InicioMundoLula: situación de yanomamis es crimen premeditado de Bolsonaro

Lula: situación de yanomamis es crimen premeditado de Bolsonaro

El lunes Brasil inicia investigación por genocidio contra el ultraderechista Bolsonaro

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva este domingo lamentó la situación que sufre el pueblo yanomami en el estado Roraima, fronterizo con Venezuela y aseguró que ésta va más allá de una crisis humanitaria y acusó al gobierno de Jair Bolsonaro de cometer “genocidio” y “delito premeditado” al alentar la invasión de mineros y desmontar políticas de asistencia a los pueblos indígenas. 

“Más que una crisis humanitaria, lo que vi en Roraima fue un genocidio. Un crimen premeditado contra los yanomami, cometido por un gobierno insensible al sufrimiento del pueblo brasileño”, señaló Lula en Twitter.

Una delegación presidencial integrada por ocho ministros visitó el hospital indígena y la Casa de Apoyo a la Salud Indígena, en Boa Vista En Roraima, a 270 km del territorio yanomaní. La visita al sitio se realizó un día después de que el Ministerio de Salud declarara la emergencia de salud pública en el territorio indígena, reseñó O Tempo.

En el mismo tema, el medio Hora do Povo destacó que durante el gobierno de Bolsonaro, el número de muertes de niños menores de 5 años por causas evitables aumentó un 29% en territorio yanomami y que durante los cuatro años del mandato del ultraderechista murieron 570 niños indígenas por enfermedades tratables.

También en Twitter, Lula señaló como factores de derecha aseguran que “en Brasil hay mucha tierra para pocos indígenas y que los indígenas están ocupando territorio brasileño”, pero quienes refiern esas afirmaciones ocultan que “en 1500 los pueblos indígenas eran dueños de todo Brasil”.

“Somos nosotros los que ocupamos lo que es de los primeros habitantes del país”, dijo el jefe de Estado.

Denunció como “Además del olvido y abandono del gobierno anterior (de Bolsonaro), la principal causa del genocidio es la invasión de 20.000 mineros ilegales, cuya presencia fue alentada por el expresidente”, dijo.

“Los mineros de oro envenenan los ríos con mercurio, causando destrucción y muerte”, denunció.

Investigan a Bolsonaro por genocidio a pueblo Yanomami

El ministro de Justicia y Seguridad Pública de Brasil, Flávio Dino, ordenó la apertura de una investigación sobre delitos de genocidio y delitos ambientales en la reserva indígena Yanomami, en el estado de Roraima, señala Telesur.

Trascendió que la investigación, que inicia este lunes 23 de enero, estará a cargo de la Policía Federal “para identificar a los responsables y sancionar a los culpables”, indicó el ministro Dino y agregó que “el presidente Lula determinó que las leyes se cumplan en todo el país. Y eso vamos a hacer en relación al sufrimiento criminal impuesto a los yanomamis. Hay fuertes indicios del delito de genocidio”.

El pasado sábado, Lula visitó Boa Vista, capital de Roraima, y desde allí denunció el estado de desnutrición que presentan los niños y adultos yanomamis y fue entonces cuando decretó la comisión para contener la tragedia humanitaria.

“Adultos que pesan como niños, niños que mueren de desnutrición, malaria, diarrea y otras enfermedades. Los pocos datos disponibles señalan que al menos 570 niños menores de 5 años perdieron la vida en territorio yanomami en los últimos 4 años, con enfermedades que podrían evitarse”, dijo Lula, citado por O Tempo.

Niños de tres años que pesan menos de 4 kilos 

“No somos capaces de contar los cuerpos”, dice un testigo a la plataforma de periodismo independiente Sumaúma, desde donde se divulgaron los datos de la tragedia humanitaria que vive el pueblo indígena a raíz de las políticas genocidas de Bolsonaro.

El trabajo, profesionales de la salud explican que la desnutrición es uno de los principales problemas para la población pediátrica yanomami y denuncia que un niño de 1.095 días, o 3 años, pesaba 3,6 kilos, es decir lo mismo que un recién nacido, mientras que 570 de esos niños no sobrevivieron a esa desnutrición.

“Eso significa que 570 pequeños indígenas podrían estar corriendo, riendo e inventando juegos, en este momento, si hubiera una adecuada atención en salud o acciones de prevención”, explica el informe de la red de periodistas.

También agrega que la cifra oficial ya supera en 29% a las registradas en los cuatro años de gobierno de Bolsonaro y denuncia “como el territorio sufrió un apagón estadístico durante el gobierno de extrema derecha” y advierte que “es probable que la realidad sea aún más aterradora”.

“Ese es el legado de Bolsonaro”, denuncia Sumaúma respecto a lo que calificó de genocidio.

Una serie de fotografías enviadas recientemente muestran cuerpos de niños y ancianos, con la piel cubriendo solo los huesos, tan debilitados que apenas parecen equilibrarse. “Costillas que parecen perforar los diminutos cuerpos contrastan con enormes vientres, poblados de gusanos”, denuncia Sumaúma, citado por Hora do Povo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí