InicioMundoRechazan apelación de Pedro Castillo a su detención por "rebelión"

Rechazan apelación de Pedro Castillo a su detención por “rebelión”

Castillo seguirá en prisión por flagrancia en el delito de rebelión; con opción a conspiración, aunque al momento de ser detenido no había orden en su contra ni protagonizaba tal sedición

En medio de las protestas en Perú exigiendo elecciones adelantadas que incluyan una constituyente, la disolución del Parlamento y a favor de la libertad y restitución del depuesto mandatario Pedro Castillo, la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de ese país andino rechazó este martes el recurso de apelación presentado por la defensa del destituido mandatario para dejar sin efecto su detención preliminar de siete días bajo el cargo de “rebelión”.

Es importante referir que Guillermo Olivera, abogado de Castillo, señaló el viernes a la prensa que el depuesto mandatario “en ningún momento ha hecho un acto tendiente a variar la forma de gobierno” ni convocó a las fuerzas armadas ni les ordenó nada para que se le impute por rebelión, lo que significaría que la detención es arbitraria.

Agregó Olivera que la detención de Castillo por parte de los policías que debían trasladarlo “es terriblemente arbitraria, ilícita, delictiva… porque esos policías que lo detienen no tienen competencia alguna para detener a quien no están constatando en estado de flagrancia”, señaló y aseguró que, tal como lo hizo, su primera acción como defensor sería “apelar la resolución que confirma la detención provisional; preliminar que ordenó el juez a pedido del fiscal… es el primer paso”.

Aseguró que se trató de “una detención preliminar arbitraria porque fue detenido por los policías sin que ellos constaten el estado de flagrancia del delito” y señaló que no hubo mandato judicial para efectuar el arresto del ahora expresidente.

https://youtu.be/6lLiLXFz36E

Detenido no por lo que hizo sino por lo quiso hacer

Vale destacar que, estando ya detenido Castillo, el poder judicial peruano anunció en twitter que el Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria evaluaría “en audiencia hoy jueves 8 de diciembre a partir de las 10:00 a. m. requerimiento de detención preliminar por flagrancia contra expresidente Pedro Castillo Terrones, investigado por delito de rebelión”, por lo que los argumentos de Olivera deberían ser suficientes para la excarcelación del depuesto mandatario.

Sin embargo, a pesar del alegato de detención ilícita y arbitraria porque no había una orden judicial; sino supuestas llamadas de unos superiores que ahora no pueden ser identificados y de que no habría flagrancia porque al momento de ser detenido no estaba protagonizando ninguna rebelión, el poder Judicial peruano desestimó la apelación.

En cambio, el juez encargado de rechazar el pedido dela defensa, César San Martín, quien preside la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema, señaló, leyendo la sentencia que “el plazo acordado de siete días planteado por el Ministerio Público es razonable, por lo tanto, la apelación debe desestimarse”.

San Martín arguyó que, aunque Castillo no se alzó en armas —según la perspectiva típica del delito de rebelión—, es “imperante” el anuncio del mandatario de sus intenciones de cerrar el Congreso, así como intervenir el poder Judicial, y agregó que Pedro Castillo, “al instaurar un gobierno de emergencia excepcional quería alterar el ordenamiento constitucional y la paz pública”, aunque tal gobierno nunca se instauró.

Nunca cometí ningún delito de conspiración ni rebelión

Durante la audiencia, Castillo tuvo una brevísima oportunidad de tomar la palabra y la usó para asegurar su inocencia y su injusta detención, y especialmente agradeció a los peruanos que protestan por su liberación la movilización.

“Nunca cometí ningún delito de conspiración ni rebelión… Estoy injusta y arbitrariamente detenido, no estoy por ladrón, por violador ni corrupto ni matón”, dijo el ahora exmandatario.

Agradeció a los peruanos que enfrenta la represión en las calles pidiendo su liberación, por “su confianza y su esfuerzo y su lucha… Jamás renunciaré ni abandonaré esta causa popular que me ha traído acá”, dijo durante la audiencia.

Más tarde Castillo, quien acusa a Dina Boluarte; designada por el mismo Congreso que lo destituyó como jefa de Estado para terminar el período presidencial, como responsable de la violenta represión a los manifestantes que deja un saldo de al menos siete fallecidos y cientos de heridos, a través de otro manuscrito difundido en twitter instó a las fuerzas armadas a detener el derramamiento de sangre.

“Ante los graves hechos de masacre a mi pueblo, exhorto a la Policía Nacional y a las Fuerzas Armadas a deponer las armas a fin de parar el derramamiento de sangre de mi pueblo”, escribió.

“Señora Dina (Boluarte): mire el lugar que ocupa. La hago responsable a usted y todo su círculo que la acompaña, del feroz ataque a mis compatriotas. Hago un llamado al pueblo para seguir alertas y optimistas”, señaló en la misiva manuscrita que rubricó y fue mostrada en el tuit.

Vale destacar que Boluarte fue electa en fórmula con Castillo para ejercer la vicepresidencia y fue nombrada primera mandataria peruana por el mismo Congreso que lo destituyó; mismo Parlamento que hasta el día anterior a la investidura a la primera mujer en ocupar ese cargo en Perú, la acusaba de corrupción en el mismo esquema de persecución contra miembros del Gobierno de Castillo, por lo que éste se vio obligado a realizar cien nombramientos en menos de año y medio de gestión.

La Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso de Perú decidió, muy oportunamente, el lunes; dos días antes de la moción de censura contra Castillo con la cual lo destituyeron, archivar las denuncias contra la vicepresidenta, Dina Boluarte, por corrupción, tras señalarla de una supuesta infracción a la Constitución por gestionar un club privado en el momento que ejercía un cargo público.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí