InicioMundoPerú: tras 47 muertos investigan a Boluarte por genocidio

Perú: tras 47 muertos investigan a Boluarte por genocidio

La fiscal que persiguió a Castillo ahora dice que investigará a Boluarte tras la masacre

En medio de la crisis política en Perú, la Fiscalía de esa nación abrió investigación preliminar contra la presidenta Dina Boluarte, tres ministros y dos exministros, por presunto genocidio, homicidio calificado y lesiones graves tras los 47 fallecidos y decenas de heridos por la brutal represión a las manifestaciones contra el Congreso y el Ejecutivo interino de Boluarte que designó ese Parlamento tras deponer al mandatario Pedro Castillo.

El Ministerio Público peruano informó en Twitter que la fiscal general, Patricia Benavides, dispuso iniciar la investigación preliminar contra Boluarte; el presidente del Consejo de Ministros, Alberto Otárola; el ministro del Interior, Víctor Rojas, y el ministro de Defensa, Jorge Chávez.

Es importante destacar que la misma fiscal que ahora investigaría a quien fue vicepresidenta de Castillo, es también quien emprendió la persecución judicial contra Castillo y contribuyó abiertamente a la crisis que hoy atraviesa esa nación andina, donde continúan las protestas, con cierres de vías, que son brutalmente reprimidas por militares y policías bajo las órdenes del Gobierno de Boluarte.

La investigación preliminar, asegura el despacho de Benavides, es por los presuntos delitos de genocidio, homicidio calificado y lesiones graves, cometidos por las autoridades durante las manifestaciones en los meses de diciembre de 2022 y enero de 2023 en las regiones de Apurímac, La Libertad, Puno, Junín, Arequipa y Ayacucho, precisó el Ministerio Público.

De esos trágicos episodios destaca la más reciente matanza, este lunes de 17 manifestantes en Puno, donde también resultó muerto un policía de quien se informa fue quemado vivo en medio de la reyerta homicida.

Homenaje a víctimas de la masacre en Juliaca

En Juliaca, departamento de Puno, decenas de personas rindieron homenaje a las víctimas de la masacre registrada el pasado lunes como consecuencia de la represión de las fuerzas de seguridad contra las manifestaciones, reseñó Telesur.

Por las calles de esa ciudad fueron llevados los féretros de los 17 fallecidos e imágenes de las víctimas, mientras que sus familiares exigen justicia. Además, en la Plaza de Armas de Juliaca también realizaron una misa en horas de la tarde para posteriormente darles el último adiós.

Homenaje a las 17 víctimas de la masacre en Cusco por la que investigarían a Boluarte Foto: @JaimeHerreraCaj
“Dolorosas imágenes de Juliaca hoy… Los cuerpos de quienes fueron acribillados por la policía el último lunes… Entre ellos dos adolecentes y un médico que auxiliaba a los heridos” Foto: @JaimeHerreraCaj

Todos fueron baleados en Juliaca

Trascendió también que en Puno, donde ocurrió la masacre por la que la fiscal Benavides aseguró que investiga, al menos preliminarmente, a Boluarte, el fiscal provincial, Guido Pilco, declaró a un medio local que la invetigación arroja que todos los manifestantes asesinados durante la masacre fueron baleados.

“Concluidos ya estos procedimientos de todas estas personas que han fallecido, se tiene como conclusión determinante que las causas de muerte se corroboran, en todos los casos sin excepción, que han sido ocasionadas por proyectil de arma de fuego”, dijo el funcionario judicial citado por medios locales.

Los 17 manifestantes víctimas de la masacre fueron baleados, según la investigación de la fiscalía provincial de Puno
Fuerzas policiales dispararon en contra de los manifestantes en Juliaca, en el departamento de Puno. Foto: EFE

Tras la masacre del lunes en la ciudad de Juliaca, departamento de Puno, Perú, la Defensoría del Pueblo de ese país informó de 17 muertos por la represión de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes que exigen la renuncia de Boluarte y el cierre del Congreso, los cuales se sumarían a otros 30 descensos a manos de las fuerzas del Gobierno interino.

La pena sería no menos de 20 años

La prensa peruana y agencias destacan que el delito de genocidio es castigado en ese país andino con cárcel por no menor de 20 años y se entiende como cometer una matanza de miembros de un grupo, lesiones graves a los miembros de un grupo o el sometimiento de un grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física de manera total o parcial, entre otras circunstancias.

Tal descripción del delito de lesa humanidad coincidiría plenamente con las denuncias que se emiten desde los sectores que protestan y exigen elecciones adelantadas para un Parlamento con poderes constituyentes, pero especialmente el cierre del actual Congreso, al que repudian tras la destitución y posterior arresto de Castillo, quien habría decretado, sin ningún respaldo o efecto, el cierre por nueve meses de ese Legislativo y convocó a elecciones para una Asamblea Constituyente, es decir, lo que ahora exigen quienes son masacrados en las calles.

En otras palabras, el gobierno de Boluarte, nombrada por el Congreso para evitar su cierre y nuevas elecciones para cambiar la Constitución peruana, lleva 47 muertos en las calles de quienes piden exactamente lo que llevó a Castillo al fin de su mandato, luego de menos de dos años de gestión durante los cuales enfrentó cuatro mociones de vacancia, siendo exitosa la última, y el cerco político y judicial desde el Legislativo y la Fiscalía.

Al menos otro herido por represión es en Cusco

Respecto a las movilizaciones en Perú, Telesur reseñó este miércoles que la nación vivió otra jornada de intensas protestas en varias regiones para exigir la renuncia de Boluarte, nuevas elecciones generales, el cierre del Congreso, la libertad del expresidente Pedro Castillo y una Asamblea Constituyente.

El colaborador de Telesur en Perú, Jaime Herrera, indicó que en la región de Cusco, al centro del país “un grupo de manifestantes encabezados por algunas organizaciones sociales y representantes del gremio de construcción civil trataron de llegar al Aeropuerto Alejandro Velasco Astete donde fueron reprimidos por la policía de manera bastante violenta”. Al momento de su reporte se registraba al menos un herido en Cusco a raíz de la represión de las fuerzas policiales.

Mientras que medios comunitarios peruanos denunciaron cómo, en Cusco, fuerzas policiales utilizaron gases lacrimógenos y perdigones contra las personas que salieron a las calles y que en Apurimac, región al oeste de Cusco, pobladores se sumaron a las movilizaciones para reiterar los pedidos de renuncia de Boluarte, el cierre del Congreso y nuevas elecciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí