InicioMundoRenunció ministro de la Defensa peruano

Renunció ministro de la Defensa peruano

El ministro peruano de Defensa, Walter Ayala, renunció hoy bajo presiones políticas y mediáticas generadas por acusaciones que le imputan el intento de lograr el ascenso irregular de tres militares al grado de general.

Ayala ratificó en su mensaje de renuncia, por Twitter, que son falsas las acusaciones lanzadas por los relevados jefes del Ejército, José Vizcarra, y la Fuerza Aérea, Jorge Chaparro, quienes insinúan que fueron reemplazados como represalia por no aceptar las supuestas recomendaciones del hasta hoy ministro.

“He demostrado fehaciente actuación legal y correcta en proceso de ascenso y relevo militar. Asumo total responsabilidad política del mismo, por ello, como demócrata, renuncio irrevocablemente”, escribió el ministro y agradeció al presidente Pedro Castillo por haberlo designado, reseñó Prensa Latina

El titular de Defensa puso su cargo a disposición del jefe de Estado el 8 de noviembre, tras las declaraciones de los mandos relevados, pero el mandatario no aceptó su virtual dimisión, convertida este domingo en irrevocable.

“Basta de politiquería ¡Dejen Gobernar!”, agregó Ayala, quien es investigado por el Ministerio Público, junto al secretario de la Presidencia, Bruno Pacheco, a raíz de las acusaciones de Vizcarra y Chaparro contra ambos.

Además, el Parlamento, bajo fuerte influencia de la derecha extrema, acordó interpelar a Ayala en los próximos días y era inminente que el evento culminara con la censura o virtual destitución de Ayala, según analistas.

Tras las afirmaciones de los generales reemplazados por el presidente Castillo, el titular compareció dos veces ante la comisión de Defensa y negó las acusaciones, argumentando que la lista de ascensos presentada por los jefes de las Fuerzas Armadas se ejecutó sin alteración ni reparo alguno.

Acusó inclusive a los jubilados Vizcarra y Chaparro de actuar por motivaciones políticas y fundamentó la legalidad de la decisión de Castillo como jefe supremo de las Fuerzas Armadas, por estar facultado a cambiar en cualquier momento y sin explicación alguna a los miembros de la cúpula militar. El ministro de Justicia, Aníbal Torres, reafirmó esa potestad presidencial y acusó a exmilitares congresistas, protagonistas de la campaña de acusaciones al Gobierno por el cese de Vizcarra y Chaparro, falsear la verdad y generar desconcierto.

El objetivo de esos exaltos oficiales, dijo, “tiene una única finalidad, la de vacar (destituir) al presidente de la República y para eso no han sido elegidos”.

Tras las acusaciones, un pequeño grupo de manifestantes cercanos a las bancadas de extrema derecha del Parlamento salieron a las calles pidiendo la vacancia (destitución) de Castillo.