Problemas informáticos interrumpen las clases en EEUU

Foto: AP

Estudiantes de todo Estados Unidos se encontraron con problemas informáticos el martes cuando comenzaron el año escolar con instrucción en línea en casa debido al coronavirus, lo que se suma a la lista de problemas que han empujado a muchos padres acosados ​​al papel de ayudantes de maestros y persona de soporte técnico.

La plataforma de aprendizaje en línea Blackboard, que proporciona tecnología para 70 de los 100 distritos más grandes del país y atiende a más de 20 millones de estudiantes estadounidenses desde jardín de infantes hasta el grado 12, informó que los sitios web no se cargaban o se cargaban lentamente, y los usuarios no podían registrarse en el primer día de escuela.

Tres de los distritos más grandes de Texas, Houston, Dallas y Fort Worth, se vieron afectados por problemas técnicos, al igual que los sistemas escolares en lugares como Idaho y Kansas. Un ataque de ransomware obligó a las escuelas de Hartford, Connecticut, a posponer el inicio de las clases virtuales y presenciales el martes.

En otras partes del país, el sistema de Seattle colapsó la semana pasada. Un programa de aprendizaje en línea que se usaba en Alabama y otros lugares desapareció recientemente. Y la plataforma de Carolina del Norte colapsó el primer día de clases el mes pasado.

Rowan, el hijo de 8 años de Amanda Mills, se despertó emocionado de comenzar su primer día de tercer grado, a pesar de que estaba en línea a través del distrito escolar más grande de Idaho, con sede en la ciudad de Meridian, en las afueras de Boise. Pero tuvieron problemas incluso después de practicar el inicio de sesión sin problemas el lunes.

“Pase lo que pase, lo resolveremos y haremos que funcione como podamos, y confiaremos en la paciencia de esos maestros que se enfrentan a sus propios obstáculos”, dijo Mills. «Es un mundo extraño y salvaje en este momento».

Las vacaciones de verano les dieron a los distritos escolares tiempo para solucionar los problemas que surgieron cuando el virus los obligó a cambiar a clases en línea en la primavera. Pero el nuevo año escolar ya ha estado plagado por algunos de los mismos problemas, sin un final a la vista para el brote que ha infectado a más de 6,3 millones de personas y ha matado a 189.000 en EE. UU.

Erik Rasmussen, un residente de Falls Church, Virginia, que tiene tres hijos que toman clases en línea, dijo que regularmente se enfrenta a fallas en la computadora y períodos de atención breves. El padre divorciado tiene a sus hijos la mitad del tiempo.

“Pones a tus hijos frente a la computadora y luego yo voy a hacer mi trabajo, pero los niños son niños, van a apagar la función de video y comenzar a jugar”, dijo.

En el sistema escolar de Houston, con 209.000 estudiantes, un servicio de alojamiento web se cayó, lo que causó problemas a las familias cuando intentaron ingresar al portal principal de trabajo de clase del distrito. Las familias recibieron un enlace diferente para acceder al portal hasta que los problemas se resolvieron alrededor del mediodía.

Los distritos de Dallas y Fort Worth dijeron que estaban trabajando para solucionar problemas con sus líneas telefónicas y sitios web.

“En este año escolar sin precedentes, debemos permanecer flexibles y adaptarnos rápidamente a las condiciones y circunstancias cambiantes como lo notamos esta mañana”, dijo la superintendente interina de Houston, Grenita Lathan.

Blackboard Inc. anunció a última hora de la tarde, aproximadamente cuando terminó la jornada escolar en la mitad oriental del país, que se había restablecido el servicio normal.

El distrito escolar más grande de Florida, en el condado de Miami-Dade, les había asegurado a los padres que había consolidado diferentes programas en una plataforma que sería más fácil de navegar. Pero los fallos de software y los ciberataques interrumpieron la primera semana del nuevo año escolar que comenzó el 31 de agosto.

Un estudiante de secundaria fue arrestado y acusado de orquestar una serie de cortes de red. Los administradores escolares creen que otras personas pueden estar haciendo lo mismo.

Christy Rodríguez, de 36 años, dijo que las clases de niños de tercer y cuarto grado tuvieron problemas de conexión durante la primera semana de clases.

“Se perdieron cuatro días completos”, dijo. «O alguien no puede continuar, o la pantalla se queda en blanco, o el maestro no puede escuchar a los niños, así que el maestro simplemente cierra la sesión y luego envía un mensaje a los padres».

Rodríguez dijo que se vio obligada a trabajar hasta altas horas de la noche porque sus hijos necesitan ayuda para solucionar problemas de conexión.

“Los profesores están frustrados. Los niños están frustrados. Espero que pronto abran escuelas ”, dijo.

Otra madre, Alessandra Martínez, dijo que su hijo de 7 años ha tenido problemas con los inicios de sesión, las contraseñas y los problemas de conexión. Tuvo un colapso el viernes cuando lo trasladaron a un grupo más pequeño, pero no vio al maestro y no sabía lo que se suponía que debía estar haciendo.

“A su edad, todo se amplifica y se siente como algo importante”, dijo Martínez. /AP.

Enlaces patrocinados