InicioMundoEn EEUU antivacunas usan la religión para evitar inmunizarse

En EEUU antivacunas usan la religión para evitar inmunizarse

Muchos empleados federales se están cobijando en la llamada exención religiosa para evitar la obligatoriedad de ser vacunados, según la orden girada por el Gobierno de Joe Biden para impulsar la vacunación masiva en Estados Unidos. El Departamento de Trabajo ha dicho que se puede negar una adaptación si causa una carga indebida.

Cada vez con mayor frecuencia las exenciones religiosas son usadas por personas para evitar ser vacunadas, no solo contra el covid-19, sino contra otros virus que existen desde hace muchos años. Sobre todo muchos padres están esquivando la obligatoriedad de ciertas vacunas para sus hijos en edad escolar.

Según se desprende de una publicación de AP, una creencia religiosa no tiene que ser reconocida por una religión organizada y puede ser nueva, inusual o “parecer ilógica o irrazonable a los demás”, de acuerdo con las reglas establecidas por la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo. Pero no puede basarse únicamente en ideas políticas o sociales.

Eso coloca a los empleadores en la posición de determinar qué es una creencia religiosa legítima y qué es una evasión.

Muchas denominaciones religiosas importantes no tienen objeciones a las vacunas covid-19. Pero el lanzamiento ha provocado acalorados debates debido al papel desde hace mucho tiempo que las líneas celulares derivadas del tejido fetal han desempeñado, directa o indirectamente, en la investigación y el desarrollo de diversas vacunas y medicamentos.

En Nueva York, los legisladores estatales intentaron hacer que la vacuna fuera obligatoria para los trabajadores médicos, sin exenciones religiosas. El martes, un juez federal bloqueó la regla porque carecía de la opción de exclusión.

Entre los protestantes evangélicos blancos, el grupo religioso con menos probabilidades de haber sido vacunado, el 33% dice que no recibirán la vacuna.

Los católicos están convocados a vacunarse

Pese a que algunos líderes religiosos han catalogado vacunas como la de J&J como «moralmente comprometida» por estar basadas en células derivadas de fetos abortados, la oficina de doctrina del Vaticano ha aprobado el uso de este fármaco. El mismo Papa Francisco ha dicho que sería un “suicidio” no recibir la vacuna.

Una encuesta de AP-NORC de agosto encontró que el 58% de los protestantes evangélicos blancos, el 72% de los protestantes blancos de la línea principal, el 80% de los católicos y el 73% de los estadounidenses que no están afiliados a ninguna religión dicen que han sido vacunados. El setenta por ciento de los protestantes no blancos dicen que lo han sido, incluido el 70% de los protestantes negros.

En Tulsa, Oklahoma, el pastor Jackson Lahmeyer está ofreciendo un formulario de “exención religiosa” en el sitio web de su iglesia para descargar, junto con enlaces para sugerencias de donaciones a la iglesia. 

Cualquier persona interesada puede obtener el formulario firmado por un líder religioso. Dijo en Twitter que más de 14.000 personas lo han descargado. Escribió que lo asombroso era «cuántos pastores se niegan a firmar el formulario para los miembros de su iglesia». Dijo que puede firmar si alguien se une a la iglesia y dona.

¿Cómo obtienen las exenciones religiosas?

Obtener una exención religiosa no es tan simple como producir un formulario firmado por un líder religioso. Los brotes de sarampión en las escuelas durante la última década llevaron a algunos estados a cambiar sus políticas. Algunos ahora requieren una declaración jurada firmada por un líder religioso, en lugar de un formulario en línea. 

Hasta el martes, más de 3.800 trabajadores habían solicitado exenciones religiosas. Hasta el momento, se han aprobado 737, pero los funcionarios enfatizaron que una exención no garantiza la continuidad del empleo.

Una vez que se aprueba la exención, cada agencia de trabajo tiene que evaluar la posición del empleado y si la persona todavía puede hacer el trabajo con una adaptación mientras se garantiza un lugar de trabajo seguro. Hasta el momento se han concedido siete adaptaciones.

El formulario pide a las personas que lo firmen y den fe de que “mi creencia religiosa sincera es consistente y verdadera y no uso o no usaré” ninguno de los medicamentos enumerados.