Madrid se prepara para el primer día laborable de circulación restringida

Cerca de cinco millones de madrileños de diez grandes municipios, incluida la capital, viven con nuevas restricciones de movilidad para tratar de contener el coronavirus. EFE/Víctor Lerena

Madrid, capital de España y nueve grandes municipios limítrofes, todos afectados gravemente por la segunda ola de covid-19, afrontan este lunes el primer día laborable de prohibición de entrada y salida de personas de estos núcleos urbanos, salvo causa justificada, para contener la alta transmisión del coronavirus.

Las restricciones aplicadas en la región madrileña, decididas por el Gobierno de la nación, pondrán a prueba la circulación de automóviles en una amplia zona de elevada concentración poblacional, con cerca de cinco millones de habitantes, reseñó EFE.

A ellos se unen los cientos de miles de trabajadores que llegan diariamente de otras localidades madrileñas y de regiones colindantes.

Según los datos oficiales, España sobrepasa los 32.000 fallecidos y sigue a la cabeza de la Unión Europea en contagios acumulados (unos 800.000), con 269,5 infectados nuevos por cien mil habitantes en 14 días, por delante de Francia (225,4).

La incidencia es 2,4 veces mayor en la región de Madrid (647,9 casos), solo superada por la de Navarra (692,1), según informó el Ministerio de Sanidad el viernes pasado.

A falta de que la información se actualice el lunes, algunas regiones notificaron este domingo más casos, sobre todo Cataluña: 2.426 en 24 horas y 16 defunciones; y Andalucía: 1.138 y cuatro fallecidos.

Una playa de Valencia (este) amaneció hoy con 53.000 banderas de España, una por cada fallecido que la enfermedad ha causado en el país, según cálculos extraoficiales.

Normalidad ciudadana

Las medidas restrictivas se aplican con normalidad en la capital y los otros nueve municipios del sur y del este que están confinados perimetralmente desde la noche del viernes. Estarán vigentes al menos 14 días prorrogables, en función de cómo evolucione la situación epidémica de Madrid.

Las entradas y salidas están prohibidos, excepto por motivos laborales, médicos, de estudios y fuerza mayor, entre otros.

También se restringen las actividades sociales, religiosas, comerciales y de hostelería, con limitación del número de personas reunidas y de horarios para prevenir el contagio.

Los residentes pueden moverse libremente dentro de esas localidades, aunque se recomienda evitarlo.

Enlaces patrocinados