11-Sept: Cuando el imperio fue atacado y se desató el caos

Dos décadas se cumplen hoy de los atentados del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas del World Trade Center, en Nueva York, y otros símbolos del poderío comercial y militar de Estados Unidos, que dejaron 3.016 muertes (incluyendo a los 19 terroristas suicidas), 6.000 heridos y la “guerra contra el terror” que inició Occidente por los ataques, conflicto que logró afectar las libertades individuales, debilitar los acuerdos internacionales, y no erradicar el terrorismo en el mundo.

La retirada a la carrera de Estados Unidos y sus aliados internacionales de Afganistán, país al que habían invadido días después de los atentados en Estados Unidos tras ser señalado de albergar a los terroristas de Al Qaeda, quienes se abjudicaron los ataques, ha sido considerada una muestra del fracaso del imperio en su “guerra contra el terror”.

Así, la guerra más larga de la historia de EEUU concluyó con más penas que glorias, al dejar en el poder al mismo grupo (los talibanes), a los que vino a derrocar hace dos décadas ante la acusación de que albergaban a Osama bin Laden, quien planificó los atentados y de ser bases de grupos terroristas.

La Operación Libertad duradera, que inició el 7 de octubre de 2021, en represalia contra Afganistán por los atentados, también dejó en evidencia las torturas y los abusos que se cometieron contra supuestos miembros de Al Qaeda bajo el Gobierno de George W Bush.

Momentos después de la tragedia del 11-Sept

Veinte años después de los ataques, las torturas de la CIA siguen clasificadas como “alto secreto” en EEUU, y la cárcel de Guantánamo, en Cuba, una donde recluyeron a sospechosos de ser terroristas, permanece aún abierta.

En 2014, se dio a conocer un informe de 6.700 páginas sobre las cárceles clandestinas de la CIA y los abusos y tratos crueles por parte de efectivos de fuerzas de seguridad de EEUU.

Ahogamientos simulados, conocidos como waterboarding, baños en agua congelada, privación del sueño y alimentación e hidratación rectal fueron algunas de las técnicas de torturas aplicadas por la CIA.

“Los esfuerzos de Estados Unidos para promover la libertad en el mundo comenzaron a flaquear en 2005 con un retroceso global de las libertades en el mundo, y los recientes eventos en Afganistán acentúan la pérdida de la libertad, los derechos humanos y la dignidad que han afectado a millones en muchos rincones del país”, sostiene Brian Katulis, experto en seguridad nacional del Centro para el Progreso de América, citado por el diario ecuatoriano El Universo.
Recientemente, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se comprometió a desclasificar documentos relacionados con el 11 de septiembre, siempre que no pongan en peligro la seguridad del país.

Tal vez, si salieran a la luz documentos desclasificados, se podría confirmar o no lo dicho por una comisión del Congreso estadounidense que investigó los ataques y concluyó que no había pruebas de que el gobierno de Arabia Saudí o altos funcionarios de ese país hubieran proporcionado fondos a los terroristas implicados en los atentados, entre los cuales 15 eran de origen saudí.

En el contexto de la guerra contra el terrorismo, en Estados Unidos se aprobaron leyes bajo la Patriot Act, con alcance global, que otorgaban mayor poder al gobierno. Así la CIA pasó a tener un casi total control de la población gringa (espionaje interior) y de otros Estados.

Estados Unidos, sin autorización del Consejo de Seguridad de la ONU, invadió a Iraq, país al que acusaba de albergar armas de destrucción masiva, lo que resultó ser falso.

Finalmente, el multilateralismo y la defensa de la seguridad gringa sobre el derecho internacional fueron dejado de un lado por parte de Estados Unidos, que dio paso a un unilateralismo establecido sobre la base de expandir la democracia liberal, los derechos humanos, la economía de mercado y el combate al terrorismo en el marco de las posiciones liberal y neoconservadora de los gobiernos yanquis posteriores al 11-S.

Cronología

Momento en el que un segundo avión va a estrellarse ontra la Torre Sur del World Trade Center
  • 08:46 horas ET. El vuelo 11, un Boeing 767 con 81 pasajeros y 11 tripulantes de cabina a bordo, se estrella contra el lado norte de la Torre Norte del World Trade Center. Una bola de fuego envuelve los pisos 93 a 99 del edificio. El estallido generó cientos de víctimas.l 09:03 horas ET. El segundo avión, el vuelo 175, un Boeing 767 con 56 pasajeros y nueve tripulantes de cabina, se estrelló contra la Torre Sur del World Trade Center. Hubo menos víctimas, pues ya mucha gente había decidido evacuar después del primer ataque.
  • 09:37 horas ET. El vuelo 77 de American Airlines se, con 58 pasajeros y seis miembros de cabina, estrella en el Pentágono. Afectó el primer piso de la sede del Departamento de Defensa.
  • 10:03 horas ET.El vuelo 93, cuyo objetivo inicial era la Casa Blanca, se estrella en un terreno abierto cerca de Shanksville, Pensilvania, tras ser abortado el plan por la lucha de los pasajeros contra los secuestradores.

40% de víctimas sin identificar

El Servicio Secreto de los Estado Unidos (EEUU), viene revelando imágenes inéditas de los sucesos

Hasta la fecha más de 40% de los fallecidos tras los ataques a las Torres Gemelas del World Trade Center y el Pentágono no han sido identificados formalmente. Días atrás fueron identificadas, a través de los análisis de ADN de los restos que se recuperaron del lugar del hecho, otras dos víctimas del ataque terrorista. Así, las autoridades lograron identificar al fallecido número 1.646: Dorothy Morgan, una empleada de seguros de la localidad de Hempstead. Y la segunda víctima identificada, la 1.647, fue un hombre cuyos familiares solicitaron a las autoridades guardar el anonimato. Entre las víctimas de los ataques terroristas en Nueva York, están cuatro ciudadanos venezolanos. John Howard Boulton, Jenny Low Wong, Eduardo Hernández y Anabel de Hernández.

Plan original era hacer estrellar 10 aviones

El plan original de los terroristas que planearon y llevaron a cabo los ataques contra las Torres Gemelas del World Trade Center, era hacer estrellar diez aviones contra los cuarteles generales del FBI, la CIA, centrales nucleares sin identificar y los edificios más altos de Seattle y Los Ángeles.

Además, contemplaba al Capitolio, el Pentágono, el World Trade Center y la Casa Blanca. La sede del Gobierno, al parecer era uno de los sitios claves para Bin Laden por las connotaciones de poder que suscitaba el edificio. Sin embargo, uno de los pilotos determinó que el objetivo era demasiado pequeño para impactar en él y se eligió el Capitolio, destino final del vuelo United 93, que se precipitó antes de alcanzar el edificio.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com