InicioMundoAumentan a 28 los muertos por las lluvias en Sao Paulo

Aumentan a 28 los muertos por las lluvias en Sao Paulo

La cifra de fallecidos en Sao Paulo, a consecuencia de las lluvias y deslizamientos, aumentaron a 28, mientras continúan en las labores de búsqueda de 7 desaparecidos, reseñan agencias.

La anterior cifra reportada fue de 24 víctimas mortales, entre ellas ocho niños, pero Defensa Civil del gobierno local, confirmó que tres cuerpos fueron hallados entre los escombros de un deslizamiento de tierra y otra persona fue encontrada sin vida a escasos kilómetros de estos.

Adicionalmente doce personas resultaron heridas y otras siete continúan desaparecidas como consecuencia del deslizamiento en Franco de Rocha, según el conteo oficial.

«Los trastornos provocados por el mal tiempo también dejaron a cerca de 2.914 familias desamparadas o desplazadas», añadió Defensa Civil.

Fuertes precipitaciones han afectado desde el viernes al sureste de Brasil, el más poblado del país con 46 millones de habitantes, y el pronóstico del tiempo indica que las lluvias continuarán en la región durante los próximos días.

El presidente Jair Bolsonaro sobrevoló el martes junto a varios ministros las áreas afectadas y se reunió con autoridades locales.

«Lamentamos las muertes. Sabemos que muchas veces las personas acaban, por necesidad, construyendo su casa en lugares donde diez, veinte o treinta años después, con el tiempo ocurren estos desastres», dijo el mandatario durante la visita.

La mayoría de los deslizamientos de tierra mortales en Brasil ocurren en zonas de viviendas construidas de manera precaria y en las laderas de colinas, como las de Franco da Rocha, reseñó la AFP.

El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, destinó 15 millones de reales (unos 2,8 millones de dólares) para ayudar a las diez localidades más golpeadas en el estado.

Desde el inicio de la temporada lluviosa en octubre, Brasil ha sufrido fuertes precipitaciones, especialmente en los estados de Bahia, donde murieron 24 personas, y de Minas Gerais, donde hubo al menos 19 víctimas fatales y miles de desplazados.

Según los especialistas, estas lluvias torrenciales se deben, entre otras cosas, al fenómeno meteorológico La Niña, un enfriamiento en el océano Pacífico que provoca más lluvias de lo habitual en ciertas regiones del planeta y terribles sequías en otras.