ofrecen el servicio hidrogeológico en el territorio nacional. Su director Nelson Rojas, ingeniero geólogo, indica que realizan un estudio de geofísica eléctrica, a través del cual se determina las características del terreno y. si cuenta con agua subterránea que pueda ser aprovechada.

Explica que utilizan un resistidimentro, un equipo geofísico que inyecta corriente al subsuelo a través de unos electrodos de acero inoxidables que son clavados en el terreno, con el fin de determinar las receptividades de las capas del terreno y del subsuelo, y a su vez las capas freáticas donde se almacena el agua subterránea.

Rojas, quien también tiene un postgrado en hidrología, señala que el estudio existen tres métodos para hacer el estudio de sondeos eléctricos verticales: Schlumberger, dipolo-dipolo y Wenner.

En ese sentido, detalla que para aplicar la metodología Schlumberger se necesita abrir los carretes de los cables y de los electrodos mínimo 100 metros para llegar a una profundidad entre 60 y 80 metros de estudios.

Si el pozo quiere efectuarse en un lugar donde se cuente con tanta amplitud, usan un método bipolar que es el mismo equipo y lo ubican en el lugar de la futura perforación y se va haciendo sondeos eléctricos verticales a través de impulsos de corriente. “Esa corriente va penetrando los diferentes estratos del terreno y va a indicar a qué profundidad es recomendable la perforación para obtener el agua”, agrega.

El equipo de ingenieros geólogos después de realizar ese trabajo de campo, lleva los datos a la oficina de la empresa en Caracas, y los descargan en un software de interpretación de geología para obtener los datos reales y profundidad de dónde se puede hacer o no el pozo. Además, determinan si el agua está contaminada o no.

Rojas asevera que este estudio es de suma importancia y garantizan a los clientes que la inversión no será en vano, puesto que muchos creen que por tener un cauce cerca cuentan con agua subterránea, pero eso dependerá de la formación geológica. En ese sentido, ejemplifica que si hay mucha arcilla en el terreno o hay una roca no se podrá obtener agua.

“La arcilla es un material impermeable. Si debajo del terreno existe un umbral arcilloso que separa tu propiedad y la quebrada que siempre ves perenne, en verano o en invierno, ese umbral no va a permitir la recarga del acuífero, o del posible acuífero, que tengas en el terreno. Eso va a depender de la geología del sector”, afirma.

Una vez que se concluye el estudio geológico y arroja que sí se cuentan con agua y el terreno adecuado para hacer un pozo, la empresa de perforación comienza su trabajo. Fernando Vidaure, técnico geólogo con más de 40 años de experiencia, explica que cuando el cliente solicita el servicio, la empresa Perforaciones Vidalva traslada las maquinarias al lugar, junto a su equipo, conformado por un operador, dos ayudantes y un cocinero.

En un estimado de 10 días efectúan la perforación, dependiendo de las características del terreno. El pozo lo realizan con una profundidad entre 70 metros de adelante, de acuerdo con la zona y a la medida en la que se encuentre el agua.

Al conseguir el nivel de agua, se deben proteger las paredes de la perforación, evitando que el interior colapse y se derrumbe. Para ello hacen el armado de la estructura que, entre otras cosas, incluye rejillas, forro metálico, empaque de grava, anillos, tubo pvc y concreto. Asimismo, se instala la bomba para sustraer el líquido y colocar a andar el pozo, el cual tiene una duración de funcionamiento indefinida.

Después que el pozo está en uso es cuando se tramita el permiso de explotación del agua subterránea ante el Ministerio de Ecosocialismo, ente encargo de velar por el buen aprovechamiento de las reservas de aguas subterráneas del Estado.

Con maquinaria especializada realizan las perforaciones de 70 a 90 metros de profundidad. fausto torrealba

Costos

Los gastos para la construcción de un pozo profundo son elevados, sin embargo, ofrecen por un montón de años agua potable, que se logra con pequeños filtros y cloración.

Nelson Rojas informó que el costo del estudio hidrogeológico se saca de acuerdo a la ubicación del terreno, si deben realizar un limpiza, si es montañoso y en qué parte del país se encuentra. En el caso de Caracas, oscila entre 400 y 500 dólares.

Para la perforación, Vidaure sostuvo que el precio se calcula dependiendo de la profundidad del pozo y de la maquinaria que se utiliza.

Los vecinos del Conjunto Residencial Petar Floral Park, en La Campiña, solicitaron un presupuesto a la empresa Aguas Subterráneas Consulting para la perforación y equipamiento de un pozo profundo de 100 metros y seis metros de diámetro, que fue establecido en 21.153 dólares.

Según el informe los gastos de perforación del pozo fueron valorados en $ 17.335 y el equipamiento en $ 3.568, que incluía la bomba electrosumergible en $650, así como los accesorios y tuberías en $1.000.

Abundan en el este

En la ciudad de Caracas se consiguen agua en todos lados, sin embargo, quienes habitan en el este son los que más solicitan los servicios de construcción de los pozos de aguas profundas, tanto por los altos costos como por estar cerca de sectores montañosos de la ciudad.

Los técnicos precisan que la alta demanda la generan los residentes del municipio Chacao, especialmente, los de Altamira, Palos Grandes, El Rosal, Campo Alegre, Country Club, La Castellana y La Carlota.

Esto se debe a que están en el pie de monte del Ávila, lo que les garantiza que el remante del agua subterránea que permanece en el pulmón vegetal de la ciudad, caigan a esos sectores. A ello se le agrega, que en esas zonas hay casas que cuentan con espacio en el que pueden instalar la maquinaria para perforar y construir el pozo privado.

Asimismo, el servicio también es solicitado en los municipios Baruta y El Hatillo, y en pocos lugares de Libertador.

Agroproductores los utilizan para sistema de riego y el ganado

Desde hace muchos años, los pozos de aguas profundas se han convertido en una estrategia para tener el vital líquido en las fincas y espacios de agroproducción. En muchas de estas zonas no cuentan con el estudio de hidrología, pues tan solo con los conocimientos populares detectan el agua y construyen del pozo.

Bajo ese concepto de metodología tradicional, Manuel Pinto, propietario de una finca en Valle Guanape, municipio Carvajal del estado Anzoátegui, se buscó a unos especialistas caseros para construir un pozo.

Relata que el agua fue detectada con dos horquetas de la mata de quinchoncho. Los técnicos artesanales realizaron un recorrido por el terreno de la finca, especialmente, en las cercanías de la quebrada que pasa por el lugar. Luego de varios experimentos, la horqueta (rama en forma de y) se inclinó en señal de que allí había agua.

Los obreros abrieron artesanalmente el pozo con chícoras y palas. A medida que iban cavando, introducían lo anillos fabricados de concreto con un metro de diámetro y 60 de alto. Al llegar a los nueve metros encontraron el agua. Siguieron con la perforación, logrando a los 10 metros de profundidad conseguir el agua cristalina.

Este pozo, construido hace seis años, actualmente está en pleno funcionamiento con una bomba sumergible de tres caballos de una pulgada y media, que distribuye 2.7 litros de agua por segundo las 24 horas.

En la propiedad de Pinto, el agua se usa para el riego de la siembra, así como para abastecer con el vital líquido la cría de ganado y la vivienda.

En otros lugares del país, como en el estado Guárico hace nuso de otros métodos tradicionales. En San José de Guaribe implementan la detección de agua con una rama de guayaba. Muchos se las han ingeniado en sus casas y fincas utilizando esta técnica para contar con el pozo que les suministra permanentemente el agua.

En Caracas se activan llenaderos públicos

A lo largo y ancho del territorio nacional, el Ejecutivo activó el plan especial de abastecimiento de agua potable, que incluye la reactivación y mantenimiento de pozos de aguas subterráneas públicos en el país, con el objetivo de abastecer a las poblaciones más vulnerables.

En febrero de este año, el vicepresidente sectorial de Obras Públicas y Servicios, Néstor Reverol, informó sobre la puesta en funcionamiento del plan en la Gran Caracas, que se realiza en tres niveles: recuperación y mantenimiento del Sistema Tuy; activación de 96 pozos de aguas profundas en los acuíferos y el plan de distribución a través de cisternas.

La estrategia ya se había iniciado en el año 2019, fecha en la que el gobierno realizó trabajos de adecuación y mantenimiento integral de varios pozos que estaban inoperativos en el Parque Generalísimo Francisco de Miranda, en Caracas.

A diario, un aproximado 30 a 40 cisternas, con capacidad para 30.000 litros, son llenabas con agua de los pozos profundos. El Ministerio de Ecosocialismo, a través de Inparques, se encarga de llevar el control de las cisternas, las cuales se surten para llevar el líquido, principalmente, a los centros hospitalarios y a los sectores que son abastecidos. Asimismo, brindan servicio a los cuerpos de bomberos de la ciudad capital.

Los pozos subterráneos sirven también para el sistema de riego, así como para llenar las lagunas y colocar en funcionamiento las cortinas de agua del parque.

En la ciudad capital, el gobierno también maneja otros llenaderos públicos como el que está situado en la Cota Mil, a la altura de La Florida, que está a pie del Ávila y el agua es subterránea.

Proyectos municipales

En la zona metropolitana del estado Miranda, las alcaldías, a través de empresas privadas, han construido pozos de aguas profundas para abastecer a las comunidades donde padecen por las fallas del servicio por tubería.

En el municipio Baruta, en abril de este año el alcalde Darwin González inauguró el primer pozo ubicado en el parque Agustín Codazzi de Prados del Este, que beneficia a 2.200 vecinos con agua apta para el consumo humano, puesto que es pasada por un proceso de cloración. De este lugar se pueden extraer a diario 400.000 litros del líquido.

También está en construcción un segundo pozo en el Polideportivo Rafael Vidal de La Trinidad.

En Chacao la alcaldía construyó un pozo en la calle Páez con Mohedano, que fue inaugurado recientemente por el mandatario municipal Gustavo Duque. La toma de la escuela Andrés Bello tiene una capacidad de 18.000 litros por hora. En el Suministro Vecinal Aguas Andrés Bello también habrán dos llaves más para quienes quieran obtener el agua.

Duque informó que en la calle monseñor Juan Luis, se inició la creación del segundo pozo para brindarle agua, sin costo alguno, a los vecinos.

Se cuenta con agua subterránea en el Parque del Este y el Codazzi de Baruta
 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com