Caos, violencia y muerte marcan el fin de la era Trump

Foto: AFP

Este miércoles la ciudad de Washington fue sacudida por un hecho inédito en la historia contemporánea de Estados Unidos, cuando un grupo de seguidores convocados por el presidente saliente Donald Trump, decidieron, armas en mano, tomar la sede del Congreso de esta nación, con el objeto de boicotear el proceso de confirmación de la victoria de Joe Biden.

Esta acción que desbordó a los efectivos de seguridad del Capitolio estadounidense, se suscitó poco tiempo después que Trump se dirigiera a esa multitud para reiterar su denuncia de “fraude masivo” en las elecciones por parte de los demócratas y pidiera a sus votantes y copartidarios del partido republicano “mantenerse firmes” en la defensa de lo que asegura fue su “victoria”.

Estos hechos de violencia provocaron la destrucción de algunas instalaciones de la sede del legislativo norteamericano, tal como lo reseñan las gráficas que evidenciaron como partidarios de Trump se llevaban parte del mobiliario, se tomaban fotos sentados en oficinas como la de la presidenta de la cámara de representantes, Nancy Pelosi, o en la curul del podio de la presidencia del Senado.

En medio de este caos que provocó la estampida trumpista se suscitó, la muerte de al menos cuatro personas, según informó la alcaldesa de Whasington DC, Muriel Bowser. Una de las primeras víctimas, fue captada en video mientras se desangraba dentro de las instalaciones del Capitolio como consecuencia de haber recibido un disparo en el pecho que le provocó la muerte.

Discurso incendiario

Poco antes de este desborde de violencia y caso, Trump apeló a su incontrolable verbo para exigir que se boicoteara este proceso de confirmación por parte de las dos cámaras del Congreso estadounidense, dirigiéndonse con mensajes directamente a su vicepresidente Mike Pence y a los miembros del partido repúblicano a quienes instaba “tener valentía” y “mantenerse firmes” en las acciones para impedir que se cumpliera con este protocolo, es el último paso para sellar la llegada a la presidencia de Joe Biden.

La palabra “fraude” fue la constante de lo que pudiera calificarse como “verborrea tuitera” de Trump, quien ante el silencio de sus copartidarios republicanos y el anuncio de su vicepresidente de respetar el acto protocolar y cumplir con el acto de confirmación, decidió emprender una campaña de insultos y descalificaciones que culminaron con un mensaje donde señala a Pence de cobarde. Este último tuit fue borrado por Twitter bajo el señalamiento de infringir las reglas de esta red social.

Tras desatarse la violencia que interrumpió la sesión en ambas cámaras y dejó decenas de imágenes para la posteridad, el mandatario norteamericano decidió emitir un video en su cuenta Twitter para llamar a la calma, pero al mismo tiempo, reiterar su denuncia sobre el supuesto fraude, por lo que las redes sociales Twitter y Facebook, así como Youtube, decidieron censurarlo.

Ante esta acción por parte de las plataformas de las comunicaciones, la respuesta de Trump fue emitir un mensaje por Twitter y Facebook donde justificaba estas acciones violentas de sus partidarios.

“Esto son cosas y eventos que pasan cuando una victoria electoral arrolladora es arrebatada de manera tan abrupta y viciada a los grandes patriotas que han sido tratados tan injustamente y mal durante tanto tiempo. Vayan a casa y en paz ¡Recuerden este día para siempre!”, indicaba el mensaje ahora eliminado por ambas redes sociales, que además informaron el bloqueo de la cuenta Twitter por 12 horas y Facebook por 24 horas.

Condenas y amenazas de destitución

En medio del caos aupado por el Mandatario norteamericano, surgieron las voces de condena a estas acciones que calificaron como “alsato sin precendetes” e “intento de golpe de Estado”, por parte de los partidarios de Trump.

Tal fue el caso del presidente Joe Biden, quien en mensajes publicados en su cuenta Twitter, calificó de sediciosos a los protestantes pro Trump, por lo que pidió al presidente saliente “poner fin” a este espectáculo.

