InicioMundoEl Papa afirma que la Mutilación Genital Femenina humilla a la mujer

El Papa afirma que la Mutilación Genital Femenina humilla a la mujer

Hoy es el día Internacional contra la Mutilación Genital Femenina, en tal sentido, el papa Francisco se pronunció con motivo de esta fecha y expresó que esta práctica «humilla la dignidad de la mujer».

«Hoy se celebra la Jornada Internacional contra la Mutilación Genital Femenina. Son cerca de 3 millones las jóvenes que cada año sufren esta intervención, a menudo en condiciones muy peligrosas para su salud», dijo el pontífice tras el rezo del Ángelus desde el Palacio Apostólico vaticano.

El Papa recordó que cada año desde el Vaticano recuerdan la Jornada Internacional de Tolerancia Cero contra a esa práctica.

«Esta práctica muy difundida en diversas regiones del mundo humilla la dignidad de la mujer y atenta gravemente contra su integridad física», agregó Jorge Bergoglio.

Las Naciones Unidas reseñan que la mutilación genital femenina es aplicada en una treintena de países de África y Oriente Medio, así como otras poblaciones inmigrantes en otros lugares. Para este año, más de cuatro millones de niñas corren el riesgo de ser sometidas a esta práctica, según la ONU.

El Papa también condenó la trata de personas e invitó a los fieles a la jornada mundial de oración y reflexión prevista para el próximo martes.

La trata «es una herida infectada por la búsqueda vergonzosa de intereses económicos de la persona humana», reseñaron las agencias.

“Hay muchas niñas que vemos en las calles que no son libres. Son esclavas de los traficantes que las envían a trabajar y las golpean si no vuelven con dinero. Esto ocurre hoy en día, en nuestras ciudades”, denunció Francisco.

La máxima autoridad eclesiástica concluyó su mensaje ante los peregrinos y turistas en la Plaza de San Pedro expresando que, tanto la mutilación genital femenina como la trata de personas son heridas de la humanidad.

“Es una herida profunda infligida por la vergonzosa búsqueda de ganancias sin ningún respeto por la persona humana”.