InicioMás VidaNeonazis en Colombia atacan a migrantes

Neonazis en Colombia atacan a migrantes

Coumunidad LGBTIQ+, trabajadoras sexuales y personas de calle también son blanco de agresiones

En días recientes, el ataque a seis personas en Bogotá –al menos dos de ellas de la comunidad LGTBIQ+– prendió las alarmas por la posible presencia de un grupo neonazis del que existe poco registro, señala un reporte de la revista Cambio de Colombia.

En un video, que circula por redes sociales y en el que se hace evidente la violencia del ataque, aparecen dos hombres que poco tiempo después fueron identificados por los internautas.

Uno de ellos, rapado y usando botas punteras negras, fue reconocido como el perpetrador de varios ataques homofóbicos. Además, fue señalado de ser integrante de un grupo que se hace llamar La Tercera Fuerza, cuenta el trabajo de Cambio.

Aunque la Dijín (Dirección de Investigación Criminal e Interpol de la Policía Nacional de Colombia) no ha encontrado evidencias de los neonazis en Colombia para investigarlos como grupo delincuencial, algunas minorías, como la comunidad LGBTIQ+ y los habitantes de calle, reclaman mayor atención al problema porque han sentido en carne propia la violencia de los desadaptados, dice Cambio.

La Tercera Fuerza asegura ser un grupo neonazi con presencia principalmente en Bogotá, pero también con ramificaciones en ciudades como Medellín y Cali. Sin embargo, existen muchas dudas respecto a su conformación y el impacto real que pueden llegar a tener.

Por un lado, quienes han sido sus víctimas principales, como lo son la comunidad LGTBIQ+, los migrantes, las personas en situación de calle y las mujeres trabajadoras sexuales, aseguran que su presencia es fuerte y aterrorizante.

Por el otro, hay quienes aseguran que son tan pocas personas que ni siquiera alcanzan a ser representativas, y que incluso el término nazi se ha usado con muchas imprecisiones.

Cambio asegura que los grupos de este tipo han sido los responsables de varios ataques y amenazas en Bogotá.

De tanto en tanto aparece una facción nueva, usualmente con nombres grandilocuentes pero, al parecer, con muy pocos integrantes.

Movimiento Nacional Socialista Colombiano, La Tercera Fuerza, el Comando Radical Nacionalista o el Klan Sol Negro de Bogotá han sido algunos de los grupos que se han manifestado más.

Justamente, el Comando Radical se atribuyó en 2021 la vandalización de las escaleras que celebraban la diversidad sexual y de género en la carrera Séptima con 89, cita Cambio.

La concejala Heidy Sánchez, de la Unión Patriótica, en múltiples ocasiones ha denunciado que los grupos neonazis en Colombia han difundido, en la localidad de Kennedy, volantes, stickers y afiches que atacan a la comunidad inmigrante venezolana, poniéndola en riesgo y fomentando su estigmatización.

También señala que fueron integrantes de la Tercera Fuerza, quienes atacaron a la población misak durante el paro nacional, cuando ellos iban a hacer un acto simbólico con las estatuas de Cristóbal Colón en la calle 26 con 100.

Sánchez asevera que la validación que algunos líderes políticos han dado a la estigmatización de ciertas poblaciones permite que las personas pertenecientes a estos grupos se sientan apoyadas: “Cuando tenemos personas de nuestro Gobierno estigmatizando a los inmigrantes, o a las poblaciones minoritarias, con afirmaciones como que ellos son quienes traen la inseguridad o la delincuencia, por supuesto que estas personas se sienten alentadas y, sobre todo, respaldadas en sus discursos de odio”.

Es difícil judicializar

A su voz se une también la de Danne Aro, directora ejecutiva de la Fundación GAAT y activista por los derechos de la comunidad trans, quien añade una nueva perspectiva: aunque hay ataques, identificarlos e investigarlos ha sido siempre muy difícil.

“Históricamente hemos registrado varios ataques de personas que al parecer pertenecen a estos grupos neonazis, pero los procesos no han logrado tener mayor avance porque la individualización y judicialización no ha sido posible”.

