InicioMundoDefensa rusa neutraliza a parte de la aviación de combate ucraniana

Defensa rusa neutraliza a parte de la aviación de combate ucraniana

La operación se lleva a cabo en el marco de la desmilitarización de Ucrania

El Ministerio de Defensa de Rusia ha declarado este domingo que la mayor parte de la aviación ucraniana preparada para el combate quedó destruida en el marco de la operación especial militar rusa en el país, reseñó RT citando al canal de Telegram de la agencia TASS.

«Entre ayer y lo que va del día, las Fuerzas Aéreas de Ucrania perdieron 11 aviones de combate y 2 helicópteros», detalló el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Ígor Konashénkov. Asimismo, desde el Ministerio ruso confirmaron la destrucción del aeródromo de la ciudad ucraniana de Vínnytsia, en el centro-oeste de Ucrania. Se precisa que el ataque fue lanzado este 6 de marzo con armas de largo alcance.

Desde la institución también precisan que informaron a los países vecinos que se declara inadmisible el uso de sus aeropuertos para ubicar aviones pertenecientes a Ucrania.

Según el representante del ministerio ruso, la operación se lleva a cabo en el marco de la desmilitarización de Ucrania. Konashénkov también explicó que Kiev obliga a los empleados de dichas instalaciones a restaurar los equipos militares dañados para volver a desplegarlos en las zonas de combate.

El Ministerio de Defensa de Rusia aseguró que las Fuerzas Armadas rusas apuntan a la infraestructura militar ucraniana y no atacan ni a las tropas rendidas ni a la población civil. El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, subrayó que «las tropas rusas no ocupan el territorio ucraniano, hacen todo lo posible para salvar vidas y garantizar la seguridad de los civiles».

El pasado 24 de febrero, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció «una operación militar especial para defender Donbass». En un mensaje especial a los ciudadanos rusos, el mandatario detalló que el objetivo del operativo es «proteger a las personas que han sido objeto de abusos y de genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años».