InicioMundoEuropa desanima a sus ciudadanos enrolarse como "voluntarios" en Ucrania

Europa desanima a sus ciudadanos enrolarse como «voluntarios» en Ucrania

Las condiciones que pone Ucrania a estos mercenarios "no son muy claras", según han denunciado algunos soldados

Siete países de la Unión Europea, entre ellos Francia, Alemania, Italia y España, pidieron el lunes a sus ciudadanos que se abstengan de ofrecerse como voluntarios para ayudar a Ucrania a combatir la ofensiva rusa, en una declaración de sus ministros de Justicia.

Los ministros de esos siete miembros de la Unión Europea «desanimaron unánimemente a los europeos a unirse» a las filas de los combatientes voluntarios, según un comunicado emitido tras la reunión del llamado Grupo Vendôme, publicado por el ministerio belga.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, anunció a finales de febrero la creación de una «legión internacional» para apoyar al ejército de su país contra Rusia. 

El grupo Vendôme reúne a los ministros de Justicia de Francia, Alemania, Holanda, España, Italia, Luxemburgo y Bélgica. 

A principios de marzo, el Ministerio de Exteriores ucraniano dijo que unos 20.000 combatientes extranjeros, principalmente de países europeos, se ofrecieron como voluntarios para luchar contra Rusia. 

«Evidentemente, desaconsejamos que la gente vaya a un escenario de guerra», dijo por su parte el ministro francés del Interior, Gérald Darmanin, tras una reunión con sus homólogos europeos en Bruselas. 

Ucrania sigue su reclutamiento

Ucrania mantiene activa su campaña para captar mercenarios. A través de su cuenta en Twitter el Centro de Comunicaciones Estratégicas y Seguridad de la Información del Ministerio de Cultura y Política de Información de Ucrania, mantiene una campaña destinada a reclutar personas paraq ue se incorporen a las filas del ejército ucraniano.

“40.000 extranjeros de 52 países están listos para defender Ucrania y luchar por el futuro de la democracia. Si también es un extranjero dispuesto a unirse a la Legión Internacional de Defensa de Ucrania, visite el sitio web http://fightforua.org.”, reza el post.

Sin embargo, las experiencias no han sido del todo positivas, pues según se han publicado algunos medios, las condiciones del contrato no son del todo claras. A los combatientes de la legión extranjera de Ucrania se les pide que firmen contratos indefinidos, denunció la revista 1843.

Jake Priday, con seis años de experiencia en el ejército británico quien ha participado en misiones en Kenia, Estonia e Irak, narró su experiencia a la revista digital 1843, donde expresó su  descontento al no ser advertido sobre las condiciones de  la “contratación” y su decepción por la poca paga ofrecida para tales misiones.

Priday contó que sería enviado directamente a la primera línea de combate tras una breve etapa de entrenamientos por solo 230 dólares hasta el final del conflicto.



Según el medio, que cita una fuente anónima en el Ministerio de Defensa de Ucrania, una vez sellado durante el contrato, los mercenarios se ven obligados a 
servir por tiempo indefinido . 

Los voluntarios aseguraron a la revista que no les dijeron nada sobre las cláusulas contractuales antes de su llegada a Ucrania. “Para mí es engañoso. Te venden un sueño : puedes ayudar al pueblo ucraniano!, pero luego te lanzan al peor lugar posible en una zona de guerra ”, afirmó Priday a la publicación. 

Finalmente, se negó a firmar el contrato y convencer a 20 voluntarios para que  siguieran su ejemplo. Tras pasar menos de diez horas en el suelo ucraniano, el hombre abandonó la base y fue hasta la frontera haciendo autostop.

Cláusulas con letras pequeñitas

Estas condiciones “contractuales” de los mercenarios, tienden a ser coincidentes, independientemente de donde se desarrolle el conflicto. Historias de ex soldados latinoamericanos que fueron reclutados para combatir en las guerras de Estados Unidos en el Medio Oriente, ilustran una situación similar, pues los combatientes colombianos eran los más buscados por ser «baratos» y «eficaces», pero sobre todo por su experiencia en la lucha antiguerrillera, según narraron los propios soldados que estuvieron en los frentes de batalla. 

En muchos casos, sin sospecharlo siquiera, los latinoamericanos combatieron para Estados Unidos «sin protección alguna ni armamento adecuado», y «en desventaja total frente a un enemigo mucho mejor armado, comentó el soldado retirado colombiano Francisco Landinez para la  AFP. 

Los mercenarios son de países como EE.UU., Francia, Afganistán, Siria, Irak, Noruega, Finlandia e incluso de países latinoamericanos como Brasil, Perú y Colombia.

Una de las razones que lleva a esos combatientes a Ucrania es el dinero. La otra va sujeta a ideologías, muchas veces radicales, y a la motivación mediática y cibernética.

«El proceso para alistar a los extranjeros que quieren ir a combatir resulta ser muy rápido porque están siendo reclutados como medida de urgencia, y eso hace que todo el proceso de negociación o de contratación, al ser muy rápido, no logre resolver todas las dudas para involucrarse en un conflicto de estos. Algunas de las dudas son, por ejemplo, cuáles son las garantías que debería tener la persona que está siendo contratada o que ya está recibiendo dinero para participar en las hostilidades», explicó a RT Andrés Macías, doctor en filosofía, estudios de paz y conflictos.

Los extranjeros que combaten desconociendo cualquier protocolo pueden dejar una grave huella en cualquier acción hacia la paz. Han llegado a ese territorio con la convicción de batallar en contra de quienes pretenden atacar comunidades civiles rusas, y de quienes han sido denominados por expertos como grupos neonazis.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Ígor Konashénkov, ya habría advirtido que Rusia «no tendrá piedad para los mercenarios, dondequiera que estén en el territorio de Ucrania», recalcó.