InicioMundoDocentes de Panamá continuarán movilizaciones pese al diálogo

Docentes de Panamá continuarán movilizaciones pese al diálogo

Más de 800.000 estudiantes de Panamá se mantienen sin clases por las protestas

El gremio docente de Panamá afirmó este viernes que se mantendrá en las calles en defensa de sus demanda, pese a que se instale una mesa de diálogo con el Gobierno.

Así lo afirmó la Asociación de Profesores (Asoprof) de Panamá, que enfatizaron que el regreso a clase dependerá de los avances del Gobierno en la negociación.

Fernando Abrego, secretario General de la Asoprof; señaló que «hay que mantenerse firme en cada uno de los bastiones de lucha hasta alcanzar los objetivos».

«Tenemos que tener paciencia, estamos caminando con manera firme y decidida para mejorar la calidad de vida de nuestros compañeros», expresó en un material audiovisual publicado en su cuenta en la red social Twitter.

De acuerdo con TeleSur, la decisión del gremio se dan horas después de la primera sesión de la mesa única de diálogo, instalada la víspera en el Centro Cristo Sembrador, en la Diócesis de Penonomé, provincia de Coclé (centro).

La sesión de trabajo de esta jornada, estaba previsto abordar primero el tema de la canasta básica, para luego abordar el tema de los combustibles.

En concreto, más de 800.000 estudiantes en Panamá continuarán sin clases, por las protestas masivas y bloqueos de vías contra el alto costo de la vida y la corrupción que se registran desde hace semanas, pese al inicio de un diálogo con el Gobierno para solventar la crisis.

Cabe recordar que, la Alianza Nacional por los Derechos de los Pueblos (Anadepo) y el Gobierno de Panamá firmaron un acuerdo en Santiago de Veraguas, en el cual fijaron el precio del combustible en 3.25 dólares el galón, así como levantar todos los cierres en las vías de comunicación del país.  

No obstante, la alianza Pueblo Unido por la Vida desconoció el acuerdo logrado entre el Gobierno y Anadepo e instó a que se instale una sola mesa de diálogo con todos los actores en lucha en las calles desde hace más de dos semanas.

En concreto, los manifestantes piden una rebaja y congelamiento de los precios de la canasta básica, combustible, energía, medicamentos, la inversión del 6% del PIB en educación pública y abordar el futuro del sistema de salud estatal.

También exigen tomar medidas contra la corrupción, en medio de fuertes críticas ciudadanas por los sueldos de altos funcionarios y el despilfarro de los recursos públicos.

Deja un comentario