InicioMundoIntentan por cuarto día rescatar a niño marroquí de un pozo

Intentan por cuarto día rescatar a niño marroquí de un pozo

Equipos de rescate intentan por cuarto día consecutivo sacar con vida a un niño de cinco años que cayó en un pozo en un pueblo de Marruecos, reseñan agencias.

El día martes el niño cayó accidentalmente en un pozo seco, estrecho y de difícil acceso, excavado cerca de la casa familiar.

«Rayan estaba jugando y luego desapareció. Toda la familia se movilizó para buscarlo hasta que nos dimos cuenta de que se había caído al pozo», relató la madre del niño, quien dice tener la esperanza de que le devuelvan a su hijo con vida.

Los rescatistas introdujeron oxígeno y agua al fondo del estrecho pozo, lo que mantiene viva la esperanza de que Rayan aún esté vivo, reseñó la agencia AFP.

Las máquinas y todo el equipo de rescate continúan desplegados para despejar el terreno alrededor del pozo de 32 metros de profundidad.

Las autoridades locales explicaron que los equipos de rescate están realizando los últimos trabajos de perforación vertical para llegar al fondo del pozo.

Mientras perforan también estabilizan el terreno alrededor para poder excavar un túnel horizontal de tres metros para sacar al niño, evitando poner en peligro a los socorristas.

Estas complejas operaciones se llevan a cabo bajo la supervisión de ingenieros, topógrafos y equipos de protección civil, reseñó la agencia AFP.

Las autoridades explicaron que esta fase del rescate es delicada por el riesgo de desprendimiento debido a la naturaleza del suelo, ya que algunas capas son arenosas y otras rocosas.

«Ya casi hemos llegado. Llevamos tres días trabajando duro. Nos estamos cansando, pero todos los equipos de rescate están resistiendo a pesar de las circunstancias imprevistas», dijo Abdesalam Makoudi, jefe de obra.

Un equipo médico ha sido desplegado en el lugar del accidente para realizar los exámenes iniciales y las intervenciones de reanimación del niño una vez rescatado.

Además fue movilizado un helicóptero médico en caso de emergencia.

«Nuestros corazones están con la familia y rezamos a Dios para que vuelva a reencontrarse con sus familiares lo más pronto posible», declaró el portavoz del Ejecutivo, Mustapha Baitas.

Primeros intentos del rescate

Al principio, los equipos de rescate intentaron descender directamente al pozo, pero esta operación se abandonó porque el diámetro del pozo no supera los 45 centímetros.

También pensaron en ampliar el diámetro del pozo, pero fue imposible por el riesgo de desprendimiento. La única solución era cavar alrededor.

Habitantes de la región acudieron al lugar del accidente, lo que a veces dificulta las tareas de rescate.

«Hemos venido a ayudar a los socorristas. Llevamos tres días allí. Rayan es un niño de nuestra región, rezamos a Dios para que se salve», dijo un voluntario. «No nos iremos hasta que esté fuera del pozo», aseguró.

Un accidente similar ocurrió en España en 2019 cuando un niño de dos años murió tras caer en un pozo abandonado de 24 centímetros de diámetro y más de 100 metros de profundidad en Andalucía. Luego de una operación de gran envergadura los restos del menor fueron rescatados tras un despliegue que duró 13 días.