Bolivia y Argentina claman aplicar la justicia social contra la pandemia

Los presidentes del Estado Plurinacional de Bolivia y de Argentina, Luis Alberto Arce Catacora y Alberto Fernández, al intervenir en la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, coincidieron en manifestar la necesidad de promover la justicia social y la solidaridad para superar los efectos que ha generado la pandemia en el mundo, para la construcción de un mañana mejor.

En este sentido, el mandatario de Bolivia, Luis Arce dijo que esta Cumbre se desarrolla en un tiempo sumamente delicado, ya que “por un lado los procesos de integración no han avanzado como quisiéramos, debido a los afanes hegemonistas de una nación que se resiste a otro tipo de relación con el mundo. Por otro lado, la aparición de la pandemia del covid-19 a fines del 2019 que está provocando afectaciones muy profundas en todos los planos, particularmente en los humanos y económicos.

Arce indicó que la mencionada cumbre tiene una tarea ineludible de levantar en alto la defensa de las banderas de la vida, la igualdad, la solidaridad y la complementariedad, pero también “promover un multilateralismo más solidario para superar esta crisis que ha perjudicado y afecta a nuestros pueblos”.

“Desde esta Cumbre Iberoamericana quiero reiterar como país y nación latinoamericana nuestra preocupación por la constatación de que la pandemia del covid-19 ha puesto en evidencia la desigualdad en la distribución de vacunas y su acceso para las naciones del sur, tal como han denunciado las Naciones Unidas y la propia Organización Mundial de la Salud (OMS). Los países ricos han comprado más de la mitad del suministro de vacunas en el mundo, cuando sólo representan el 16 % de la población mundial. En consecuencia, más de 100 países no han vacunado ni a una sola persona de su población y además se estima que el 90% de los habitantes en casi 70 países de bajos ingresos no lograran vacunarse contra el covid-19 en el año 2021”- subrayó el jefe de Estado de Bolivia.

Seguidamente, indicó que la ciencia médica debe estar al servicio del ser humano, sin ningún tipo de discriminación geográfica, política y social. “El acceso a la vacuna debe ser visto como un derecho humano, para eso las empresas farmacéuticas y gobiernos deben mantener una cooperación sincera e implementar la divulgación de sus conocimientos y teconogías, para que a través de un trabajo conjunto, garanticemos el acceso inmediato y oportuno para las personas más vulnerables”.

Arce planteó que se requiere una reforma de los estándares internacionales en especial los referidos a los derechos de propiedad intelectual, ya que no puede ser indiferente ni mucho menos lucrar los medicamentos en pandemia.

“Desde Bolivia hacemos un llamado, es más exhortamos a la Organización Mundial de Comercio a la organización de Propiedad intelectual a una pronta modificación de los estándares internacionales que protegen a la hegemónica industria farmacéutica a costa del perjuicio de miles y millones de seres humanos. Las poderosas transnacionales Farmacéuticas que tienen patentes sobre los diagnósticos, medicamentos y vacunas, deben liberarlas y hacerlas del dominio público o emitir autorizaciones voluntarias sin costos para lograr un acceso real de todas las naciones sin excepciones”, aseguró.

Asimismo, el Presidente de Bolivia hizo un llamado a los países ricos que tengan más vacunas de las que necesitan para que las distribuyan a las naciones más vulnerables, advirtiendo que las naciones del norte no lograran superar los efectos del Covid-19, por más de que asignen miles y millones de dólares si dejan a las naciones del sur en la más completa vulenarabilidad”.

Entre tanto, el Jefe de Estado de Argentina Alberto Fernández manifestó que la reunión de Jefes de Estado es oportuna y significativa, en medio de una calamidad universal.

“Conmovidos por el dolor y la turbación que viven nuestros pueblos (…) unidos por la solidaridad o dominados por el miedo; unidos por la integración creativa o dominados por la división infértil; Unidos por la justicia social o dominados por la codicia. Una serie de ideas y coincidencias que hemos plasmados en los preparativos de esta cumbre demuestran que nuestros países pueden sentarse en la misma mesa de la agenda global con un claro rumbo de desarrollo sostenido inclusivo y conectado”.

“Invito a los países hermanos a hacerse eco de ese clamor Iberoamericano, las coincidencias a la cual hemos arribado demuestran que más allá de escenarios coyunturales distintos e ideologías diversas, nuestra región puede ponerse de acuerdo, cuando se trata de soñar juntos por un mañana diferente. A la pandemia del covid-19 no podemos ni sumarle la pandemia de la Jibarización de ideales y horizontes. La integración innovadora y no la vana disputa es el motor de nuestro futuro. La coalición multilaterales y no esfuerzos propios de lobos solitarios, son el camino de salida a esta crisis”- puntualizó el presidente de Argentina.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com