InicioMundoChina aprovecha sanciones contra Rusia para comprar petróleo barato

China aprovecha sanciones contra Rusia para comprar petróleo barato

Pekín pagan entre 90 y 94 $ por barril, muy por debajo de los 125 $ de la canasta Brent

Pagando menos que cualquier otro país occidental, China ha aumentado este año las compras de petróleo a Rusia aupado por las sanciones impuestas contra Moscú por la operación militar en Ucrania.

Solo entre enero y mayo las ventas de crudo ruso a Pekín aumentaron aproximadamente un 40%. Sin embargo, analistas estiman que pueda incrementarse el flujo de compra de crudo tras el sexto paquete de sanciones de la Unión Europea (UE) contra Rusia, aprobado el 30 de mayo, que incluyó un embargo a más de dos tercios de sus compras de crudo ruso.

Las restricciones a la importación de crudo ruso adoptadas por Estados Unidos y la UE ha obligado a Moscú a buscar nuevos compradores en el mercado asiático, entre los que figuran China y la India.

Se estima que en mayo Beijing compró 800.000 barriles por día de crudo ruso transportado por mar, un aumento del 40% con respecto a enero, según datos analíticos de Refinitiv.

La ventaja de China es que puede comprar petróleo ruso a un precio de entre 90 y 94 dólares por barril, muy por debajo de los 125 dólares de la canasta Brent, referencia en Europa.

Pese al descuento, Rusia maneja cifras positivas en su exportación de crudo. Solo entre enero y abril los ingresos petroleros de Moscú crecieron un 50%, de acuerdo con datos de la Agencia Internacional de Energía.

«Rusia no venderá nada con pérdidas. Si la demanda disminuye en algún lugar, aumenta en algún otro. Hay una reorientación de los flujos», dijo recientemente el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Diversificación del mercado

La mayor parte de la demanda de crudo asiática es suministrada por algunos países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), principalmente de Arabia Saudí, pero Rusia ha ganado terreno con sus exportaciones en lo que va de año.

Según el rastreador Petro-Logistics, al menos el flujo de petróleo ruso a Asia por vía marítima han aumentado un 50%. El viceprimer ministro ruso, Aleksander Novak, dijo el 9 de mayo que encontraron nuevos clientes para sus exportaciones de petróleo en diversas regiones, incluida Asia y el Pacífico.

Novak informó que las empresas petroleras rusas están diversificando sus rutas de exportación y tienen nuevos compradores y mayores volúmenes de envíos hacia Asia, teniendo a China como su principal cliente.

Las exportaciones hacia Asia se completan entre barcos hacia el mar Mediterráneo con el fin de evitar las sanciones impuestas por la UE, bloque que ha prometido reducir las importaciones de crudo ruso en un 90% para finales de año.

Esta decisión de la UE, según expertos, puede generar una crisis energética en varios países que dependen de las exportaciones de crudo rusa. Se estima que Moscú suministra 2,2 millones de barriles diarios a Europa y otros 1,2 millones de barriles diarios de productos refinados.

Petróleo ruso pese a sanciones

Sin embargo, pese a las sanciones de la UE y Estados se estima que en mayo petroleros presumiblemente con petróleo ruso llegaron a los puertos de Nueva York y Nueva Jersey.

Según The Wall Street Journal, los remitentes y procesadores ocultan su origen. En Estados Unidos el crudo llegó a través del canal de Suez y el Atlántico desde refinerías indias. 

Según los documentos de envío, los datos de la empresa analítica Refinitiv y el análisis del Centro de Helsinki para la Investigación de Energía y Aire Limpio, hay empresas que son grandes compradores de hidrocarburos rusos.

«Los documentos se pueden hacer de tal manera que no se puede averiguar nada. La forma más fácil: vertemos el [crudo] ESPO ruso en petroleros, nos acercamos a un barco desde la India, donde ya hay petróleo de Oriente Medio. Combinamos una cierta proporción, 70% saudí y 30% del nuestro, y enviamos esta mezcla a la India. Intenta demostrarlo», ejemplifica Leonid Khazanov, un experto industrial independiente, citado por Sputnik.

Deja un comentario