InicioMundoPiden a Boric reformar los Carabineros en Chile

Piden a Boric reformar los Carabineros en Chile

La petición se hizo tras una nueva jornada de represión en la Región Metropolitana

Representantes de organizaciones sociales, legisladores y miembros del Partido Comunista de Chile exigieron al presidente Gabriel Boric, quien asumió las riendas del gobierno el 11 de marzo, que emprenda una reforma profunda en los protocolos de los Carabineros de Chile, la institución policial que integra las Fuerzas de Orden y Seguridad.

La petición se hace tras una jornada de represión registrada el viernes contra los manifestantes que se encontraban en la Plaza de la Dignidad, ubicada en la Región Metropolitana, para reclamar la liberación de los presos políticos del estallido social de 2019; y se haga justicia ante todos los crímenes y violaciones de Derechos Humanos cometidos durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Más de 30 carros policiales, entre lanza aguas, lanzagases, y camionetas institucionales se situaron en las inmediaciones de la Plaza Dignidad, donde reprimieron indiscriminadamente a los manifestantes dejando un saldo de al menos dos heridos y tres detenidos, reseñó Telesur.

Ante este escenario, algunos diputados exigieron reformar el cuerpo de Carabineros, fundada en 1927.

«Urge una reforma profunda en Carabineros de Chile a fin de imponer estricto apego a las normas de respeto a los derechos humanos, obligación ineludible del Estado chileno», afirmó la diputada Carmen Hertz.

En agosto del año pasado la Comisión de Derechos Humanos de la Convención Constitucional de Chile aprobó una propuesta para reformar a los Carabineros para que sea manejada por una institucionalidad civil y no por el Ejército.

La propuesta no avanzó más de lo esperado por la sociedad civil. En enero de este año Boric sostuvo contactos con el director de los Carabineros, el general Ricardo Yánez, y adelantó que le transmitió una «buena disposición» para «enfrentar un proceso de reforma» en la institución.

En esa oportunidad, Boric afirmó que se debe «mejorar la eficacia de la policía» y apuntó sobre una «redistribución de la dotación» de los cuerpos de seguridad en función «de las necesidades y el nivel de ingreso de cada comuna».

Chile vivió a finales de 2019 la crisis social más grave desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), con una treintena de muertos y miles de heridos, además de señalamientos por violaciones a los derechos humanos hacia las fuerzas de seguridad.

Las críticas contra el cuerpo policial, otrora bien valorado por la ciudadanía, se intensificaron desde entonces y se les ha acusado de violar los Derechos Humanos de forma constante.