EEUU transfiere a terroristas de Daesh a su base ilegal en Siria

Fuerzas de EE.UU. en la provincia de Al-Hasaka, Siria, 2 de febrero de 2021. (Foto: AFP)

Las fuentes locales, citadas por la agencia siria oficial de noticias SANA, informan este viernes que los vehículos blindados estadounidenses, escoltados por helicópteros, trasladaron a esos terroristas de una cárcel controlada por la milicia kurdo-árabe Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), aliada de EE.UU., de la provincia nororiental de Al-Hasaka a la localidad de Al-Shadadi, para luego transferirlos a la base de Estados Unidos en Al-Tanf en la frontera sirio-jordana, con información de Hispan

Conforme a las fuentes, los terroristas, entre ellos cabecillas de la banda takfirí, serán sometidos a exámenes por los médicos de la ocupación estadounidense y, tras su traslado al área de Al-Tanf, serán utilizados para llevar a cabo ataques contra el Ejército sirio, los civiles y las instalaciones clave.

En los últimos dos años, las tropas estadounidenses han trasladado a varios terroristas de Daesh de los territorios sirio e iraquí y los han usado para implementar sus planes en la región, denuncia SANA.

Pese al rotundo rechazo del Gobierno y el pueblo sirios a la ilegal presencia de EE.UU. en su país, Washington sigue respaldando a las milicias en el país árabe, e incluso, según varios informes, tiene un nuevo plan para renovar la estructura de Daesh y justificar así su permanencia en Siria, so pretexto de combatir a los extremistas, pero, en realidad, lo que quiere es saquear las riquezas del país árabe.

El desesperado intento estadounidense se produce en medio de grandes avances cosechados por el Ejército sirio frente a los remanentes de Daesh en su territorio.

El Gobierno sirio, presidido por Bashar al-Asad, siempre ha considerado ilegal la presencia de las tropas norteamericanas en su suelo, reiterando que estas tropas y el apoyo armamentista, logístico y financiero que Washington brinda a los ultraviolentos han complicado la crisis en la que está sumido el país.

¿Quiénes son las fuerzas dirigidas por Estados Unidos?

El ataque aéreo de Estados Unidos, que tuvo lugar el viernes en Siria, tuvo como objetivo una de las milicias respaldadas por Irán más poderosas en el Medio Oriente conocida como Kataeb Hezbollah, o las Brigadas de Hezbollah. El grupo es parte de las Fuerzas de Movilización Popular, que incluye una serie de milicias iraquíes, según el reporte de AP

El grupo fue fundado después de la invasión de Irak liderada por Estados Unidos en 2003 que derrocó al dictador Saddam Hussein. Es diferente del Hezbollah del Líbano, pero los dos grupos son fuertes aliados. En los últimos años, Kataeb Hezbollah ha desempeñado un papel importante en la lucha contra el grupo Estado Islámico y ha ayudado a las fuerzas del presidente Bashar Assad en el conflicto de Siria.

El grupo fue fundado por Abu Mahdi al-Muhandis, un veterano militante iraquí que estaba estrechamente aliado con Irán y murió en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses en Bagdad en enero de 2020 junto con el general Qassem Soleimani, el comandante de la élite Fuerza Quds de Irán.

Estados Unidos ha atacado al grupo antes: en diciembre de 2019, un ataque estadounidense a lo largo de la frontera entre Siria e Irak mató a 25 de sus combatientes e hirió a decenas. Washington lo llamó represalia por la muerte de un contratista estadounidense en un ataque con cohetes del que culpó a Kataeb Hezbollah.

¿Cómo impacta esto a las relaciones con Irán?

Es probable que el ataque tenga como objetivo enviar un mensaje a Teherán de que Estados Unidos no tolerará ataques contra los intereses estadounidenses en la región, mientras deja la puerta abierta a las conversaciones.

Se produce cuando la administración Biden enfrenta un camino incierto en sus intentos de resucitar el acuerdo nuclear de Irán de 2015, que le dio a Teherán miles de millones de dólares en alivio de sanciones a cambio de frenar su programa nuclear y que la administración Trump se retiró.

Mientras tanto, las relaciones con Irán se han tensado aún más a medida que los representantes del país se vuelven más asertivos, y las milicias respaldadas por Irán apuntan cada vez más a los intereses y aliados de Estados Unidos. Eso ha reavivado las preocupaciones de que las relaciones estancadas entre Estados Unidos e Irán puedan terminar siendo reñidas en Irak.

Ya hay indicios de que se está utilizando a Irak para librar una guerra por poderes. Los drones cargados de explosivos que atacaron el palacio real de Arabia Saudita en la capital del reino el mes pasado fueron lanzados desde el interior de Irak , dijo esta semana un alto funcionario de la milicia respaldado por Irán en Bagdad y un funcionario estadounidense a The Associated Press.

La decisión de Biden de atacar en Siria no parece indicar una intención de ampliar la participación militar de Estados Unidos en la región, según el análisis de la AP, sino más bien demostrar una voluntad de defender a las tropas estadounidenses en Irak y al mismo tiempo evitar avergonzar al gobierno iraquí, un aliado de Estados Unidos, atacando a su territorio.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo que la operación en Boukamal, Siria, envía un mensaje inequívoco: “El presidente Biden actuará para proteger al personal estadounidense y de la coalición. Al mismo tiempo, hemos actuado de una manera deliberada que tiene como objetivo reducir la situación general en el este de Siria e Irak “.

Un comentarista sirio con sede en Turquía, Abdulkader Dwehe, dijo que la elección de Siria fue acertada.

“Responder en Irak podría abrir un frente que puede ser difícil de cerrar”, tuiteó tras el ataque. “Con el ataque de Boukamal, se ha hecho un punto valioso y un mensaje político en lugar de militar”.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com