InicioMundoDaniel Ortega: expulsión de traidores no fue negociada con EEUU

Daniel Ortega: expulsión de traidores no fue negociada con EEUU

Parlamento aprobó en primera discusión Ley para retirar nacionalidad a traidores

Luego Parlamento nicaragüense aprobó este jueves, en primera instancia, la Ley de Reforma al artículo 21 de la Constitución para que los traidores a la Patria pierden la nacionalidad y tras la deportación a EEUU de 222 sentenciados por incitar la violencia, terrorismo y desestabilización económica, el presidente de esa nación Daniel Ortega desmintió versiones de que se tratara de una negociación con Washington.

Ortega informó en cadena nacional que no hubo negociación con Estados Unidos en la deportación de los 222 presos enviados por la mañana a Washington, señalados de traición a la Patria y que, bajo la reforma al articulo 21 de la carta magana, perderían la nacionalidad.

La iniciativa legislativa que retira la ciudadanía nicaragüense a los traidores y los derechos que esa nacionalidad conlleva, quedó aprobada con 89 votos y fue impulsada por los 74 diputados de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional, mayoría parlamentaria que presentó la reforma con trámite urgente.

El artículo constitucional reformado debe ser aprobado en segunda legislatura para que entre en vigor, es decir el próximo año, establece que “la adquisición, pérdida y recuperación de la nacionalidad serán reguladas por las leyes. Los traidores a la patria pierden la calidad de nacional nicaragüense”.

La exposición de motivos señala que la Constitución del país mesoamericano, en el artículo uno, acuerda que todo connacional debe preservar y defender la independencia, la soberanía y la autodeterminación nacional.

En la misma sesión los parlamentarios aprobaron también la Ley Especial que regula la pérdida de la nacionalidad. Durante el debate se recordó la aprobación, en 2020, de la Ley 1055 que establece cómo nicaragüenses ejecutores de actos que lesionen los intereses supremos de la nación se consideran traidores a la patria, sin perjuicio a las acciones punitivas establecidas en el código penal.

El texto señala que sobre la Ley 1055, “se hace necesario ampliar el artículo 21 de la Constitución, en el sentido de que los traidores a la patria pierden su calidad de nacional nicaragüense” por lesionar los intereses supremos nacionales.

La expulsión

El presidente Ortega señaló que contactó a la embajada estadounidense en Managua para el trámite de salida de los sentenciados y explicó que “no pensaba que hubiera una respuesta positiva”.

“No se trataba de negociar nada. No estamos pidiendo que nos levanten las sanciones”, señaló el mandatario. “De parte del Gobierno de Estados Unidos no hemos pedido absolutamente nada”, reiteró.

“No hemos tenido un trueque. Este no es ‘un te doy esto y me das aquello’. Esto lo que hace es confirmar que (los expulsaos) están retornando a un país que es el que los ha utilizado para sembrar el terror, la muerte y la destrucción en Nicaragua”, espetó.

El jefe de Estado del país centroamericano destacó varios casos de los expulsados y señaló que algunos no quisieron salir del país porque en EEUU tenían que enfrentar acusaciones por narcotráfico y otros delitos, y también refirió que varios de los religiosos presos que fueron expulsados también estaban cumpliendo condena por delitos comunes, pero la prensa de derecha los presenta como perseguidos políticos.

La nueva legislación

El recién aprobado, en primera discusión, ordenamiento jurídico, consta de cuatro apartados, el primero regula la pérdida de la nacionalidad estipulada en el artículo 21 de la Constitución, mientras el segundo señala que los sentenciados perderán la nacionalidad, esto a tenor de lo dispuesto en la ley 1055 de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, Soberanía y Autodeterminación para la Paz.

El tercer articulo señala que la autoridad judicial es la competente para aplicar la presente normativa tras notificarse al Consejo Supremo Electoral y el cuarto dice que la ley entrará en vigencia a partir de su publicación en cualquier medio de comunicación social escrito o digital, sin perjuicio de su publicación en la Gaceta Oficial.

Entretanto, el Tribunal de Apelaciones de Managua comunicó que los deportados fueron declarados traidores a la Patria y sancionados por diferentes delitos graves e inhabilitados de manera perpetua para ejercer la función pública en nombre del servicio del Estado de Nicaragua, señala Prensa Latina.

Además, fueron imposibilitados de ejercer cargos de elección popular, y quedaron suspensos sus derechos ciudadanos de forma perpetua.

Los 222 deportados por incitar a la violencia

El presidente de la Sala Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua, capital de Nicaragua, magistrado Octavio Rothschuh, informó este jueves sobre la deportación a EEUU de 222 personas sentenciadas por incitar a la violencia, al terrorismo y cometer actos que menoscaban la independencia, recoge Telesur, los cuales ya están en EEUU.

El comunicado leído por Rothschuh precisa que la resolución dictada el 8 de febrero “ordenó la deportación inmediata de 222 personas sentenciadas por cometer actos que menoscaban la independencia, la soberanía, la autodeterminación del pueblo; por incitar a la violencia, al terrorismo y a la desestabilización económica, pero además por lesionar los intereses supremos de la nación establecidos en el ordenamiento jurídico, convenios y tratados internacionales de derechos humanos, alterando la paz, la seguridad y el orden constitucional”.

Además, indicó que las personas deportadas fueron declaradas traidores a la patria y “sancionados por diferentes delitos graves e inhabilitados de forma perpetua para ejercer la función pública en nombre o al servicio del Estado de Nicaragua, así como ejercer cargos de elección popular, quedando suspendidos sus derechos ciudadanos de forma perpetua”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí