Variante delta del covid-19 afecta a los más pequeños

Los científicos han informado desde inicios de la pandemia por covid-19 que en la mayoría de los niños la enfermedad se presenta de forma leve. A pesar de que todavía no hay suficiente evidencia para concluir que las variantes están cambiando ese concepto, y que particularmente la delta pueda ser más grave en los niños y niñas, su naturaleza altamente contagiosa si está teniendo un gran impacto en los infantes.

Las características de la delta afectan a los niños visibilizando un aumento de los contagios en este grupo, y aunque la tasa de mortalidad sigue siendo baja y gran parte de los niños hospitalizados en países como Estados Unidos tienen otras enfermedades, también hay registros de muchos menores que están siendo ingresados en unidades de cuidados intensivos, incluso intubados.

Los médicos estadounidenses advierten que la delta ha aumentado cinco veces el riesgo de hospitalización de niños y adolescentes. También señalan que en los infantes, entre los 0 a 4 años, la tasa de hospitalización, solo a mediados de agosto, fue 10 veces mayor respecto a finales de junio.

Esto se asocia a otro factor, y es que casi todos los menores de 12 años no están optando a una de las vacunas que se administran actualmente en el mundo. Afirman los doctores que lo grave de esto son las consecuencias que el virus está dejando en los niños, como el síndrome inflamatorio multisistémico (PIMS, por sus siglas en inglés), el cual puede dañar el corazón, así como los sistemas digestivo, nervioso y respiratorio.

Además, un pequeño con miocarditis que se contagie podría sufrir insuficiencia cardíaca. Igualmente, es posible que tenga una insuficiencia renal y que requiera diálisis, entre otras secuelas más graves como los síntomas prolongados con los que experimentan fatiga, dolores de cabeza, malestares, cambios en el olfato y el gusto; confusiones mentales y trastornos del sueño.

Tasa de infección es mayor. Consultado por Últimas Noticias, el pediatra Roberto Cáceres, adjunto del servicio de hospitalización Medicina IV del Hospital JM de Los Ríos, explicó que la colectividad debe tener claro que la delta no es que ataca específicamente a los niños, sino que realmente afecta a todos los grupos etarios. Simplemente, pero no menos grave, su tasa de infección es mayor que el resto de las variantes que hasta ahora se han descubierto.

EL SARS -COV-2 desarrolla nuevas afecciones

Explicó que “quien se contagie con ella podría infectar hasta ocho personas si no usa los medios de protección necesarios o cumple con el patrón sanitario, y como hay más contagios circulando, ahora están saliendo a florecer el aumento de los casos pediátricos”, los cuales se reportan desde que fue declarada la pandemia en 2020.

Para ese entonces, como había pocos, solo se registraban contagios de niños con síntomas leves como fiebre y tos, pero en la medida en que más menores adquieren la enfermedad “vemos que ellos se complican igual que un adulto, porque ameritan también de los cuidados intensivos”, recalcó Cáceres.

Precisó que los dos primeros años de vida son muy importantes durante el desarrollo del niño, por eso al salir de una terapia intensiva pueden padecer de secuelas reversibles, como la afectación del peso, la talla o del desarrollo psicomotor, y en el peor de los escenarios, pueden llegar a tener secuelas irreversibles, como la afectación de la capacidad cognitiva, de la visión o audición, pasando a ser niños con necesidades especiales que requerirán de controles médicos constantes.

Otros especialistas como el virólogo Giorgio Palù, directivo de la agencia italiana del medicamento, asegura que la delta ha adquirido mayor afinidad con los receptores del virus que se encuentran en las células del tracto respiratorio superior, nariz y garganta, causando que las personas, incluidos los niños, se infecten con mayor facilidad.

En ese sentido, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha señalado que los más susceptibles de infectarse con la variante delta son las personas que muestran una mayor interrelación social y las que no están vacunadas. Esto, en consecuencia, pone en riesgo a los menores. Frente a todo esto, farmacéuticas como Pfizer y Moderna ya realizan pruebas clínicas para menores de 12 años. En algunos países lo ponen en práctica de manera parcial.

Recientemente Cuba comenzó la vacunación con su vacuna Soberana 02 a partir de los 2 años, y se convierte en el primer país que lo hace. En Venezuela, se hará a partir del mes de octubre entre niños de tres años y jóvenes de 18. La variante Delta aumenta cinco veces el riesgo de hospitalización en chamos. 

Países con más casos

En Estados Unidos la variante delta ha provocado la mayoría de los casos en los últimos meses, y hasta finales del mes de agosto, el promedio de hospitalizaciones de menores era de 300 por día, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

En Indonesia, los funcionarios de salud advierten de la compleja situación de la mortalidad infantil por el coronavirus. La Asociación de Pediatras de ese país informó tasas récord de mortalidad de más de 100 bebés por semana por covid-19 en julio pasado.Con el predominio de esta mutación, en otros países como España, el Sistema de. Vigilancia en España (SiViEs) muestra que se han notificado al menos 50.300 casos en niños menores de un año. De estos, el 2,8%, o 1.407 fueron hospitalizados. Además, 79 ingresaron en cuidados intensivos.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com