InicioMundoHaití exige cese de deportación masiva desde Rep. Dominicana

Haití exige cese de deportación masiva desde Rep. Dominicana

Organización de DDHH haitiana denuncia por lo menos 2.796 asesinatos en 2022, 85% fue víctima de tiroteos.

En el contexto de la crisis política y de violencia que sufre Haití, de la que se deriva la denuncia de al menos 2.796 asesinatos en 2022, decenas de manifestantes exigieron hoy en Puerto Príncipe, capital de la nación caribeña, el cese de las deportaciones masivas de sus connacionales desde la vecina República Dominicana.

Los manifestantes protestaron frente al consulado República Dominicana en la capital haitiana, donde denunciaron la violencia que infligen autoridades dominicanas a mujeres y niños haitiano al momento de retornarlos, sin mediación legal, a su país. Repudiaron que la práctica del Ejecutivo que preside Luis Abinader tiene un carácter racista y discriminatorio.

Vale destacar que según datos del Grupo de Apoyo a Refugiados y Repatriados que coinciden como declaraciones del coordinador general de la Oficina Nacional de Migración de Haití, Jean Negot Bonheur Delva, más de 50.000 migrantes haitianos fueron expulsados desde República Dominicana en tres meses, y al menos 1.000 eran niños no acompañados.

Ya el 11 de noviembre, Volker Türk, alto comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos, pidió a República Dominicana suspender las deportaciones de migrantes haitianos, ante la situación de caos, violencia y crisis política que vive su vecino.

“La incesante violencia armada y las violaciones sistemáticas a los derechos humanos en Haití no permiten en estos momentos el regreso seguro, digno y sostenible de los haitianos al país”, dijo Türk en una declaración y pidió la misma consideración a otros países, entre ellos Estados Unidos donde el Gobierno de Joseph Biden a imprimido especial represión contra los migrantes desde el inicio de la crisis en Haití.

Comparan a Abinader con Trujillo

En un comunicado de la Asamblea de los Pueblos del Caribe (APC) leído durante la protesta frente al consulado dominicano en la capital haitiana, el profesor y economista Camille Chalmers demandó el cese de las deportaciones masivas ordenadas por el Gobierno del presidente Luis Abinader, a quien acusó de ordenar a los militares un trato inhumano contra quienes son deportados.

Chalmers responsabilizó al presidente Abinader de la violencia y aseguró que recuerda las acciones del dictador Rafael Leónidas Trujillo (1891-1961) contra poblaciones pobres de las dos naciones que comparten la isla de La Española.

El texto de la APC señala que la práctica de deportaciones masivas no respeta los principios de convivencia y buena vecindad entre ambos países y pueblos, y cuestiona que los operativos se realizan contra personas cuyo único pecado es vivir en situación de irregularidad en territorio dominicano, destacó Telesur.

Chalmers , quien además es portavoz del partido Rasin Kan Pep La, instó al Gobierno dominicano a utilizar el diálogo sobre la base del respeto para hallar soluciones a la crisis migratoria y aseguró que el racismo, la discriminación, la xenofobia y el odio hacia los haitianos nunca podrán resolver dicha crisis.

También exigió a las autoridades dominicanas respetar los convenios internacionales, así como los principios de respeto a los derechos humanos de la Constitución de ese país.

Violencia deja miles de muertos este año

Colectivo Défenser Plus, una organización haitiana para la defensa de los derechos humanos, denunció que en lo que va de 2022 fueron asesinadas 2.769 personas sólo en la capital Puerto Príncipe. El informe ocurre a un año y cuatro meses de la crisis política y violencia pandillera que se desató tras el magnicidio del presidente Jovenel Moïse, el 7 de julio de 2021 a manos de mercenarios colombianos.

Antonal Mortimé, coordinador del Colectivo Défenser Plus, señaló que en el recrudecimiento de los crímenes a manos de grupos armados, 85% de las víctimas murieron en tiroteos y 25% por “ataques con cuchillo o violencia colectiva”. La escandalosa cifra no incluye a las víctimas que fallecieron en hospitales tras los ataques, lo aumenta el número total.

“En muchas ocasiones se ven cadáveres tirados, mientras todo el mundo sigue con sus actividades; como si no hubiera pasado nada. Como resultado, lo que debería haberse considerado trágico se considera normal”, lamentó Mortimé citado por Prensa Latina.

Los informes arrojan que grupos armados controlan las salidas norte y sur de la capital y los enfrentamientos provocaron al menos 500 muertes desde finales de abril, otros cientos de personas sufrieron heridas y más de 30 mil fueron forzadas a abandonar sus hogares.

Protestas en Haití por falta de combustible y alto costo de la vida. FOTO: @PlrLatina

La semana pasada, la Comisión Episcopal de Justicia y Paz; que en las últimas dos décadas lleva un recuento de las muertes violentas, denunció que 863 personas fueron asesinadas con arma de fuego entre enero y noviembre, y que de esa cifra 11 eran niños. El ente admitió que la cifra representa una estimación muy conservadora del total de víctimas.

El fantasma de otra misión de la ONU

Vale destacar que actualmente el Ejecutivo continúa encabezado por el primer ministro Ariel Henry, a quien Moïse pretendía destituir, y que la violencia de grupos armados que que controlan zonas estratégicas de la nación, es la excusa para no convocar a elecciones.

En octubre pasado, el Gobierno de Henry pidió desplegar tropas extranjeras en Haití para controlar a las pandillas, solicitud que se apresuraron a secundar los gobiernos de Estados Unidos y Canadá; quienes enviaron de inmediato vehículos, pero que es ampliamente repudiada por el pueblo llano haitiano que recuerda el saldo de abusos y violaciones sexuales que sufrieron a manos de los militares enviados por la ONU, de quienes se suponía debían recibir protección. Varios países se mostraron reticentes a la opción de una nueva misión en Haití, y miles de haitianos se movilizaron contra una nueva intervención.

Haití sin la ONU? Balances y perspectivas de más de una década de la  MINUSTAH | Nueva Sociedad
La llamada MINUSTAH dejó un saldo de violencia sexual por parte de los cascos azules

Vale recordar la llamada MINUSTAH; misión de Paz de Naciones Unidas que operó entre 2004 y 2017, de la cual, según investigaciones de universidades y organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, dejó un saldo de más de 250 historias de niños engendrados por “cascos azules”, como un eufemismo de violaciones sexuales de tropas de la ONU que debían proteger a la población.

1 COMENTARIO

  1. Otro ejemplo de “mirar a otro lado ” de la Comisión de los DD.HH. y los paises democráticos occidentales.
    Se repite el mismo esquema : no es en Cuba, ni Venezuela, ni Nicaragua, ni Bolivia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí