InicioMundoOMS reconoce la inequidad en salud y vacunas como mayor error de...

OMS reconoce la inequidad en salud y vacunas como mayor error de 2021

La Organización Mundial de la Salud reconoció que la inequidad en los servicios de salud y en el acceso a las vacunas contra el covid-19 fue el mayor error de la humanidad el pasado año 2021.

El director de ese ente, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló que la desigualdad en los procesos de inmunización aniquila a las personas, los puestos de trabajo y socava la recuperación económica mundial.

“Mientras hay países por administrar una cuarta dosis de vacunas, otros ni siquiera han cubierto a su personal sanitario o población en riesgo. No es la forma de acabar con la pandemia. Nadie estará a salvo hasta que todos lo estemos”, apuntó durante la conferencia de prensa virtual.

Indicó que al ritmo actual de vacunación, 109 países no podrán inmunizar completamente al 70 por ciento de su población a principios de julio de 2022, reseñó la agencia Prensa Latina.

Recalcó que la aparición de todas las variantes consideradas de preocupación como Alfa, Beta, Delta, Gamma y Ómicron refleja que, en parte debido a las bajas tasas de vacunación se ha creado el entorno perfecto para la aparición de cada una de ellas.

“La semana pasada, se informó el mayor número de casos de covid-19 hasta ahora y debemos tener en cuenta que están por debajo de los reales pues las cifras informadas no reflejan la suma de pruebas durante las vacaciones, los tests caseros positivos no registrados y los sistemas de vigilancia sobrecargados que no detectan casos en todo el mundo”, afirmó.

Sobre los efectos de la variante Ómicron, manifestó que de ninguna manera debe clasificarse como “leve”.

“Me preocupa mucho que Ómicron sea más transmisible y circulando al mismo tiempo que Delta, está provocando un tsunami de casos. Al igual que las variantes anteriores, está hospitalizando a la gente y causando fallecimientos”, acotó.

Explicó que “el tsunami” de casos es tan grande y rápido que está abrumando los sistemas de salud y los hospitales se están volviendo superpoblados y faltos de personal, y eso provoca más muertes, las cuales pudieran ser evitables.

Dijo, además, que es posible que las vacunas de primera generación no detengan todas las infecciones y la transmisión, pero siguen siendo muy eficaces para reducir las hospitalizaciones y los decesos por este virus SARS-CoV-2.

“Necesitamos equidad en la adquisición de vacunas, en los tratamientos, la aplicación de las pruebas. Equidad, equidad y nada más que equidad”, concluyó.