InicioCoronavirusNiños estadounidenses pronto podrían ser inmunizados contra el covid-19

Niños estadounidenses pronto podrían ser inmunizados contra el covid-19

Unos 28 millones de niños de 5 a 11 años pronto podrían tener acceso a la vacuna anticovid de Pfizer en Estados Unidos, luego de que esa farmacéutica presentara el jueves una solicitud de autorización de emergencia para este tramo de edad.

Las primeras inyecciones podrían comenzar dentro de unas semanas, tras el estudio de los datos por parte de las autoridades sanitarias estadounidenses.

La ampliación de la disponibilidad de la vacuna a aproximadamente 28 millones más de niños estadounidenses se considera otro hito en la lucha contra el virus y se produce en medio de un aumento alarmante de infecciones graves en los jóvenes debido a la variante delta extra contagiosa.

“Dado que los nuevos casos en niños en Estados Unidos continúan en un nivel alto, esta solicitud es un paso importante en nuestros esfuerzos continuos contra el covid-19”, tuiteó la farmacéutica estadounidense Pfizer, que desarrolló su vacuna con el laboratorio alemán BioNTech

La agencia reguladora de medicamentos de Estados Unidos, la FDA, señaló que, tras la presentación formal de la solicitud, pueden pasar “algunas semanas” hasta que las dosis efectivamente se puedan administrar a niños pequeños. 

La FDA ya tiene programada una reunión el 26 de octubre con su comité asesor, que tendrá que dar su opinión antes de que se conceda oficialmente la autorización. 

Los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC), principal agencia federal de salud pública del país, deberán luego publicar las recomendaciones precisas de uso para los profesionales sanitarios que administran las dosis.

Si todo sale según lo previsto, los niños comprendidos en esa franja “podrán ser vacunados antes de Halloween”, el 31 de octubre, aseguró en un tuit Andy Slavitt, quien asesoró a la Casa Blanca durante la pandemia.

En Estados Unidos se estima que hay 28 millones de niños de entre 5 y 11 años, según datos de 2019 de la Oficina del Censo.  

“Estamos listos, tenemos los suministros”, dijo a CNN el jueves por la mañana Jeff Zients, coordinador de respuesta a la pandemia de la Casa Blanca. 

Unos la esperan, otros le temen

Muchos padres han estado esperando ansiosamente la aprobación de las vacunas para sus hijos pequeños, especialmente desde el comienzo del año escolar y el regreso de las clases presenciales. 

“Mi hijo me preguntó sobre la práctica de deportes. Después de que te vacunen. Preguntó sobre volver a ver a sus primos. Después de que te vacunen. Muchos de nuestros planes están en suspenso ”, dijo Sarah Staffiere de Waterville, Maine, cuyo hijo de 7 años tiene una enfermedad inmune poco común que ha obligado a la familia a ser más cautelosa durante la pandemia.

“Cuando esté vacunado, le devolverá la vida a nuestra familia”, dijo.

Según una encuesta de la Kaiser Family Foundation a finales de septiembre, entre padres con un hijo de entre 5 y 11 años, alrededor de un tercio dice que lo vacunarán lo antes posible. Otro tercio dice que esperará antes de tomar una decisión, y un cuarto dice que no lo vacunará. 

Las personas más jóvenes tienen menos probabilidades de desarrollar casos graves, pero aún pueden enfermarse y ser transmisores del virus dentro de la población. 

Las autoridades sanitarias se centrarán en particular, durante su estudio de los datos, en los riesgos de miocarditis, una inflamación del músculo cardíaco que se ha demostrado que se observa con mayor frecuencia en adultos jóvenes y adolescentes tras la vacunación anticovid con inmunizantes de Pfizer y Moderna, que utilizan tecnología de ARN mensajero.

El número de niños que participan en ensayos clínicos se ha por lo tanto ampliado, a petición de las autoridades sanitarias, para permitir una mejor detección de estos posibles efectos secundarios raros. 

La cuestión será determinar los beneficios y los riesgos de la administración de la vacuna en estos niños. 

Heather Miller, madre de cuatro hijos de Dexter, Maine, dijo que quiere esperar a que se realicen estudios de seguimiento sobre la vacuna. “No estoy 100% en contra de conseguirlo eventualmente, pero en cierto modo caigo en la categoría de ‘no ahora, espera y verás’”, dijo a la AP.

Cindy Schilling, directora de una escuela primaria en Virginia Occidental, que ocupa el último lugar en el porcentaje de residentes completamente vacunados, dijo que ha sido un comienzo de año difícil porque muchos niños dan positivo o están en cuarentena en diferentes momentos, lo que dificulta profesores y estudiantes para mantener el rumbo.

Aún así, dijo que a menudo escucha a los padres decir que están más preocupados por los efectos de la vacuna que por el covid-19.