Nueva York vuelve a cerrar las escuelas por incremento de contagios

En Nueva York, la ciudad estadounidense más afectada durante la primavera boreal, el número de test positivos –que permaneció un tiempo cerca del 1%– aumenta ahora diariamente y el viernes superó, por primera vez, el umbral crítico del 3%.

El alcalde Bill de Blasio, que a finales de septiembre reabrió las escuelas públicas siguiendo un modelo semipresencial, instó a los padres de alumnos a “prepararse” para su cierre el lunes.

Con más de 23.000 muertos registrados en la metrópolis, aún está muy vivo el recuerdo de los camiones morgue y las tiendas erigidas delante de los hospitales en marzo y abril.

“Tendremos que cerrar todo”, advirtió el viernes Michael Mina, epidemiólogo de Harvard. “Y si no cerramos todo o buscamos alguna otra salida, la festividad de Acción de Gracias conducirá a otra explosión masiva de casos”.

El presidente estadounidense, Donald Trump, contrario a los confinamientos, que deciden los gobernadores en cada Estado, insiste que la solución pasa por distribuir cuanto antes las primeras dosis de una vacuna.

Esa distribución, para las personas en situación de riesgo, podría llegar en “cuestión de semanas”, dijo Trump el viernes.

En medio del optimismo por las noticias prometedoras de una vacuna contra el covid-19, la desconfianza de la población hacia la inmunización podría socavar el producto más eficaz, advirtió la división de inmunización de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Enlaces patrocinados