Nuevo Congreso en El Salvador destituye a jueces criticados por Bukele

Esta es la primera acción de este recien juramentado parlamento

La nueva Asamblea Legislativa de El Salvador, dominada por los aliados del presidente Nayib Bukele, tomó posesión este sábado y como primera medida destituyó a los jueces que integran la Sala Constitucional de la Corte Suprema, que adoptó decisiones incómodas para el mandatario.

“Con 64 votos a favor, 19 en contra y un ausente, queda aprobado el decreto que destituye a los magistrados”, declaró el presidente de la Asamblea, Ernesto Castro. La decisión retiró del cargo a los cinco miembros de la sala constitucional y a sus suplentes. El Parlamento nombró de inmediato a sus reemplazantes.

La mayoría parlamentaria acusa a los magistrados de esta sala de haber emitido sentencias “arbitrarias”, según reseña de AFP.

“Y el pueblo salvadoreño, a través de sus representantes, dijo: ¡DESTITUIDOS!”, enfatizó Bukele al ser aprobada la destitución.

Sin embargo, pese a ya haber sido relevados del cargo, los miembros destituidos de esta sala, encargada de velar por el cumplimiento de la Carta Magna, declararon “la inconstitucionalidad del decreto de destitución”, porque “viola la forma de gobierno republicana”.

En su sentencia denunciaron la intención de “suprimir los controles efectivos hacia los órganos Ejecutivo y Legislativo”, necesario para la República y para la defensa de la democracia.

Bukele ha librado una batalla contra la ahora saliente Sala de lo Constitucional, que le bloqueó al menos 15 normas relacionadas con el manejo de la pandemia a mediados del 2020, la mayoría sobre regímenes de excepción. El tribunal consideró que vulneraba derechos fundamentales de la ciudadanía.

La Sala de lo Constitucional es una de las cuatro salas que componen la Corte Suprema. Su misión es resolver demandas de inconstitucionalidad, hábeas corpus y controversias entre los poderes del Estado.

Sus actuales miembros habían sido designados por el Parlamento saliente, controlado por la oposición a Bukele. La Constitución también permite al Parlamento destituirlos “por causas específicas, previamente establecidas por la ley”.

“Existen claras evidencias de que los magistrados actuales no reúnen los méritos para un rol tan fundamental”, dijo el diputado del oficialista Nuevas Ideas (NI), Caleb Navarro, y consideró que removerlos era una medida de protección para la población.

Los parlamentarios de la oposición, que ahora representan una pequeña minoría, cuestionaron la forma en que se destituyó a los magistrados, sin que se les cite a la Asamblea o se escuchen sus argumentos.

“Cómo grupo parlamentario no seremos cómplices del golpe de estado”, comentó la legisladora Anabel Belloso, de la exguerrilla Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>