InicioMundoAfroamericanos siempre víctimas de brutalidad policial en EEUU

Afroamericanos siempre víctimas de brutalidad policial en EEUU

Advierten que policías atentan más rápido contra población negra

El pasado 27 de enero las autoridades de la ciudad de Memphis (Tennessee, EEUU) publicaron varias grabaciones donde mostraban el arresto de Tyre Nichols, un joven afroamericano de 29 años que murió tres días después de que varios agentes le propinaran una paliza durante un atasco de tráfico el pasado 7 de enero.

La situación generó indignación de parte de ciudadanos de Memphis, así como otros estados de EEUU, quienes realizaron protestas masivas por el uso excesivo de la fuerza policial contra la población afro.

El exceso de la fuerza y abuso de la autoridad se conoce como el uso desmedido de las acciones de los agentes públicos, ya sean policiales o de las fuerzas militares, mediante la fuerza física o con armas de dotación en contra de un grupo de civiles.

En ese sentido, los cinco policías que estuvieron involucrados en la detención del joven fueron acusados de asesinato en segundo grado.

Actualmente, Tadarrius Bean, Demetrius Haley, Emmitt Martin III, Desmond Mills Jr y Justin Smith, todos ellos afroamericanos, se encuentran bajo custodia y enfrentan además otros cargos, como asalto agravado, secuestro agravado, mala conducta oficial y opresión oficial.
El caso de Nichols no es un caso aislado.

En 2020, George Floyd, un hombre de 46 años que trabajaba como guardia de seguridad en un restaurante en Minneapolis, fue abordado por agentes que respondieron a una llamada de emergencia en la noche del 25 de mayo.

Un video de 10 minutos filmado por un testigo muestra a Floyd gimiendo y diciéndole a un agente de policía blanco repetidamente: “no puedo respirar”. La situación generó indignación después de que se viera al policía blanco arrodillado sobre su cuello.

Una investigación de la ONG Mapping Police Violence afirma que las personas negras tienen casi tres veces más probabilidades de que las mate un policía que las blancas.

El caso Rodney King. En 1991, King, un taxista afroestadounidense, fue brutalmente agredido por varios oficiales de la policía de Los Ángeles, después de haber sido perseguido y detenido. La feroz golpiza quedó registrada en un video de un testigo aficionado, y fue divulgada por los medios de comunicación en forma masiva. La fiscalía acusó a los policías de “uso excesivo de la fuerza”, pero el jurado, predominantemente blanco, rechazó todas las acusaciones en contra de los oficiales, que quedaron
absueltos.

La sentencia produjo una profunda indignación y dio lugar a violentos disturbios, protestas callejeras y saqueos, que concluyeron con 53 muertos y pérdidas de $ 800 millones y $ 1 billón.

Piden acabar la discriminación

La discriminación hacia la población negra tiene siglos de antigüedad, y con ella, la han acompañado numerosos activistas y movimientos sociales para acabar con ella. Hoy, en el contexto que dejó la crisis del coronavirus, Estados Unidos está experimentando una profunda crisis social de racismo.

La muerte del ciudadano afroamericano George Floyd, mientras se encontraba bajo custodia policial el 25 de mayo de 2020, ha desencadenado una ola de protestas en, al menos, 45 ciudades de Estados Unidos. Según la American Community Survey, la población afroamericana supone 13 % de la población estadounidense, y 15% de los ciudadanos norteamericanos son de origen hispano o latino.

Nuevo caso de agresión policial en Los Ángeles

Anthony Lowe Jr, un hombre sin piernas que estaba armado con un cuchillo, murió el pasado jueves por los disparos de la policía de Huntington Park, al sureste del condado de Los Ángeles, refieren medios digitales.

La tensión se dispara en California tras el último caso conocido de presuntos abusos policiales. La familia de Anthony Lowe Jr, un hombre negro de 36 años con ambas piernas amputadas, ha clamado justicia por lo que consideran un nuevo asesinato racista.
En su defensa, las autoridades alegan que el sospechoso blandía un cuchillo, pero los familiares no ceden y califican el episodio de un homicidio que alimenta la epidemia de brutalidad policial que sufre Estados Unidos.

El suceso tuvo lugar el jueves pasado. En un principio pasó casi inadvertido. La atención de los medios estaba concentrada entonces en la muerte de otro hombre afroamericano, Tyre Nichols, de 29 años, a manos de cinco policías de Memphis (Tennessee).

Las autoridades de Los Ángelas guardaron silencio, pero un portavoz policial ha asegurado que los agentes seguirán apartados del servicio mientras son sometidos a rigurosos exámenes psicológicos y no seguirán patrullando las calles.

Población de Los Ángeles protesta el asesinato de Antony Lowe Jr.

Biden solicita investigación sobre el caso Tyre Nichols

El presidente, Joe Biden, reclamó el jueves en un comunicado una “investigación rápida, completa y transparente” del asesinato de Tyre Nichols, quien fue brutalmente golpeado por funcionarios policiales de Memphis, como se pudo evidenciar en un video publicado por las fuerzas de seguridad de esa entidad.

Los cinco policías involucrados fueron acusados y encarcelados el jueves (26.01.2023) por la muerte de Tyre Nichols ocurrida en enero en el sur de Estados Unidos, algunos días después de su “espantoso” arresto, informaron autoridades.

Estos agentes, todos afrodescendientes, fueron inculpados por homicidio, golpes y lesiones, así como secuestro, anunció el fiscal Steve Mulroy durante una conferencia de prensa.
Los abogados de la familia, entre ellos Ben Crump, celebraron la noticia. “Nos da esperanza. Mientras, seguiremos reclamando justicia para Tyre”, comentó.

Los detalles del arresto de Nichols aún no están del todo claros. Existen videos de los hechos, pero hasta el momento solo han sido mostrados a la familia de la víctima y sus abogados. Según ellos, “la policía lo golpeó al punto en que no era reconocible”.

Indignación es entendible

En su comunicado, Biden pidió que protestas que se puedan desatar sean “pacíficas”. Añadió que “la indignación es entendible, pero la violencia nunca es aceptable”.

El asunto encuentra un eco particular en un país aún marcado por la muerte de George Floyd, en mayo de 2020 durante una intervención policial, y las manifestaciones de Black Lives Matter, contra el racismo y la violencia policial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí