El G20 se esforzará por superar la crisis provocada por la pandemia

A handout picture released by the Jordanian Royal Palace on November 21, 2020 shows Jordanian King Abdullah II (screen R) alongside his son Crown Prince Hussein taking part in the virtual G20 Summit via a videoconference in Amman. - The virtual "gathering" of the Group of 20 rich nations seeks to tackle the novel coronavirus pandemic and the faltering global economy -- but in a scaled-down format and without the behind-the-scenes interactions that are the lifeblood of global diplomacy. (Photo by Yousef ALLAN / Jordanian Royal Palace / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / JORDANIAN ROYAL PALACE / YOUSEF ALLAN" - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS

Arabia Saudita abrió este sábado, en formato virtual, la cumbre del G20, la primera que se celebra en un país árabe, dominada por los esfuerzos para frenar la pandemia de nuevo coronavirus y sus devastadoras consecuencias económicas, entre ellas la deuda.

La reunión de dos días de los países más ricos del mundo (19, a las que se suma la Unión Europea) se celebra en medio de críticas por su respuesta a la recesión mundial y cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue sin reconocer su derrota en las elecciones presidenciales. 

Esta vez no hubo una gran ceremonia de apertura ni reuniones bilaterales, en una cumbre limitada a sesiones cortas en línea.

La pandemia de covid-19 será el tema principal de este G20, presidido por el rey Salmán.

En particular la distribución de las vacunas tras los últimos ensayos clínicos esperanzadores y la respuesta a los llamamientos para que el G20 amplíe su financiación para luchar contra el virus, que infectó a más de 55 millones de personas y mató a más de 1,3 millones en todo el mundo. 

“Nuestros pueblos y economías todavía están sufriendo este impacto. Sin embargo, haremos todo lo posible para superar esta crisis a través de la cooperación internacional”, dijo el rey Salmán en su discurso inaugural, bajo la mirada del príncipe heredero Mohamed bin Salmán, líder de facto del país./AFP

Enlaces patrocinados