Cambio corrobora que, actualmente, no existen investigaciones activas sobre estos grupos neonazis en Colombia en la Dijín. Para Danne, a pesar de ser una amenaza latente, la respuesta del Estado no ha sido suficiente.

Danne Aro opina que el problema debe ser abordado a partir de las asociaciones que estos grupos pueden tener: “Estos grupos suelen reunirse y asociarse con otros grupos radicalizados que buscan el exterminio de comunidades disidentes y vulnerables. Eso lo hemos visto cuando se mezclan con paramilitares o con grupos armados ilegales, sobre todo en zonas en las que el conflicto armado ha sido más fuerte. Lo que han buscado es perpetrar la mal llamada limpieza social, cuyas víctimas han sido siempre las trabajadoras sexuales, los habitantes de calle, los consumidores de estupefacientes y la comunidad LGTBIQ+”.

Ataques homofóbicos de los nazis en Colombia

Uno de los ataques más recientes de estos supuestos grupos neonazis en Colombia se viralizó en las redes sociales tras la denuncia de Mayra Corredor, una joven que fue agredida junto a su pareja y amigas por defender a una pareja de hombres que fueron golpeados por dos sujetos.

“A eso de las 3 am de hoy estábamos pidiendo un carro justo en frente del Astor Plaza. Junto a nosotras había una pareja de chicos gays esperando un carro también. De la nada, llegan dos tipos desconocidos a pegarles. Tumban a uno de un puño y le dicen «por marica». Nosotras (que éramos 4) sin entender nada y en shock, solo reaccionamos hasta el segundo golpe. «POR MARICAS», les repiten”, describe Corredor en un video publicado en su cuenta instagram @_incendies.

El caso inundó las redes sociales y movilizó a los ciudadanos, que se dieron a la tarea, junto con las autoridades, de identificar a los agresores.

Según varias personas, incluido el concejal de Bogotá Luis Carlos Leal, los presuntos agresores son Andrés Lara y Brayan Nemocón. Este último sería integrante de grupos neonazis como el Comando Radical Nacionalista (CRN), precisa un reporte del medio colombiano Criterio.

“La gente ha dicho que hace parte de grupos neonazis, porque entrevista a quienes quieren hacer parte de la Tercera Fuerza“, señala Mayra.

Las agresiones por parte de este grupo llevan varios años. En 2013, por ejemplo, agredieron a un joven en los alrededores del parque Simón Bolívar y le rompieron la nariz con un ladrillo, apunta Criterio.

“Solo escuchaba que gritaban el nombre de su grupo y frases en alemán, como si fueran nazis de verdad. Corrimos y corrimos hasta que logramos perderlos. Yo estaba muy mareado”, contó el joven a El Espectador.

Discriminación que mata

Esta violencia se suma a otros actos de odio contra la población LGBTIQ en Colombia y que han sido registrados en redes sociales.

Por ejemplo, el pasado mes de abril, una joven estudiante de filosofía y periodismo denunció un caso de discriminación en una estación de TransMilenio: un muchacho fue atacado por otro hombre que lo llamó “Maric*n” y “una aberración”, al notar que llevaba las uñas pintadas y una manilla LGBTIQ.

También se suman los seis asesinatos de hombres gais en los últimos meses en Medellín y que serían sistemáticos, según explican organizaciones de derechos humanos.

En tres de los casos, las víctimas fueron atacadas en lugares aislados, asfixiadas y robadas para hacer parecer que el motivo del acto fue robo, cuando en realidad se trataría de un crimen de odio por orientación sexual, indica la ONG Caribe Afirmativo.

Las cifras demuestran que estos actos contra la población LGBTI vienen creciendo en los últimos años. Entre 2019 y 2020, la organización Colombia Diversa registró 226 homicidios y 337 amenazas contra esta población.

Así mismo, en el informe de Derechos Humanos de personas LGBT, la Defensoría del Pueblo precisa que durante la emergencia social derivada del covid-19 los prejuicios contra las personas LGBTI crecieron y desde el primero de enero hasta el 6 de abril de este año, Caribe Afirmativo ha registrado 14 homicidios contra la población LGBTI, destaca el medio Criterio.

Lea también Rechazan discurso de canciller colombiana contra migrantes venezolanos

Deja un comentario