InicioMundoDefensa rusa anunció la apertura de corredores desde Mariupol

Defensa rusa anunció la apertura de corredores desde Mariupol

Anunció que se garantizará una salida segura y la seguridad de la vida de quienes depusieron las armas.

Para rescatar a civiles a partir de las 10 a. m. del 21 de marzo, se abrirán corredores humanitarios desde Mariupol tanto en dirección este como oeste, dijo el Ministerio de Defensa ruso.

La salida se estima entre las 10:00 a 12:00, el departamento propone organizar una salida de la ciudad de militares ucranianos y mercenarios extranjeros sin armas, en cuyo caso se garantiza que salvarán sus vidas). Después de eso, los convoyes humanitarios deben pasar a Mariupol y los civiles deben ser evacuados.

Representantes de la ONU, OSCE, Cruz Roja están invitados a acompañar esta operación humanitaria «sobre el terreno».

El Ministerio de Defensa pidió a Kiev que sea sensato y cancele las instrucciones dadas anteriormente, que obligaron a los militantes de Mariupol a sacrificarse.

El departamento ruso insiste en recibir una respuesta por escrito de Kiev a estas propuestas antes de las 5 de la mañana. 

Por separado, el ejército ruso apeló a las autoridades locales de Mariupol, señalando que ahora tienen derecho a tomar una decisión histórica: o están con su gente o con bandidos, de lo contrario, un tribunal militar les espera.

Salida segura a quien deponga las armas

“Hacemos un llamado a las unidades de las Fuerzas Armadas de Ucrania , batallones de defensa territorial, mercenarios extranjeros para detener las hostilidades, deponer las armas y, a lo largo de los corredores humanitarios acordados con la parte ucraniana, ingresar a los territorios controlados por Kiev ”, dijo  el coronel general Mikhail Mizintsev, jefe del Centro Nacional para el Control de la Defensa de la Federación Rusa, en una sesión informativa el domingo.

«Al mismo tiempo, todos los que depusieron las armas tienen garantizada una salida segura de Mariupol y la preservación de la vida», subrayó el general.

Según Mizintsev, si los funcionarios de Kiev abandonan una vez más a quienes continúan resistiendo en Mariupol y les ordenan morir como mártires, «hacemos un llamado a todos aquellos que valoran sus propias vidas: pueden hacerlo solos y como parte de grupos separados».

“Los comandantes de las unidades de la República Popular de Donetsk y las Fuerzas Armadas Rusas estarán listos para tal escenario y garantizarán su salida segura, pero solo sin armas y municiones, a cualquier área que usted nombre”, agregó el general.

Mizintsev informó que el oficial de Kiev estaba expresando la retórica de que los militantes en la ciudad sitiada deberían convertirse en un «ejemplo de resiliencia», sacrificarse y que se les otorgaría el estatus de «mártires de Mariupol», y para ello deben ser «totalmente» utilizado como «escudo vivo» de más de 200 mil civiles de la ciudad.

130.000 civiles como rehenes

Hasta 130.000 civiles están siendo rehenes de los nacionalistas ucranianos en Mariupol, dijo el domingo el coronel general Mikhail Mizintsev, jefe del Centro Nacional para el Control de la Defensa de la Federación Rusa.

«Según nuestra información, hasta 130.000 civiles y 184 ciudadanos extranjeros de seis países se encuentran actualmente retenidos como rehenes en la ciudad», dijo el general.

También dijo que como resultado de las medidas efectivas tomadas, en los últimos tres días, 59.304 personas, así como 139 ciudadanos extranjeros, han sido evacuados a la Federación Rusa del centro de horror y arbitrariedad organizado en la ciudad por los nacionalistas.

El 21 de febrero, Vladimir Putin, en respuesta a las solicitudes de las repúblicas de Donbass y tras un llamamiento de los diputados de la Duma estatal, firmó decretos que reconocen la soberanía de la República Popular de Lungasnsk  y la república Popular de Donetsk. 

Temprano en la mañana del 24 de febrero, Rusia lanzó una operación especial militar para desmilitarizar Ucrania. Putin llamó a su objetivo «la protección de las personas que han sido objeto de intimidación y genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años».