InicioCoronavirusInvestigarán otra fiesta ilegal del primer ministro británico

Investigarán otra fiesta ilegal del primer ministro británico

Nuevamente el primer ministro británico, Boris Johnson, fue señalado por supuestamente participar en una fiesta celebrada en su residencia oficial en 2020, en medio del confinamiento por la covid-19, reseñan agencias.

La televisora ITV mostró un correo electrónico en el que uno de los principales asesores de Johnson invitaba a un centenar de miembros del personal de Downing Street a una fiesta en los jardines de la residencia oficial de los gobernantes del Reino Unido el 20 de mayo de 2020.

En el mensaje se les pedía a los invitados que llevaran su propia bebida, y según los reportes, el primer ministro conservador se unió a la celebración junto a su esposa Carrie, señaló Prensa Latina.

La fiesta se habría celebrado en una época en que el país estaba bajo una cuarentena estricta por la pandemia de Covid-19 que prohibía las reuniones incluso en espacios abiertos, por lo que la Policía anunció este martes que estaba valorando la posibilidad de iniciar una investigación.

El Servicio de la Policía Metropolitana está al tanto de las noticias relacionadas con supuestas violaciones de las regulaciones de protección sanitaria en Downing Street el 20 de mayo de 2020, y estamos en contacto con la Oficina del Gabinete, aseguró el órgano policial en un comunicado.

Las revelaciones sobre la presunta fiesta de la primavera de 2020 se suman a otro escándalo que persigue a Johnson luego de la divulgación de un video en el que varios de sus ayudantes hablan en tono jocoso de un evento festivo celebrado ese año durante la Navidad, y que obligó al gobernante a ordenar una investigación interna.

Esta serie de noticias sobre fiestas y otros eventos en Downing Street son una burla para todos los que han seguido las reglas, incluso a un alto costo personal, dijo este martes la vicesecretaria del opositor Partido Laborista, Angela Rayner.

El Partido Liberal Demócrata también exigió una investigación a fondo de los reportes sobre la supuesta celebración en la residencia de Johnson, quien a raíz de las primeras revelaciones negó que su personal haya quebrantado las reglas de la cuarentena.