InicioMundoIzquierda francesa exige a Macron formar gobierno

Izquierda francesa exige a Macron formar gobierno

Subida de salarios, congelación de precios, regularizar migrantes y reconocer a Palestina, son algunas de sus peticiones.

El cordón sanitario y la unidad funcionaron, de modo que la alianza de izquierdas del Nuevo Frente Popular (NFP) venció en las elecciones legislativas de Francia. Pese a ganar la primera vuelta, la ultraderecha de Marine Le Pen ha quedado finalmente como tercera fuerza. De momento, la izquierda reclama aplicar su programa de Gobierno.

Tras la victoria, el líder de NFP, Jean-Luc Mélenchon, emplazó este domingo al presidente, Emmanuel Macron, a encargarles la formación de gobierno. Macron “tiene el deber de llamar al Nuevo Frente Popular a gobernar”, dijo. Según Mélenchon, el presidente “debe ceder y admitir esta derrota sin intentar eludirla de ningún modo”.

La izquierda francesa va a designar esta semana a un candidato a primer ministro para que sea nombrado y gobierne con su propio programa y no en coalición con la mayoría saliente del presidente Macron. No lo dice sólo Mélenchon, también los socialistas.

“Esta semana tenemos que ser capaces de preparar una candidatura”, subrayó este lunes en France Info el primer secretario del Partido Socialista, Olivier Faure, que insistió en que Macron tiene que reconocer que “ha sido derrotado” en las elecciones legislativas del 30 de junio y el 7 de julio. Faure no quiso entrar a comentar quién, más allá de excluir a Mélenchon. Señaló que que el elegido tendrá que “ser capaz de dialogar con el exterior” porque habrá que “ampliar” la mayoría relativa del NFP.

Las propuestas de la izquierda francesa

Durante la campaña, las cuarto formaciones del NFP han estado de acuerdo en dar forma a un programa común de 150 medidas. Destaca la subida del salario mínimo a 1.600 euros netos y aumentar el sueldo de los funcionarios en un 10%. Conectado a ello, quieren ajustar todos los salarios de acuerdo a una escala de indexación directamente ligada a la inflación y congelar los precios de las necesidades básicas, incluidos alimentos, energía y gas.

También quieren reducir la jubilación a los 60 años. La reforma de las pensiones impulsada por Macron subió esa edad de los 62 a los 64 años, teniendo como fecha límite para alcanzar esta cifra el año 2030. Esa reforma entró en vigor en septiembre de 2023 y fue aprobada sin mayoría en la cámara, gracias al artículo 49.3 que da esa potestad al presidente de la República.

Proponen un sistema que permita regularizar a los migrantes. Apuestan por crear una agencia de salvamento marítimo y terrestre para los inmigrantes indocumentados y facilitar la solicitud de visados. Quieren un estatuto para los “refugiados climáticos” y que la cobertura médica universal también llegue a los refugiados. Piden reabrir el Pacto Europeo de Migración (reforma del sistema de asilo de la UE) antes de que las normas entren en vigor en 2026.

Los partidos del NFP han mostrado su rechazo a las normas de gasto de la Unión Europea. Sobre la guerra de Ucrania, proponen seguir enviando ayuda militar sin que Francia intervenga de manera directa en el conflicto. Pero esta izquierda francesa unida no propone la salida de Francia de la OTAN. De hecho, Melenchon lo propuso en el pasado, pero hoy, recuerda France 24, mantiene una postura ambigua al respecto. Plantean el reconocimiento del estado de Palestina por parte de Francia y un embargo de armas a Israel.

fuenteAgencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí