Helada de España se ve desde el espacio y Madrid es zona catastrófica

Los habitantes del centro de la península sufren las peores consecuencias de la helada. Foto satélite Sentinel-3

Un frío manto cubre gran parte de España en la fotografía captada por el satélite Sentinel-3 del sistema Copernicus de la Agencia Espacial Europea (ESA), tras las fuertes nevadas caídas en España en los últimos días al paso de la borrasca Filomena.

La imagen, tomada el martes 12 de enero a las 11.40 CET (hora central europea) por uno de los satélites, revela el estado del país tras las copiosas precipitaciones de nieve caídas durante el fin de semana que representan la nevada más abundante en cinco décadas, explica este miércoles la ESA.

La borrasca Filomena, que afectó al país el pasado fin de semana, ha cubierto con una gruesa capa de nieve gran parte de España y una de las comunidades autónomas más afectadas ha sido Madrid al quedar colapsada, con carreteras impracticables y trenes cancelados, cuya radiografía se veía desde el espacio en blanco y negro, a través de una fotografía de uno de los satélites de la ESA captada este martes.

La gente en el centro de España está luchando porque una helada profunda sigue a las fuertes nevadas. Ayer, la temperatura descendió a –25 ° C en Molina de Aragón y Teruel, en las montañas al este de Madrid, la noche más fría de España en al menos 20 años.

Los habitantes del centro peninsular continúan sufriendo los estragos de la ola de frío a través de las fuertes heladas que sucedieron a la nevada con valores térmicos de hasta los -25 grados.

Sentinel-3 de Copernicus conforma una misión de dos satélites y cada uno de ellos transporta un conjunto de instrumentos avanzados que miden sistemáticamente los océanos, suelo, hielo y atmósfera de la Tierra con el objeto de vigilar y comprender las dinámicas mundiales a gran escala.

Madrid solicitará declaración de zona catastrófica

El Ayuntamiento de Madrid estima en cientos de millones de euros los daños y pérdidas causados por el temporal Filomena, lo que llevará a la capital a solicitar este jueves la declaración de zona catastrófica. El primer edil ha elevado hasta 1.500 el número de calles que están hábiles para la circulación. El alcalde, José Luis Martínez Almeida, solicitará mañana jueves la declaración de zona catastrófica. “Se han constatado graves daños que ascienden a cientos de millones de euros producidos por el temporal de nieve Filomena”, ha afirmado el primer edil de la capital en su cuenta de Twitter.

Los técnicos tenían pensado finalizar a lo largo de este miércoles los informes con la evaluación general de los daños, según había anunciado a mediodía Almeida, sin dejar claro todavía si se iba a cursar la petición. “A nuestro juicio, indiciariamente, justificaría que se planteara la declaración de zona catastrófica”, ha señalado el primer edil en una visita a al centro de control de la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

“Es nuestra obligación solicitarlo”, ha añadido el alcalde en declaraciones en un programa de Cuatro, donde se ha mostrado convencido de que el Gobierno estudiará su petición y, solo entonces, una vez haya respuesta, el Consistorio se pronunciará. El Ayuntamiento busca con esta solicitud agilizar las indemnizaciones a los damnificados, retomar la actividad de la ciudad y compensar los gastos añadidos a los servicios municipales como consecuencia de la borrasca.

Las consecuencias se han dejado notar tanto en el sector público como en el privado. Se han visto afectados negocios de hostelería, comercios, vehículos, edificios, la red de transporte público y miles de árboles. Está en preparación un contrato de emergencia para revisar en un plazo de 60 días todo el arbolado. Madrid vive bajo “una realidad compleja”, entiende el primer edil al tiempo que insiste en que el temporal fue el triple de lo previsto.

Agencias

Enlaces patrocinados