InicioMundoMultitudinarias marchas hubo en toda Argentina

Multitudinarias marchas hubo en toda Argentina

En las principales ciudades salieron en defensa de la educación pública

Cientos de miles de personas se movilizaron ayer en las principales ciudades de Argentina en la histórica Marcha Federal Universitaria, convocada para exigir un mejor presupuesto y en rechazo a las políticas económicas de Javier Milei.

Medios locales estimaron que 800.000 personas se congregaron en la Plaza de Mayo de Buenos Aires, frente a la Casa Rosada (sede del Gobierno), en la mayor protesta contra Milei desde que el ultraderechista asumió la Presidencia de Argentina.

En la céntrica ciudad de Córdoba, centro estudiantil por excelencia de Argentina, los estudiantes y docentes se movilizaron masivamente desde las 11:00 hora local.

También hubo movilizaciones en las provincias de Santa Fe, Mendoza, Entre Ríos, Río Negro, Neuquén, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Misiones, San Juan, San Luis, Santiago del Estero, Catamarca y Chubut.

Al grito de “¡la universidad pública se defiende!” y “sin presupuesto no hay educación, sin educación no hay futuro”, docentes y estudiantes se concentraron frente al Congreso en Buenos Aires y partieron hacia la Plaza de Mayo, retando las amenazas represivas de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Las universidades se declararon en emergencia presupuestaria luego de que el Gobierno resolviera prorrogar para este año el mismo presupuesto que recibieron en 2023; no obstante, la inflación interanual en marzo rozó 290%.

Cacerolazo en cadena en rechazo a la “motosierra”

Un estruendoso cacerolazo pudo escucharse en distintos sectores de Buenos Aires durante y después de la cadena nacional en la que el ultraderechista presidente de Argentina, Javier Milei, se refirió a los supuestos avances en materia económica de su gestión.

La noche del lunes, tratando de contrarrestar la marcha universitaria convocada para este martes, el mandatario aseguró que con su “plan motosierra” el país alcanzó por primera vez en 16 años un superávit fiscal.

Sin embargo, mientras las cacerolas resonaban en toda la capital, distintos analistas rechazaron tal aseveración, asegurando que todo se debe al gigantesco recorte en el gasto público, sobre todo la reducción en un 35% de las jubilaciones y la paralización de las obras públicas que ha impactado negativamente en la industria de la construcción, llevando a miles de trabajadores al desempleo.

Además, recordaron los brutales incrementos de hasta 500% en los servicios públicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí