InicioMundoInicia debate de la Constituyente chilena

Inicia debate de la Constituyente chilena

La convención encargada de redactar la nueva Carta Magna en Chile dio inicio este lunes al debate de fondo de las normas constitucionales, lo que supone un hito para el proceso constituyente y tuvo lugar en el segundo aniversario de las grandes protestas contra la desigualdad.

«Por primera vez, los pueblos de Chile nos hemos sentado en una misma mesa plural y en condiciones de igualdad y horizontalidad a discutir y pensar un país donde la dignidad se haga costumbre», dijo la presidenta del órgano, Elisa Loncón.

La convención, integrada por 155 miembros -la mayor parte independientes de tendencia progresista-, «es hija de los anhelos y la movilización de los pueblos e inicia un diálogo esperado por décadas y quizás por siglos», indicó la académica mapuche.

«A dos años del despertar del nuevo Chile, damos rienda suelta a la imaginación. Son momentos hermosos los que nos toca vivir», agregó antes de dar inicio al debate constituyente.

Chile vivió a finales de 2019 la crisis social más grave desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que empezó como una protesta contra el alza en el precio del metro y se convirtió en una revuelta por un modelo económico más justo y más derechos sociales, con una treintena de muertos y miles de heridos.

Las revueltas dejaron episodios de violencia extrema con incendios, saqueos y destrucción de mobiliario público que llevaron a la Fiscalía a abrir más de 5.000 causas por delitos cometidos en las marchas, además de señalamientos por parte de la ONU contra las fuerzas de seguridad del Estado por violaciones a los derechos humanos.

El proceso constituyente se gestó precisamente en las protestas y fue la salida institucional y política que encontró el país para calmar las calles, pues la actual Carta Magna es heredada de la dictadura militar de Pinochet y es considerada el origen de las grandes desigualdades.

Dos tercios a favor

«Somos un poder constituyente originario, territorial, participativo y diverso, que emerge gracias a diferentes procesos de acumulación de malestar cuya historia comenzó hace muchos años y que hoy desemboca en la oportunidad de discutir, pensar y construir una nueva sociedad», afirmó por su parte el abogado y vicepresidente primero de la convención, Jaime Bassa.

La Presidenta mapuche, Elisa Loncón y el Vice presidente de la Convención Constitucional, Jaime Bassa

Desde su instalación el pasado julio, la convención se ha dedicado a consensuar el reglamento que regirá su funcionamiento y en el que se estableció que los artículos del nuevo texto deben ser aprobados por una mayoría de dos tercios, es decir, con un mínimo de 103 votos favorables de un total de 155.

En el reglamento también se definen las siete comisiones permanentes que trabajarán en el contenido constituyente y entre las que se encuentran Derechos Fundamentales; Sistema Político, Gobierno, Poder Legislativo y Sistema Electoral o Principios Constitucionales, Democracia, Nacionalidad y Ciudadanía, entre otras.

La convención, la primera del mundo con paridad de género y con representación indígena, tiene como plazo hasta mayo de 2022 para redactar la nueva Constitución, que deberá ser sometida a referéndum de voto obligatorio para su entrada en vigor. EFE