Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.
InicioMundoÁfrica le voltea la mirada a Europa y se abre a China

África le voltea la mirada a Europa y se abre a China

El continente más pobre tiene dos décadas construyendo mejores relaciones

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Burkina Faso anunció el pasado 1° de marzo de este año, la ruptura del acuerdo de asistencia militar que suscribió con Francia hace 60 años. De esta manera, la nación africana no solo rompe con el tutelaje francés, sino que instó a Francia a tomar medidas para asegurar la salida definitiva de todo el personal militar en servicio de las administraciones militares del país.

Burkina Faso siguió el ejemplo de su vecina Mali. Ambos países, junto a la República Centroafricana y Guinea, forman un cuarteto de ex colonias francesas que se han aproximado a Rusia para que les proporcione ayuda en materia de seguridad.

“África ha tomado conciencia de su poder y de su capacidad para ser protagonista de su propio destino”, es el segundo continente más extenso del mundo, también el segundo más habitado y en el que más crece la población, que llegará a los 2 mil 600 millones en 2050.

Pero también es la región más pobre del planeta, pues su PIB apenas representa 3% del total mundial. Desde que empezaron los procesos de independencia en los años sesenta del pasado siglo, el continente lleva seis décadas estancado en su crecimiento económico, con 3,5% real anual de promedio, citó La vanguardia.

Los países africanos, hastiados del anacrónico paternalismo, exigen igualdad de trato y respeto a los europeos. Pese a su proximidad geográfica y sus vínculos históricos, Europa se está quedando muy atrás en su vinculación con África. La Unión Europea ha centrado todos sus esfuerzos en el conflicto de Ucrania y el vacío dejado ha sido rápidamente ocupado por actores como China, Rusia y Turquía, que ya estaban presentes en el continente. Francia ha reducido su presencia militar y afronta una relación difícil tras sufrir varios reveses estratégicos. Tras la salida de sus tropas de Mali, Burkina Faso y República Centroafricana y en la reciente gira de Macron por África fue desairado públicamente por el presidente congoleño.

Fin de la era “francáfricana”

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, durante una visita a Gabón a principio de mes y luego de la ruptura del acuerdo de asistencia militar resaltó que la época de la llamada Francáfrica (Françafrique, en francés), término con el que se suele describir la estrategia de París para defender sus intereses en las antiguas colonias, llegó a su fin. Esto último, denota que el paternalismo europeo no solo está marcando su fin sino que ha dado alas a África para encontrar nuevos socios y alianzas en igualdad de condiciones y respeto a la soberanía. China es ya el principal inversor en el continente, desplazando a Europa y a EEUU, y se ha erigido como un gran inversor en infraestructuras financiadas a cambio de materias primas. China y Rusia aumentan así sus zonas de influencia y no les preocupa lo más mínimo condicionar la firma de acuerdos al respeto de los derechos humanos, la transparencia y la lucha contra la corrupción en los países africanos que contratan a sus empresas.

El espacio prioritario que ocupa África en la agenda china no es algo nuevo. Durante 33 años consecutivos los ministros de Asuntos Exteriores chinos han comenzado el año con una visita a ese continente, “lo que demuestra lo mucho que China valora su tradicional amistad con África y el crecimiento de las relaciones China-África”, indicó el portavoz de Exteriores chino, Wang Wenbin.

En las últimas décadas, China se ha convertido en el principal socio económico de África. El volumen de comercio entre ambos pasó de mil millones de dólares en 1992 a más de 100 mil millones en 2008, el mismo año que superó a Estados Unidos. Pekín calcula que en 2035 esta cifra podría alcanzar los 300 mil millones de dólares, según El País.

A diferencia de las políticas neoliberales occidentales, que ofrecen inversiones con estrictas imposiciones políticas, los expertos destacan que la creciente influencia de Pekín en el continente africano ha traído procesos de devolución favorables.

“Hoy en día, los resultados de la cooperación China-África están por todo el continente africano. Las carreteras, ferrocarriles, aeropuertos, puertos, rascacielos, estadios y otras estructuras que China ayudó a construir pueden verse por todas partes”, afirmó en diciembre pasado Ren Yisheng, embajador chino en Liberia.

Entre 2000 y 2020, China ayudó a los países africanos a construir más de 13.000 km de vías férreas, casi 100.000 km de autopistas, unos 1.000 puentes, casi 100 puertos y más de 80 grandes centrales eléctricas. Asimismo, ha generado más de 4,5 millones de puestos de trabajo para África, indicó Ren Yisheng.

China apoya proyectos en la región.

“Deseo de justicia y soberanía africana”

El político y activista franco-beninés Kemi Seba, durante una entrevista concedida a un medio francés, criticó a las élites africanas y habló sobre sus relaciones con Rusia.

“El proletariado francés no es mi adversario; mi problema son las élites neoliberales que están asfixiando a la población”, aseguró, recordando que él mismo nació en el país galo y posee pasaporte francés. Asimismo, atacó severamente a los líderes de la África francófona, acusándolos de ser una “mafia” acostumbrada a malversar fondos públicos y llevar vidas de lujo. En ese sentido, insistió sin gringolas en el “deseo de justicia”, “soberanía” y “autodeterminación política, económica y cultural de África”.

El también presidente de la ONG Urgencias Panafricanistas, al ser preguntado sobre sus viajes a Rusia y Turquía, que, según el presentador, fueron criticados por ser “otras potencias que están intentando pisar el continente africano”.

En ese sentido, Seba recordó los múltiples intercambios que París tenía con Moscú antes del conflicto en Ucrania y cuestionó: “¿por qué cuando los africanos hacen geopolítica, inmediatamente se convierte en un deseo de cambiar de amo?”.

Activista Kemi Seba.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí