InicioCoronavirusONU pide equidad en la distribución mundial de las vacunas anticovid

ONU pide equidad en la distribución mundial de las vacunas anticovid

El secretario general de la ONU, António Guterres, pidió este lunes equidad en la distribución de las vacunas y una vigilancia continua contra el coronavirus, ya que las muertes mundiales por covid-19 superaron los 5 millones, reseñó la agencia Xinhua.

«Hoy, la familia humana cruza un nuevo umbral doloroso: 5 millones de vidas perdidas por el covid-19», dijo a través de un comunicado. «Este hito devastador nos recuerda que estamos fallando a gran parte del mundo».

Si bien los países ricos están comenzando a brindar las terceras dosis de la vacuna, solo alrededor del 5 por ciento de las personas en África están plenamente vacunadas. Es una vergüenza mundial, resaltó.

El límite de cinco millones, abundó Guterres, también debería ser una advertencia clara: no se puede disminuir la protección contra el virus. Aún hay más muertes, hospitales sobrepoblados, trabajadores de la salud agotados, y el riesgo de que nuevas variantes se propaguen y se cobren más vidas.

Al mismo tiempo, otras amenazas peligrosas continúan permitiendo que el covid-19 se propague: la desinformación, la acumulación de vacunas y el nacionalismo de las mismas, junto con la falta de solidaridad global, dijo.

«Insto a los líderes mundiales a que apoyen plenamente la estrategia mundial de vacunación que lancé con la Organización Mundial de la Salud el mes pasado. Necesitamos llevar las vacunas a los brazos del 40 por ciento de las personas en todos los países para fines de este año, y al 70 por ciento para a mediados de 2022», argumentó Guterres.

Sería un error pensar que la pandemia ha terminado, continuó el jefe de la ONU. A medida que las restricciones disminuyen en muchos lugares, existe la necesidad de combinar las inoculaciones con la vigilancia, incluso a través de medidas de salud pública inteligentes y comprobadas como la obligación de llevar mascarilla y el distanciamiento social.

«La mejor manera de honrar a esos 5 millones de vidas perdidas y apoyar a los trabajadores de la salud que luchan contra este virus todos los días es hacer realidad la equidad en las vacunas acelerando nuestros esfuerzos y asegurando la máxima vigilancia para derrotar al virus», subrayó Guterres.