InicioMundoAyatola Jameneí elogia la lucha de los estudiantes estadounidenses

Ayatola Jameneí elogia la lucha de los estudiantes estadounidenses

A través de una carta, el líder de la Revolución Islámica de Irán dijo a los jóvenes universitarios que están del lado correcto de la historia.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán evió una carta a los jóvenes y estudiantes estadounidenses que apoyan la cuestión palestina desde distintas universidades de ese país.

El ayatolá Seyed Ali Jamenei, en esta declaración, se dirige a los jóvenes activistas estadounidenses que han mostrado solidaridad con las mujeres y niños víctimas de la ocupación en Gaza y los reconoce como parte del “Frente de la Resistencia” que lucha contra la brutalidad del gobierno estadounidense en apoyo al régimen sionista de Israel.

La carta del Líder iraní busca fortalecer la unidad en la lucha contra la opresión y la injusticia en todo el mundo, según reza el texto de la misiva.

A continuación, el texto completo de la carta:

En el nombre de Dios, Clemente y Misericordioso

Escribo esta carta para esos jóvenes cuya conciencia despierta los ha movido a la defensa de las mujeres y los niños oprimidos de Gaza.

¡Queridos jóvenes estudiantes de Estados Unidos de América! Este es un mensaje de concordia y solidaridad de nosotros hacia ustedes. Están ustedes ahora en el lado correcto de la historia, cuyas páginas están pasando ante nosotros.

Ustedes conforman hoy una parte del Frente de la Resistencia y, bajo la presión brutal de su gobierno, que defiende abiertamente al despiadado régimen usurpador sionista, han iniciado un combate honroso.

En un lugar lejano, el gran Frente de la Resistencia lucha desde hace años con esa misma comprensión y esos sentimientos que ustedes tienen hoy. El objetivo de esa lucha es detener la injusticia flagrante que desde hace años perpetra contra el pueblo de Palestina una despiadada red terrorista llamada sionismo, que, tras apoderarse de su país, tiene a dicho pueblo sometido a las más extremas presiones y torturas.

El actual genocidio del régimen sionista de apartheid es la continuación de su cruelísima conducta en las décadas pasadas.

Palestina es un territorio soberano, con un pueblo formado por musulmanes, cristianos y judíos y dotado de una larga historia.

Ayudados por el gobierno de Inglaterra, los capitalistas de la red sionista fueron introduciendo en ese territorio tras la Guerra Mundial a varios miles de terroristas. Atacaron sus ciudades y pueblos; mataron a millares de personas, o bien las expulsaron a los países colindantes; les arrebataron casas, mercados y cultivos, y, en el territorio usurpado de Palestina, instauraron un estado llamado Israel.

Tras la ayuda inicial de Inglaterra, el mayor patrocinador de ese régimen usurpador es el gobierno de Estados Unidos de América, que le ha seguido proporcionando apoyo político, económico y armamentístico ininterrumpido; con una imprudencia imperdonable, le abrió incluso el camino a la producción de armas nucleares y lo ayudó en ese proceso.

Desde el primer día, el régimen sionista llevó a la práctica contra el pueblo indefenso de Palestina la política del puño de hierro y, haciendo caso omiso de todos los valores de la conciencia, de la humanidad y de la religión, ha ido sumando día a día inclemencia, asesinatos y represión.

El gobierno de Estados Unidos y sus asociados ni siquiera fruncieron el ceño ante ese terrorismo de Estado y esa continua iniquidad, e incluso hoy, ante el espantoso crimen de Gaza, en algunas declaraciones del gobierno de Estados Unidos hay más hipocresía que realidad.

El Frente de la Resistencia emergió de las entrañas de esa atmósfera sombría y desesperada, y la Constitución en Irán de la República Islámica lo amplió y le brindó capacidades.

Los dirigentes del sionismo internacional, de los cuales la mayoría de las empresas de medios de comunicación de Estados Unidos y Europa, o bien son propiedad, o bien están bajo la influencia de su dinero y sus sobornos, presentan como terrorismo esa valerosa y humana resistencia. ¿Acaso es terrorista un pueblo que, en una tierra que le pertenece, se defiende frente a los criminales ocupantes sionistas? ¿Acaso puede considerarse ayuda al terrorismo, ayudar por humanidad a ese pueblo y fortalecer sus brazos?

Los dirigentes de la violenta dominación mundial no tienen piedad siquiera de los conceptos mundanos. Fingen que el régimen despiadado y terrorista de Israel se defiende a sí mismo y llaman terrorista a la Resistencia palestina, que defiende su libertad, su seguridad y su derecho a la autodeterminación.

Yo quiero darles a ustedes la certeza de que hoy la situación está cambiando. Otro destino aguarda a la sensible región de Asia Occidental. Muchas conciencias han despertado a escala mundial, y la verdad se está haciendo patente.

Por su parte, el Frente de la Resistencia se ha fortalecido y se fortalecerá aún más.

Las páginas de la historia están pasando frente a nosotros.

Además de ustedes, estudiantes de decenas de universidades en los Estados Unidos, se han puesto también en pie las universidades y la gente de otros países. Que profesores de universidad les brinden solidaridad y apoyo es un acontecimiento trascendente e influyente, que puede resultar hasta cierto punto tranquilizador frente a la crudeza de la acción policial del gobierno y a las presiones que se ejercen sobre ustedes. También yo me solidarizo con ustedes los jóvenes y alabo su firmeza.

La lección que nos da el Corán a los musulmanes y a todas las gentes del mundo es de firmeza en el camino del Bien: “Mantente firme como te ha sido ordenado” (11:112). Y la lección del Corán sobre las relaciones humanas es la siguiente: no cometan injusticias ni se sometan a la injusticia. “No oprimiréis y no seréis oprimidos” (2:279). Extendiéndose y cumpliendo esas órdenes y cientos de otras similares, el Frente de la Resistencia sigue adelante y se alzará con la victoria, con el permiso de Dios.

Recomiendo que se familiaricen con el Corán.

Seyed Ali Jamenei

25/05/2024

fuenteAgencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí