InicioMundoEEUU: Otro hombre negro muere tras brutal arresto en Los Ángeles

EEUU: Otro hombre negro muere tras brutal arresto en Los Ángeles

Keenan Anderson era primo una de las cofundadoras del movimiento Black Live Matter

La Policía de la ciudad estadounidense de Los Ángeles, California, publicó imágenes del arresto de Keenan Anderson, un hombre negro que falleció el 3 de enero pasado, luego de un brutal arresto que le causó un mortal infarto, las imágenes fueron difundidas por la cadena estadounidense de noticias FOX.

La nueva víctima de brutalidad policial era primo de Patrisse Cullors, una de las cofundadoras del movimiento Black Live Matter (Las Vidas Negras Importan), organización que nació en protesta por el homicidio de George Floyd, quien fue asesinado, el 25 de mayo de 2020, por otro policía, en la ciudad estadounidense; Minneapolis, Minnesota.

Cullors, artista y cofundadora del movimiento Black Lives Matter (BLM), publicó en Instagram que Anderson era su primo. y escribió el lunes: “Keenan merece estar vivo en este momento, su hijo merece ser criado por su padre”.

“Este es mi primo Keenan Anderson. Fue asesinado por la policía de Los Ángeles en Venecia el 3 de enero de 2023. Mi primo era educador y trabajaba con niños de secundaria. Era profesor de inglés”, señala la cofundadora de BLM

Otro trágico arresto a un afroestadounidense

El joven de 31 años murió luego de que, durante su arresto, lo electrocutaron varias veces con una pistola taser (arma eléctrica presuntamente no letal), señalaron varios medios internacionales y de EEUU, además trascendió que el trágico arresto ocurrió luego que Anderson pidió ayuda a un oficial que viajaba en una motocicleta y fue acusado por la multitud de haber sido involucrado en un accidente, lo que engrosaría la cifra de víctimas fatales de acciones policiales contra personas que no estarían implicadas en ningún delito.

La cámara corporal de uno de los agentes que arrestaron a Anderson, muestra como le propinan las descargas eléctricas estando en suelo, una de ellas duró más de 10 segundos, mientras el hombre, ya sometido suplicaba por su vida diciendo “por favor señor no haga esto”, luego, una vez Anderson está en el piso, se escucha a uno de los policías decir “no te resistas”, aunque ya estaba inmovilizado.

El asesinato de Anderson ocurre a la par de la publicación de los datos arrojados por el sitio Mapping Police Violence, institución que registra desde 2013 la cantidad de civiles muertos a manos de la Policía en EEUU, que revela que 2022 fue el año más mortífero de los que se lleva registro, con 1.176 homicidios cometidos por agentes de la ley.

ADVERTENCIA IMÁGENES FUERTES QUE PUEDE SER PERTURBADORAS

En California, activistas exigen justicia para Anderson, señala el portal democracynow.org, y destaca que se trata de un padre y profesor de inglés de una escuela secundaria.

El portal describe que los oficiales se encontraban respondiendo a una llamada de emergencia generada por un accidente automovilístico y agrega que los agentes, al arrestar a Anderson, lo electrocutaron durante varios minutos, lo derribaron y empujaron contra el pavimento, lo esposaron y sujetaron por los tobillos.

El Departamento de Policía de Los Ángeles reconoció la muerte de Anderson tres días después. Entretanto la alcaldesa de Los Angeles, Karen Bass, emitió un comunicado expresando sus condolencia a los familiares de la víctima y prometió investigar las muertes que ocurrieron en la ciudad a manos de la Policía, recoge RT.

“Se están realizando investigaciones completas y prometo que las investigaciones de la ciudad sobre estas muertes serán transparentes y reflejarán los valores de Los Ángeles. Me aseguraré de que las investigaciones de la ciudad conduzcan solo hacia la verdad y la rendición de cuentas. Además, los oficiales involucrados deben ser puestos en licencia inmediata”, declaró Bass.

“Agradezco la decisión del jefe [de la Policía Michael] Moore de publicar las imágenes hoy. La política permite hasta 45 días antes de que se publiquen las imágenes de los incidentes de uso de la fuerza, pero creo que el Departamento de Policía de Los Ángeles debe ser lo más transparente posible, lo más rápido posible. Una vez más, mi corazón se rompe por las familias y los seres queridos que están experimentando una pérdida tan trágica”, concluyó.

Keenan Anderson y George Floyd

Las imágenes de la electrocución de Anderson estando ya sometido por los policías, recuerda las del asesinato de Floyd que fueron captadas por un testigo y dieron la vuelta al mundo causando indignación y luego una ola de protestas en todo EEUU exigiendo respeto a la vida y a los derechos de los afroestadounidenses.

Keenan Anderson: Body camera video shows LAPD detaining, using Taser on man  involved in Venice crash

Floyd murió durante el arresto luego que un empleado de una tienda sospechara que éste podría haber usado un billete de veinte dólares falsificado, el 25 de mayo de 2020

Imágenes de George Floyd muriendo asfixiado bajo la rodilla de un policía en Minneapolis mientras suplicaba por su vida dieron la vuelta al mundo

Floyd murió a los 46 años asfixiado bajo la rodilla de Derek Chauvin; policía de Minneapolis quien lo estranguló por unos ocho minutos mientras sus compañeros, también policías, observaban e impedían la intervención de los transeúntes, sin embargo el momento fue captado en video y en ese material se escucha a la víctima suplicar por su vida diciendo “no puedo respirar”.

Las protestas del BLM fueron violentamente reprimidas por las autoridades, lo que derivó en que, lo que inició como un movimiento local en Mineápolis-Saint Paul, se extendió rápidamente a más de 2000 ciudades y pueblos en más de 60 países en todo el orbe y se estima que en el verano de 2020 entre 15 y 26 millones de personas, según encuestas, habrían participado de alguna manifestación en Estados Unidos, lo que las convirtió en las más grandes en la historia de ese país.

Protestas en todo el mundo por la muerte de George Floyd
Foto AP / Martin Meissner

2022 el de mayor brutalidad policial en EEUU

La escandalosa cifra de 1.176 homicidios cometidos por agentes de la ley en EEUU se traduce en que, durante el año pasado, diariamente al menos tres personas perdieron la vida a manos de policías en la nación norteamericana.

Los datos de Mapping Police Violence también refleja que la tasa de asesinatos de 2022 se incrementó en comparación con 2021; cuando la cantidad de asesinados a manos de la Polcía fue de 1.145 civiles. Desde que se lleva registro el dato no ha bajado de 1.100 civiles fallecidos en esas condiciones en ese país.

El movimiento Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan) se manifestó en Twitter pidiendo abolir a todos los cuerpos policiales en EEUU.

“No apreciamos a los asesinos. abolir toda la policía en todas partes. a la mierda de la policía”, señala la publicación.

Afrodescendientes son los más afectados

El estudio revela que, el año pasado, cada mes, en promedio, unas 100 personas perdieron la vida a manos de la Policía y los afrodescendientes tienen tres veces más probabilidades de convertirse en víctimas, destaca RT.

El dato destaca que 24% de las víctimas fatales de la violencia policial en 2022 fueron afroestadounidenses, aunque solo representan 13% de la población estadounidense, en el conteo histórico desde el 2013, lo que se traduce en que ese grupo racial es tres veces más propenso de ser asesinados por la Policía que los blancos.

Los afroestadounidenses corren tres veces más peligro de morir a manos de policías, que los blancos

Violencia fatal gratuita desde la Policía en EEUU

Señala además que hubo 12 días durante los cuales los efectivos no mataron a nadie. Mientras tanto, 132 casos de estos asesinatos estaban relacionados con víctimas que no eran sospechosas de haber cometido ningún delito. En 98 casos, hubo enfrentamientos mortales con policías por las infracciones de tránsito.

Los números han aumentado, pero las circunstancias en las que se produce esta violencia siguen siendo las mismas. Aunque 31% de los casos ocurrieron duran una situación señalada como “grave”; con un presunto delito violento, en la mayoría de los casos la Policía acabó matando ciudadanos en el 2022 durante vigilancias rutinarias.

En 11% de los casos, revelan los datos, no se había cometido ningún delito, en 8% todo se desencadenó debido a una infracción de tránsito, 18% de los asesinados por los policías fueron denunciados por delitos no violentos y solo en 11% de las ocasiones que terminaron con saldo fatal para los civiles, la Policía supuestamente había visto un arma, lo que se traduce en que vigilancias rutinarias acaban siendo fatales; tendencia que preocupa a las organizaciones que luchan contra la violencia policial.

La desigualdad es muy grave en ciertas ciudades, como Chicago, donde la tasa es 25 veces mayor. En Minneapolis, la tasa es 28 veces más alta. Cabe recordar que en esta ciudad, hace ya más de dos años y medio, George Floyd fue asesinado. El caso desencadenó una ola de protestas nacionales para exigir justicia racial y el fin de la violencia policial. Pese a la amplia atención de las mismas y a los anuncios políticos, la realidad es que dicha violencia ha aumentado. También cabe recordar que la ley de la reforma policial que llevaba el nombre de George Floyd nunca fue aprobada por el Congreso de Estados Unidos, destaca RT.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí