Putin reconoce a Lukashenko, pero la UE le pide no intervenir

Foto: Referencial/archivo

Rusia considera válidas y legítimas las recientes elecciones presidenciales de Bielorrusia, al tiempo que cuestiona la honestidad de los que rechazan los resultados de esos comicios, declaró el líder ruso, Vladímir Putin.

«Sostenemos que las elecciones fueron válidas. Nosotros —yo lo hice enseguida— reconocimos su legitimidad. Y como ustedes saben, felicité a Alexandr Grigórievich Lukashenko por su victoria en esas elecciones», señaló Putin en una entrevista con la cadena Rossiya 1.

El mandatario ruso recordó que las autoridades bielorrusas invitaron a la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (OIDDH) de la OSCE a que participara en la observación electoral, sin embargo esa invitación no fue aprovechada.

Por su parte, Serguéi Lavrov, canciller ruso, recordó cómo terminó el arbitraje de Alemania, Polonia y Francia en Ucrania en 2014, cuando los cancilleres de los tres países europeos avalaron el acuerdo alcanzado entre el presidente ucraniano de entonces Víctor Yanukóvich y la oposición, pero «a la mañana siguiente la oposición cambió de idea» y promovió un golpe de Estado. 

Putin ya había  anunciado el jueves estar listo para enviar hombres a Bielorrusia si degeneraban las protestas contra la controvertida reelección de Lukashenko del 9 de agosto.

Sin embargo, el jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, pidió el viernes a Rusia abstenerse de intervenir en la crisis de Bielorrusia y «respetar las elecciones democráticas» de los bielorrusos.

«Solo al pueblo bielorruso le incumbe determinar su propio futuro. Si Rusia cree en la independencia y la soberanía de una nación, debe respetar los deseos y elecciones democráticas del pueblo bielorruso», dijo Borrell a la prensa.

Este viernes, Lukashenko acusó a los occidentales de querer derrocarlo con el fin de debilitar a Moscú, y dijo que su país era «sólo un trampolín hacia Rusia, como siempre», según la agencia de prensa estatal Belta.

Lista negra

La reunión de cancilleres en Berlín sirvió para aprobar una lista de una veintena de responsables del régimen bielorruso que serán sometidos a sanciones y prohibición de viajar a la UE, señalados por su participación en las controvertidas elecciones o en la represión contra los opositores, reportó AFP.

Borrell indicó a la prensa que la lista aumentará en los próximos días» e incluiría a «altos funcionarios» del régimen. 

Sin embargo, no respondió a una consulta sobre si se incluirá o no a Lukashenko, un asunto que divide a los europeos.

«Yo creo que debe de estar en la lista», declaró el ministro de Asuntos Exteriores de Lituania, Linas Linkevicius, cuyo país acogió a la opositora Svetlana Tijanóvskaya, quien se enfrentó a Lukashenko en los comicios y reivindica la victoria.

Su homólogo luxemburgués Jean Asselborn, en cambio, llamó a la prudencia, al estimar que incluir a Likashenko podría obstaculizar los esfuerzos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que el 17 de agosto propuso una mediación en Minsk.

El presidente en ejercicio de la OSCE, el primer ministro albanés Edi Rama, denunció en Viena la situación «profundamente alarmante» en Bielorrusia, exhortando al régimen de Lukashenko a aceptar la mediación.

AGENCIAS

Enlaces patrocinados