InicioMundoMinistro de Defensa de Colombia responderá por masacres en el Senado

Ministro de Defensa de Colombia responderá por masacres en el Senado

Militares colombianos asesinaron a civiles y los presentaron luego como narcococaleros

El ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, responderá este martes ante el Senado del Congreso por qué en operaciones militares en Puerto Leguízamo murieron 11 civiles, presentados después como “narcococaleros”, reseñan agencias.

Molano deberá presentarte en un debate de control político con el objetivo de brindar información y esclarecer acciones realizadas por el Ejército Nacional en las cuales fueron víctimas civiles y menores de edad.

El senador de Polo Democrático Iván Cepeda invitó a la ciudadanía a seguir este martes el debate de control político.

El pasado 28 y 29 de marzo, en una zona rural de Puerto Leguízamo, departamento de Putumayo, en una operación militar contra las disidencias de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia murieron 11 personas, entre ellos un menor y una autoridad indígena.

La pasada semana, representantes de la Cámara del Congreso pidieron que Molano sea separado de su cargo por su responsabilidad en la masacre.

María José Pizarro, de la Coalición Decentes, explicó que dicha operación no tuvo en cuenta los principios de distinción, de precaución y de proporcionalidad.

Se realizaron ataques indiscriminados contra civiles, desaparición forzada, tortura y ejecuciones extrajudiciales, puntualizó.

El pasado 26 de abril, Pizarro, quien destacó que el ministro de la Defensa no ha demostrado empatía por las personas fallecidas, considera que debe dejar el cargo.

«Asesinaron a civiles, menores de edad, indígenas, mujeres embarazadas y líderes comunitarios, los hicieron pasar como combatientes, alteraron la posición de los cuerpos, los movieron de lugar y les colocaron armamento», añadió.

Recalcó que los militares torturaron, avasallaron y causaron deliberadamente dolor y sufrimientos a la comunidad, manteniéndolos encerrados y en posiciones humillantes e inhumanas en la cancha de fútbol, en medio del sol y sin agua.

Además, violaron el Derecho Internacional Humanitario porque los miembros de la fuerza pública que participaron de la operación debieron estar plenamente identificados, con los uniformes propios de las fuerzas militares, indicó.

«Dieron órdenes de disparar desde el helicóptero sin tener un objetivo claro, según testimonios de la misma comunidad. Seguir afirmando que la operación fue legítima hace insostenible su permanencia (de Molano) al frente del Ministerio de Defensa», enfatizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí