InicioMundoPrimer testigo en juicio de Milagro Sala fue presionada por el MP

Primer testigo en juicio de Milagro Sala fue presionada por el MP

Esta nueva causa contra Sala fue cerrada en 2012 y se volvió a abrir en 2017. El testigo acusó al jefe del Ministerio Público de coaccionarlo

Una persona que fue llamada en carácter de testigo en el nuevo juicio contra la activista argentina Milagro Sala – que comenzó este jueves – denunció que fue presionada por el Ministerio Público para que se encargara de acusar a la activista.

De acuerdo con el medio local Página 12, el testigo acusó directamente al jefe del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Sergio Lello Sánchez, funcionario leal al gobernador Gerardo Morales, para que “declare bien” en el caso.

“Declarar bien” significaba, según el mensaje que recibió, comprometer por lo menos a uno de los acusados, Alberto Bellido, que por entonces era abogado de la activista argentina.

A cambio de esto, detalla el medio local, le devolverían el trabajo, de donde lo echaron a hace algo más de tres años, y le darían los sueldos no percibidos todo este tiempo.

El hombre se llama José Luis Ruiz y hoy vive en situación de indigencia.

En concreto, Ruiz declaró que recibió dos especies de “aprietes” distintos; uno que fue orquestado por la policía que lo siguió durante mucho tiempo, y otro el jueves de la semana pasada.

En este último apriete fue cuando se le pidió a Ruiz que declare en contra del abogado de Sala, a cambio de su reincorporación a donde estaba trabajando.

Sánchez, había ordenado a Ruiz que dijera que el abogado de Sala habría participado de la sustracción del expediente y la supuesta quema posterior.

Lello Sánchez “es una suerte de gran titiritero de las causas que involucran a Milagro Sala y su entorno que, como queda a la vista incluso con este caso, no paran de multiplicarse a fuerza de armados y relatos bajo presión”, refiere el medio local.

Causa contra Sala fue cerrada en 2012

Cabe recordar que esta nueva causa contra Sala fue cerrada en 2012 y se volvió a abrir en 2017.

Esto, luego de que Alejandro Pilo Mansilla, exintegrante de la Tupac denunciara ante Fiscalía que él sabía del robo del expediente, que presenció su quema y que la orden la había dado Milagro Sala.

Pese a esta aparente confesión, nunca fue imputado, pero logró la resurrección de la causa.

El juicio se da dos meses después de que la activista fuese internada, tras sufrir una trombosis venosa profunda.

En ese momento, la defensa denunció «hostigamiento» por parte del personal policial que la custodia.

«El diagnóstico es una trombosis venosa profunda y no hay duda. La evolución es diaria y hasta ahora es buena», explicó este mediodía Luis Freijó, jefe del servicio de Cardiología y de la unidad coronaria, para luego agregar que se encontraba «compensada y bajo tratamiento médico».

 Sala permanece detenida desde el 16 de enero de del 2016 y, desde ese momento, se multiplicaron los pedidos de distintas organizaciones por su libertad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí