Variante de la gripe aviar H5N8 se transmite a personas

Foto Archivo

La cepa de la influenza o gripe aviar denominada H5N8 no es nueva, pero el pasado 20 de febrero fue detectada entre empleados de una granja en la Federación de Rusia, y esto confirma que es una variante con, al igual que otras de este patógeno, capacidad zoonótica; puede ser adquirida por los seres humanos si tienen contacto directo con aves infectadas o superficies contaminadas. Pese a eso, la transmisión de esta gripe de una persona a otra, aún no es descartable.

Es por eso que, considerando que este subtipo del virus, que es muy contagioso entre aves de corral, y que nunca se había detectado en personas, se espera un pronunciamiento oficial de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y de tratarse ciertamente de un contagio de animal a humano, sería una novedad sin precedentes que se presenta en medio de la pandemia por covid-19 derivada del Sars-Cov-2 que ha dejado al menos 2 millones 500 víctimas fatales a escala global.

La organización todavía está recabando toda la información pertinente sobre el caso, pero el criterio de la OMS sobre la aviar, es que la transmisión de esta gripe se da muy pocas veces en personas, precisamente porque requiere de un contacto cercano. Sin embargo, ha alertado que este virus debe seguir siendo monitoreado, ya que tiene gran “potencial de mutación”, es decir, que otra variante puede surgir y tener mayor impacto en los humanos.

“La circulación de ciertas variantes de la gripe aviar en aves de corral en todo el mundo es de preocupación de salud pública, porque pueden causar enfermedades graves en humanos, que tienen poca o ninguna inmunidad al virus”, indica la ente internacional.

En ese mismo orden, Anna Popova, jefa del Servicio Federal de Vigilancia de la Protección de los Derechos del Consumidor y el Bienestar Humano de Rusia, enfatizó que, a pesar de que el microorganismo ya ha superado la barrera entre especies, con la variante H5N8 “no se transmite de persona a persona en la actualidad”. Pero coincidió con la OMS, dijo que la rapidez de las mutaciones le pueden permitir evolucionar y es posible que “aprenda” a transmitirse entre los humanos.

Las gripes se clasifican en tres tipos: A, B y C. Los de primer tipo se dan en personas y animales con manifestaciones diferentes, mientras que los de tipo B circulan sólo entre las personas causando epidemias estacionales. Por otra parte, los virus de tipo C son los que afectan levemente a personas y porcinos.

En ese sentido, la OMS ha aclarado que el ser humano puede contraer el virus de la gripe aviar y otros de origen zoonótico de los subtipos A, específicamente, las cepas: H5N1, H7N9 y H9N2, además de las variantes de la gripe porcina AH1N1 y AH3N2.

¿Pero qué es la capacidad zoonótica de un virus?

Deriva de la zoonosis, que hace referencia a aquellas enfermedades que pueden transmitirse desde los animales a los seres humanos, y hay dos formas de infección: directa e indirecta. La primera, corresponde a las que se contagian entre animales y humanos a través de la saliva, las picaduras o el aire, mientras que la segunda, se transmiten por una especie que es portadora del patógeno.

Se clasifican en cuatro tipo: víricas, entre las más conocidas está la fiebre amarilla, rabia, ébola o zika, y la propia gripe aviar; fúngicas como la tiña y la criptococosis; las bacterianas, como la salmonelosis, tuberculosis o peste bubónica, y las parasitarias asociadas a las pulgas, leishmaniasis, sarna o toxocariasis.

Desde el punto de vista de la salud pública, el médico Juan José Celis, del Grupo J Soteldo, explica que lo dado a conocer por las autoridades rusas no es una gripe nueva, se trata de un resfriado común entre las aves, pero todavía no se sabe las consecuencias que pueda ocasionar esta cepa en los humanos.

“Lo que sí se sabe, es que hay cepas similares que han generado epidemias y endemias, por eso es importante el valor científico para que nos ayude a entender el virus, los daños que ocasionan a los seres humanos y producir una posible vacuna”, expresó.

En conclusión, la gripe aviar es una enfermedad vírica que se constituye en un virus compuesto por dos proteínas que en su superficie poseen hemaglutinina y neuraminidasa, se refieren a la H y la N, respectivamente. Es una influenza patógena que se propaga rápidamente, y causa alta mortalidad en la mayoría de las especies de aves de corral.

Existen 18 subtipos de hemaglutinina y 11 subtipos de neuraminidasa, específicamente, del H1 al H18 y del N1 al N11, con múltiples combinaciones como la H5N8. Antes de esta, sólo dos cepas habían infectado humanos: AH5N1 y AH7N.

No estamos ante otra pandemia

Hasta ahora, el virus no es motivo de alarma para las autoridades sanitarias, porque se sabe que no se transmite de persona a persona, una carta blanca para preparar con tiempo una respuesta adecuada y oportuna a los futuros escenarios, tomando en cuenta las circunstancias en las que aún está la sociedad global con el covid-19.

Este descubrimiento abona el terreno para “desarrollar sistemas de prueba y organizar plataformas de vacunas antes de que este virus se vuelva más patógeno, peligroso para los humanos y adquiera la habilidad de transmisión de persona a persona”, explicó Anna Popova del centro ruso.

Aunque no hay indicios de una crisis con esta variante, es importante saber que las pandemias de gripe son impredecibles y tienen altas consecuencias en los sistemas sanitarios y económicos, además de los sociales.

Hay varios factores que se conjugan en una epidemia de gripe: la aparición de un virus de la gripe de origen zoonótico capaz de mutar de persona a persona, y la falta de inmunidad de la población frente al mismo, considerando la interconectividad social que anula una respuesta efectiva a la crisis.

Juan José Celis agregó que, por lo general, en términos epidemiológicos, se habla de cuatro segmentos: endemias, brotes, epidemias y pandemias. “Realmente, no estamos ante una endemia ni epidemia y mucho menos pandemia, simplemente se dio a conocer de un brote que se generó y afectó a un grupo de trabajadores”, precisa.

De hecho, en 2015, el  Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), señaló que el riesgo de una pandemia que “tenga un impacto significativo en la salud pública si – el H5N8 – lograra una transmisión sostenida de persona a persona, es bajo-moderado”.

Antecedentes

Han sido varias las naciones de Europa que desde el año 2019 han detectado virus de gripe aviar del subtipo H5N8, como por ejemplo Polonia, República Checa, Hungría, Alemania, Rumania. Hungría y Eslovaquia, lo que ha obligado a los gobiernos a sacrificar a miles de aves como medida preventiva.

Sólo entre el 30 de diciembre de 2019 y 18 de enero de 2020, países europeos reportaron más de 20 brotes por virus de la gripe H5. En la primavera de 2017, también se registró un brote del subtipo AH5N8 en aves de corral y silvestres que afectó a los mismos territorios. Fueron sacrificadas millones de aves.

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) refiere que la H5N8 de la influenza aviar se conoció en la década de los 80, mientras que desde el año 2014, se han reportado casos en aves en el hemisferio norte. Rusia también tuvo brotes de tipo silvestre en 2020, igual que China, Irán, Japón y Corea del Sur, y más recientemente en naciones de África.

Recomendaciones para la prevención

La OIE también asegura que no existe una relación entre las cepas de la influenza y la actual pandemia de la enfermedad covid-19, de acuerdo a la caracterización de la gripe hecha por la OMS. Aunque la existencia de esta variante es una situación que se ha dado principalmente en Europa, es importante poner en práctica métodos básicos preventivos, los cuales se han hecho muy comunes en la actual circunstancia sanitaria.

  1. Es recomendable que los trabajadores agrícolas, veterinarios y otros, usen medios de protección sanitaria y que mantengan una buena higiene de las manos.
  2. Es importante evitar tener contacto directo con aves enfermas o muertas; también es indispensable exponerse sin los debidos medios de protección a espacios contaminados.
  3. La responsabilidad individual repercute en la consciencia colectiva: si conoce de algún caso de aves muertas de forma repentina, informe a la brevedad a las autoridades sanitarias.
  4. Use guantes o bolsas de plástico si es indispensable recoger un ave muerta; rápidamente lave sus manos con agua y jabón.
  5. También es indispensable hacer un uso inocuo de los alimentos como cocinar lo suficiente las aves tanto de corral y silvestres que destine o adquiera para el consumo.
 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com