“Permítanme ser muy claro: las escenas de caos en el Capitolio no representan quiénes somos. Lo que estamos viendo es un pequeño número de extremistas dedicados a la anarquía. Esto no es disensión, es desorden. Limita con la sedición y debe terminar. Ahora”, escribió en un primer mensaje.

“Hago un llamado al presidente Trump para que salga a la televisión nacional ahora para cumplir su juramento y defender la Constitución exigiendo el fin de este asedio”, escribió en un segundo mensaje.

A esta condena y llamado del presidente electo se unió la voz de la congresista demócrata por Minnesota, Ilhan Omar, quien anunció en su cuenta Twitter que se encontraba redactando la solicitud de “Impeachment” (jucio político) contra Donald Trump por lo que calificó como una acción inconstitucional.

https://twitter.com/IlhanMN/status/1346934098384793606

A la par surgieron rumores sobre renuncias dentro del entorno de Trump, así como de reuniones para invocar una acción jurídica para entregar la presidencia de manera temporal al vicepresidente Pence y así garantizar una transición pacífica hacia la toma de posesión de Joe Biden.

Asimismo, algunos medios locales señalaron que los integrantes del Comité de Justicia de la cámara de representantes, instaban a Pence, mediante una comunicación, invocar la enmienda 25 para destituir a Trump, propuesta que gana partidarios dentro de ambas cámaras del Congreso.

Imágenes para la historia

Toda esta historia de caos político y social, donde prevaleció la violencia y la muerte, ha sido registrado por reporteros gráficos y personas que dejaron para la posteridad imágenes que hoy ocupan los titulares de los grandes medios del mundo y desbordan las redes sociales.

Muchas dan muestra de la violencia vivida, otras de la locura reinante y algunas dejan al desnudo la prevalencia de la mentalidad Marvel que impera en la sociedad estadounidense, tal como lo demuestra la llegada de “Batman” a la toma del Capitolio, quien es recibido entre aplausos.

¿Quién es el búfalo invasor?

Entras los invasores al Capitolio estadounidense estuvo una persona que atiaviado de una piel de búfalo con cuernos, se paseó por las instalaciones y emitió declaraciones ante los medios de comunicación presentes donde manifestó su apoyo al presidente saliente Donald Trump al que considera su “padre”.

Su nombre es Jake Angeli y se hace llamar en las redes sociales como Q-Shaman. Este joven de 32 años es un defensor de Trump y de la teoría del extrema derecha norteamericana “QAnon” que plantea una supuesta trama secreta organizada por un “Estado profundo” contra Donald Trump y sus seguidores.

Este ultraderechista ha sido visto en múltiples concentraciones en apoyo a Trump, por lo que se ha ganado la simpatía del magnate quien ha dicho no conocerlo, pero sí alabo sus acciones y las del grupo QAnon.

Angeli no desaprovechó su mediatizada aparición para, emulando a su ídolo, atacar a Venezuela y en medio de la excitación de la jornada violenta decir: “Pueblo de Venezuela, pueden recuperar también su país, estamos dando un ejemplo restituyendo al presidente (Trump), ustedes pueden recobrar su país, terminar con el comunismo y globalismo, ustedes pueden recuperarlo del mal, pueden tener su país de nuevo Venezuela”.

Confirmación del final de Trump

Pese a este caos sangriento y tras la imposición de un toque de queda en el estado de Columbia que se tradujo en el despliegue de la Guardia Nacional en los alrededores del Capitolio, el Congreso logró reunirse y tras rechazar la objeción de los votos de Arizona presentado por una fracción republicana liderada por Ted Cruz, se formalizó la confirmación de la victoria de Biden, cumpliendo así con este paso protocolar que el presidente saliente y sus seguidores convirtieron en una escena de caos, violencia y muerte, imagen que quedará enmarcada como el retrato del fin de la era Trump.

Enlaces patrocinados